Ser superdotada y madre de una superdotada

Me gustaría explicar por qué para mí es importante distinguir entre niños con Altas Capacidades de niños con superdotación. Todos los superdotados tenemos altas capacidades, pero se pueden tener altas capacidades no ser superdotado.
En ek colegio de mi hija hay un niño de altas capacidades.Pero no es superdotado. Saca sobresalientes en todo. Le han adelantado un curso. Pero, atención, este niño no es superdotado.Su propia madre me explicó que pasó el WAIS y no llegó al 130.
Mi hija es superdotada. Como los profesores confunden ” altas capacidades” con superdotación ( y lo confunden porque nadie les ha explicado la diferencia) no entienden por qué mi hija suspende todo. Creen que es porque ella es vaga o no está interesada. Y mi hija suspende por la misma razón que suspendía yo. Se duerme en clase. No puede seguir las clases. Porque el sistema escolar no está diseñado para las personas superdotadas, que tenemos un patrón cognitivo en arborescencia, diferente al patrón cognitivo lineal que es el que defiende nuestro sistema escolar. Es decir, aprendemos relacionando conceptos, no aprendiéndolos de memoria, mucho menos si tenemos que seguir clases o conferencias que van demasiado lentas para nosotros. Mi hija se duerme en clase, tal y como me dormía yo, porque su cerebro ” desconecta”
Lo que a mí me parece vergonzoso es que haya tantas psicólogos/as y psicoteapeuas, psicopedagogos/as que tampoco conozcan la diferencia entre términos. Y que se hagan un lío para colmo porque ellos no son superdotados. Sin ir mas lejos, mi hija pasó por tres psicólogas de la Comunidad de Madrid y una psicopedagoga y nadie se dio cuenta de que era superdotada. Nadie lo supuso siquiera. Y es muy superdotada, dio una puntuación muy alta. La única que se dio cuenta fue, precisamente, una psicóloga superdotada
Durante años yo he escondido lo que era precisamente para no generar rechazo. Pero ha llegado un momento en que lo quiero decir muy alto. Somos diferentes. Ni mejores ni peores, diferentes. Los niños superdotados necesitan ayuda en un sistema escolar que se convierte en muy duro para ellos. Los adultos superdotados necesitamos ayuda frente al miedo o al odio directamente que genera nuestra condición de diferentes, y el propio hecho de que yo me haya escondido durante cincuenta años de mi vida ya da fe de que sé de lo que hablo.
Y además, creo que los adultos superdotados debemos luchar para que otros niños no pasen por la tortura que tuvimos que pasar nosotros en el colegio y en el instituto. O que directamente, no se les expulse del sistema escolar y no lleguen nunca a la Universidad porque se los tome por tontos o vagos.
Conceptos a recordar:
Un superdotado tiene siempre altas capacidades de algún tipo ( casi siempre verbales, matemáticas y musicales. Y en muchas ocasiones también espaciales)
Pero tener altas capacidades no significa necesariamente que se sea superdotado siempre
De forma que mezclar estos conceptos es peligroso
El problema del superdotado no es que sea incomprendido o se aburra. Aunque eso viene de paso. El problema es que utiliza un PROCESO COGNITIVO EN ARBORESCENCIA ( pensamiento arborescente) mientras que el sistema escolar está pensado para personas que unan PROCESOS COGNITIVOS LINEALES
A veces la solución no es la aceleración. Simplemente, la solución pasa por que se le permita al niño estudiar de otra manera ( haciendo trabajos de forma constante, por ejemplo) y no se le fuerce a seguir clases lineales o a responder a unos ejercicios que no entiende porque ni siguiera ha podido seguir la exposición en clase
Lo que para mí es aterrador es que cuando yo era niña, en los años setenta, esto se sabía y en mi colegio de monjas y presuntamente conservador adaptaron sistema para mí. En muchas ocasiones se me enviaba a cuidar de niños pequeños o a ordenar la biblioteca y se me evaluaba a partir de trabajos diarios, por consejo del psicólogo del centro. A partir de entonces he tenido siempre matrículas de honor, también en la carrera.
A un niño de alta capacidad pero no superdotado ( es decir, a alguien con un CI entre 120-130 y con una extraordinaria memoria y capacidad de concentración y esfuerzo) le viene muy bien la aceleración. Para un superdotado que suspende la aceleración no sirve de nada. Seguirá suspendiendo y punto. Y se sentirá cada vez peor.
También hay que decir que mi hija ha sido un caso particular en el que se detectó que era superdotada tras que 4 psicólogos dijeran que no lo era, puesto que ni siquiera pasaron un WAIS. En el colegio la tenían por tonta y ella también se sentía así. Si nos acostumbramos a entender por “superdotado” a “niño que aprueba todo con muy buenas notas” seguiremos sin detectar a los superdotados.