TETAS PAGADAS ENTRE TODOS

moreno-perdon

Por David Hernández

Las críticas sobre el formato de telemendicidad en la televisión pública siguen creciendo. No sólo por cómo ‘Entre todos’ y ‘Tiene arreglo’ convierten en culebrones las desgracias de los ciudadanos, sino también porque, a lo largo del tiempo, se han descubierto varias estafas. Incluso la propia presentadora, Toñi Moreno, admitió públicamente haber sido engañada  por personas de su propia localidad que después utilizaron el dinero obtenido a través del espacio televisivo para comprarse una moto, pintar su caso o irse de vacaciones a hoteles de lujo.

El caso más llamativo, publicado en varios medios andaluces, es el de una invitada sevillana que acudió a uno de estos programas para obtener dinero aludiendo que no tenía ni para comer. Sin embargo, la cantidad recaudada a base de la solidaridad de los ciudadanos lo empleó en una operación para aumentar sus pechos.

Ayer, una lectora de Castellón, tras leer los dos artículos que hemos publicado sobre este asunto, me escribía comentándome el caso de un vecino de su localidad que acudió a ‘Entre todos’. Un joven de 21 años que pedía 13.000 euros para montar una empresa, aludiendo que su familia no tenía dinero ni para comer, que todos los meses les cortaban la luz durante varios días. “Resulta que este chico pertenece a una familia de dinero, de los que más propiedades tienen aquí en la zona,” me comentaba. Al día siguiente de la emisión del programa el barrio era “un hervidero de chismes y de indignación, es un despropósito.” Por ese motivo se pregunta: “¿Esto no se investiga antes?”

DESAVIO-ENTRE-TODOSHace un par de meses, el portal ‘Milanuncios’ recogía el traspaso de la primera tienda que abrió gracias al programa ‘Entre Todos’. Unos meses antes, el 2 de octubre, TVE celebraba en directo la apertura del local, que llevaba el nombre del programa. Un cartel rezaba: “Gracias por hacer mi sueño posible.” En él estaban escritos también los nombres de las personas que habían colaborado aportando dinero. Sin embargo, el negocio no ha salido adelante y han decidido traspasarlo. “Por no poder atender el negocio como quisiera, acepto furgoneta como parte de pago,” aclaraba el anuncio.

Uno de los muchos problemas de este programa es que no se investiga lo suficiente la situación de quienes solicitan ayuda, pero tampoco se estudia la viabilidad de los casos que pretenden invertir en la creación de un negocio. Y es que, parece que a la televisión pública, la que financiamos con el dinero de nuestros impuestos, lo único que le preocupa con el programa es hacernos creer que verdaderamente el Gobierno hace todo lo que puede y que quienes tenemos que ayudarnos entre nosotros somos los ciudadanos. Todo ello a la vez que juegan con los sentimientos y las necesidades de las personas, haciéndoles creer que la solución está en humillarse públicamente y que los servicios sociales no harán nada por ellos. Pero de estos problemas debe encargarse el Gobierno, en lugar de destruir el Estado del Bienestar, y también los servicios sociales. Los ciudadanos, si podemos colaborar, está bien que lo hagamos, la solidaridad es un valor muy importante, pero tenemos medios mejores, como ONGs y asociaciones.

Twitter: @_davidhernandez

9 comments for “TETAS PAGADAS ENTRE TODOS

  1. Encarni
    28 febrero, 2014 at 10:26

    Me parece un poco machista eso de criticar a alguien que se pone tetas. ¿Quién no se ha puesto tetas? A lo mejor, la mujer tenía un complejo horroroso. No se puede puede criticar así. La culpa es de la sociedad, que nos impulsa a tener pechos cada vez más grandes.

    • NoAlColtan
      28 febrero, 2014 at 12:09

      Encarni aqui no se esta hablando de la necesidad de tener pechos o no, se esta hablando de fraude, de mentir, de ir a un programa cuyo fin es ayudar a las personas para necesidades basicas como comer, pagar la luz o demas, no para un capricho .
      Esto es lo que sucede cuando ponen a periodistas para elaborar un diagnostico cuando no es su competencia, estos solo buscan audiencia y asi les van

  2. Pollofrito
    28 febrero, 2014 at 12:08

    Encarni, la mujer pedia dinero para poder comer un plato caliente, no para operarse sus queridos pechos, antes de comentar, leer con mas atención el texto.

  3. Noelia
    28 febrero, 2014 at 14:22

    Esto es lo que ocurre cuando personas no cualificadas en temas, necesidades o problemáticas sociales se ponen al frente para “intentar solucionar” es decir, esto es lo que ocurre cuando no se tiene en cuenta una metodología profesional.
    Me uno a esa gran masa de la sociedad que cree y está segura de que, es cuestionable la emisión de este Programa por la envergadura que ello conlleva. Cuestionable así mismo la forma y el contenido. Demasiados problemas, con alta gravedad y en los que no se tiene en cuenta una INTERVENCIÓN SOCIAL (tan necesaria y aquí inexistente). Por otro lado, existen unos datos que para profesionales de lo social son DATOS CONFIDENCIALES dónde existe una protección que aquí no se respeta.
    Todo este Programa se mueve por CARIDAD pero esta CARIDAD ni independiza ni promociona.

  4. Mina
    28 febrero, 2014 at 15:45

    Encarni, estás de broma, supongo… Conozco a un buen puñado de mujeres que jamás se operarían el pecho para aumentárselo ni aunque se encontraran mañana unos cuantos miles de euros y no supieran qué hacer con ellos. ¿En qué sociedad vives tú que sientes tanta presión por tener el pecho grande? Yo no siento ninguna… Es más, personalmente, prefiero mil veces mis tetas discretas que tener unos globos de talla 100, ni regaladas las quiero. Y te aseguro que estoy bastante a gusto con mi actual vida sexual, no noto yo que mi compañero me fuera a hacer más caso con más tetas, probablemente me diría que utilizásemos ese dinero para un viaje juntos, puestos a darnos un capricho… Pero, lo que importa: si empezamos a confundir frivolidad con necesidad, vamos mal.

  5. Rosa
    28 febrero, 2014 at 16:30

    Gracias por poner en evidencia claros ejemplos de intrusismo profesional.Los periodistas realizan sin duda una gran labor, pero deberían ser más conscientes de sus limitaciones y controlar el “todo vale”. Si no se profundiza y se busca el impacto a través de la sensibilidad se abre la puerta a que personas con pocos escrúpulos aprovechen de la situación.

  6. Geno
    28 febrero, 2014 at 17:13

    Así que estos programas no solo no ayudan sino que sirven para fomentar el egoísmo ya imperante. Y luego nos quejamos de los políticos, por lo visto en España aquí vale todo”. Así no vamos a ninguna parte…..

  7. Manuel Falco de Gean
    1 marzo, 2014 at 10:21

    Yo, conocía, personalmente, dos casos y eran fraude.

  8. Daniel
    1 marzo, 2014 at 12:42

    “el programa es hacernos creer que verdaderamente el Gobierno hace todo lo que puede y que quienes tenemos que ayudarnos entre nosotros somos los ciudadanos”

    Por estos motivos, el gobierno no da ayudas a cualquiera, al igual que los bancos. Así que esa cita tuya está un poco fuera de contexto.

    Desgraciadamente , la picaresca está en los genes “mediterráneos” y así nos va. Luego pagamos justos por pecadores.

Comments are closed.