¿Y por qué no hay un Día del Hombre?

1898086_10153492520962446_1758654669443081156_n

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer. Estoy lista para las carreras de la Mujer en los ayuntamientos, los textos machistas de alguna asociación de mujeres, las camisetas de colores rosas o lilas, los detallitos de ramos de flores y los carteles cursis de las redes sociales. Estoy lista incluso para los que se quejan ese día no se entiende qué y dicen que debería haber un Día del Hombre, sin mucho argumentario. Creo que es necesario aclarar unas cosas muy básicas.

Fue la ONU la que eligió este Día con un objetivo concreto. Durante milenios las mujeres han tenido menos derechos y menos posibilidades de desarrollo que los hombres. Y la ONU quiere cambiar eso con políticas reales a nivel mundial.

“Queremos lograr un mundo en el que todas las mujeres y las niñas tengan las mismas oportunidades y los mismos derechos de aquí a 2030. “Demos el paso” pide a los gobiernos realizar compromisos nacionales que pongan fin a la brecha en la igualdad de género: desde leyes y políticas hasta planes de acción nacional e inversiones adecuadas. ¡Demos el paso! ¡AHORA es el momento!”

Pero la igualdad de derechos no ha existido en el pasado y la igualdad real sigue siendo un objetivo. El derecho al voto, a tener patrimonio personal, a decidir sobre su vida o su matrimonio, a ejercer cargos públicos o a estudiar le estaba vedado. El muchos lugares del mundo nacer mujer es peor que nacer esclavo. Y en las sociedades occidentales siguen existiendo situaciones de desigualdad aunque queramos negarlas. Las mujeres, la mitad del género humano, han tenido una situación de opresión. Y están saliendo de ello.

Podemos, si nos interesa el tema, acudir a cualquier fuente que añada a esta somera explicación los detalles de porqué es este día, el 8 de marzo, el elegido, pero resumiendo, se trata de recordar las luchas de las mujeres a fines del XIX y comienzos del XX para conseguir unos derechos igualitarios y el camino que queda por recorrer para que el machismo desaparezca de hecho en cualquier lugar del planeta.

Pero si queréis un Día del Hombre no seré yo la que niegue que podría hacerse. Ya tenemos un Día de los Derechos Humanos pero, conforme, las injusticias también han afectado a los hombres. Incluso algunas injusticias las han sufrido los hombres por el hecho de serlo. El sistema patriarcal también los daña.

Los hombres son nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros amantes y nuestros hijos. Muchos hombres se han levantado contra las injusticias, se han matado trabajando en condiciones inhumanas para procurar sustento a sus familias, han levantado la voz por nuestros derechos y por los derechos de todos. El machismo también daña a los hombres. La violencia del patriarcado también los ha dañado y los sigue dañando. En muchas guerras, mientras las mujeres eran violadas y esclavizadas, los varones eran asesinados en masa por ser varones, para que cuando crecieran no pudieran levantarse de nuevo contra los opresores. Millones de niños fueron lanzados de las murallas para que se reventaran en el suelo solo por ser varones. Millones de niños nacieron fruto de las violaciones que sufrieron sus madres o fueron abandonados porque el hombre que los engendró no quiso preocuparse de sus cuidados, dejando a las mujeres sin recursos para criarlos. Millones de niños han visto, durante la Historia de la Humanidad, que sus propios padres mataban a sus madres. Millones de niños son víctimas de violación, prostitución y abusos sexuales y, como son varones, callan. Os han enseñado que hay que ser duros y os han mutilado muchas capacidades que, como seres humanos, tenéis.

El patriarcado, el machismo, educa a los niños para que sean agresivos, obliga a los hombres a ir a guerras a las que no quieren ir, y les niega el derecho a la ternura, a la pena, a la dulzura, haciéndoles esconder sus sentimientos y sufrimiento porque los “hombres no lloran”.

Llorad con nosotras. Celebrad con nosotras lo que hemos logrado. Somos vuestras abuelas, madres, amigas, esposas, amantes e hijas. Queremos celebrar este Día por nuestras caídas, por las injusticias que hemos sufrido, por la lucha que nos queda. Queremos reivindicar, y que entendáis, al menos. Si no soís capaces de uniros en la lucha por la igualdad de derechos, calláos, no hagáis el ridículo, no mandéis flores ni compartáis carteles machistas, no digáis que no hay nada que conseguir ya porque parece que sois idiotas o vivís en otro planeta.

Queremos seguir luchando por la libertad, la justicia y la igualdad de derechos. Para nosotras y nuestras hijas. Con vosotros y para vosotros. Para que no nos dañe el machismo a ningún ser humano más, tampoco a vosotros.

 

Mireia Long. Co-directora y fundadora de La Pedagogía Blanca. Experta en antropología de la crianza y la educación, en pensamiento divergente, en establecer límites sin castigos y comunicación no-violenta, en aprendizaje online y cooperativo, en organización de espacios educativos y en altas capacidades.
Licenciada en Geografía e Historia, profesora, conferenciante, madre homeschooler. Ha trabajado además como periodista, publicista y actriz. Autora de los libros: “Una nueva maternidad” y “Una nueva paternidad”.
http://www.pedagogiablanca.net/
http://mireialong.com/

2 comments for “¿Y por qué no hay un Día del Hombre?

  1. 8 marzo, 2016 at 09:29

    Grande Mireia!
    el patriarcado es una mierda y nos hace daño a todos

  2. 8 marzo, 2016 at 10:15

    Tengo la suerte de vivir rodeada de esos hombres que apoyan la lucha de las mujeres y que se revelan contra el patriarcado, que luchan porque todos seamos tratados como personas independientemente de nuestro género.
    No se podía haber expresado de mejor forma.
    Enhorabuena, Mireia.

Comments are closed.