Un amor de verano 6

“De entre todas las formas posibles de prudencia, la única que puede resultar fatal para la felicidad es la prudencia en el amor”
― Bertrand RussellThe Conquest of Happiness

 

Te recuerdo que esta historia va por entregas, así que si has llegado aquí, empieza leyendo las entradas de la 1 a la 5

 

Una vez, y sé que era en mi terraza, y supongo que estábamos sentados en la mesa destartalada ( una mesa que ya no cuenta con su silla correspondiente porque una noche, completamente borracha, me senté sobre la silla y la silla se rompió en pedazos, estando él delante y dañándome yo la espalda pero sobre todo la dignidad y la autoestima), me preguntó que qué había visto yo en él. Lo mismo le podría haber preguntado yo. Dos personas tan inseguras no podían creerse lo que estaba pasando. Esa máxima de Groucho Marx que dice ” nunca pertenecería a un club que me admitiera a mí como socio”. En mi caso, no me lo acababa de creer porque él era demasiado guapo ( en realidad, un hombre nunca es demasiado guapo) y porque su pasado no inducía a creer nada bueno de él. En su caso, porque yo era mucho más culta que él ( en realidad, no lo era tanto, pero tengo mucho barniz)  y estaba situada en una posición socialmente más visible. Le vine a decir que si uno espera encontrar a la persona absolutamente perfecta nunca va a encontrar a nadie, y que lo máximo a lo que podemos aspirar es a encontrar a alguien imperfecto con el que podamos construir una historia que en algunos momentos se acerque a la perfección.

– ¿ Sabes por qué tengo el pelo tan largo?-  le pregunté ( El me había muchas veces que le encantaba mi pelo) – Porque no me corto las puntas.

– ¿ Y eso qué tiene que ver? – dijo él.

– Verás, si quieres el pelo cuidado debes ir al peluquero una vez cada mes y medio. Y cuando vas, el peluquero te corta las puntas para sanearte el pelo. Corta más o menos un centímetro. De forma que si vas al peluquero tendrás un melena impecable, brillante, saneadísima, pero nunca tendrás el pelo largo. Si quieres tener el pelo largo, tienes que tener las puntas abiertas

( Esta teoría por supuesto no se aplica a supermodelos y actrices que o bien llevan extensiones o bien tienen tiempo y dinero para pagarse y aplicarse tratamientos caros y laboriosos)

Esta teoría se puede explicar también a través de un cruce de mensajes que mantuvimos

 

El.

¿ Y, según tú, qué deberíamos hacer con esto que tenemos entre manos?

Yo

Barajo tres opciones…

Una. Confiar en que cuando te vuelva a ver, ambos hayamos dejado de gustarnos ( imposible)

Dos: Confiar en que yo sepa controlar y mantenerlo todo en perfil bajo (improbable)

Tres: Pasar de todo y tirarme a la piscina (suicida)

El

Bueno, si decides tirarte a la piscina, ya nos veremos. Suelo nadar por allí

 

 

6 comments for “Un amor de verano 6

  1. nekane
    28 agosto, 2014 at 11:02

    de mal a peorrrrrrrrrrrrr
    ya no te salva ni el groucho marx!
    y deja ya de autocalificarte como mujer más culta que los hombres que te gustan!, qué manido!.. y recurrente tú!
    comentario interminablemente pendiente de qué????
    solo oyes lo que quieres oír

  2. pilistina
    28 agosto, 2014 at 11:51

    …me dispongo a leerlo, pero antes quería decirte que me encantan los “apettaizzer” (creo que no lo he escrito bien, pero me refiero a las citas iniciales) 😀

  3. Cristina
    28 agosto, 2014 at 12:05

    Yo y me encanta!!!

  4. anna
    28 agosto, 2014 at 15:30

    Yo

  5. Joaquim
    28 agosto, 2014 at 17:24

    eso pasa también con las amistades, yo tengo la gran suerte de tener amigos y amigas mucho más inteligentes y cultos que yo pero nos entendemos la mar de bien y en cuanto al amor…
    la perfección es algo muy subjetivo, para mi una mujer perfecta es una mujer que irradíe bondad con la mirada y la sonrisa, da igual si es alta baja llenita…
    la bondad y la humanidad es lo que hace realmente bella a una mujer y que conste que no te estoy tirando los tejos ( o si)

  6. Paula
    1 septiembre, 2014 at 19:13

    Yo

Comments are closed.