Ser o no ser normal

 Esta nota a va a ser a la par una crítica de una película como un mensaje para todos aquellos que alguna vez habéis tenido la impresión de ser diferentes, de no encajar, de sentiros aislados, fuera de sitio.

Utilizaré la película para contaros algo más

La película se llama ” Requisitos para ser una persona normal”

En la película la protagonista siente que no es “normal” porque le falta aquello que hace de una persona una ” persona normal”

En concreto la protagonista no tiene

  • Trabajo
  • Vida familiar
  • Casa 
  • Vida social
  • Aficiones
  • Pareja
  • Felicidad

Para completar la lista de requisitos para ser una persona “normal”  solo le faltó uno: ” tener un cuerpo aceptado socialmente”

Porque en el resto tiene razón. La sociedad mira mal a los parados, a los que admiten abiertamente que no aguantan a su familia, a los que siguen viviendo con sus padres o comparten casa con desconocidos, a los que no tienen vida social, a los que no hacen pádel/senderismo/running/pilates ( añadese el deporte de moda que proceda), a los que no conocen la palabra gastrobar, a los solteros de larga duración y a los depresivos. También mira mal a los gordos y gordas. 

Como la prota no está gorda, la directora le pone a un amigo “gordo”. Y entrecomillo “gordo” porque en realidad el actor no está gordo, lo que se dice gordo. Tiene su tripilla, como mucho. Esto ya nos habla del cánon loco que la sociedad aplica para decidir quién está gordo y quien no lo está.De cómo en el cine se llama gordo a quien no lo es. y en la sociedad también. Porque el infrapeso se considera lo normal (Atención: existe el infrapeso sano. Hay mujeres de talla 36/38 muy sanas, pero la talla estándar en España, la más vendida, es la 42, que por estadística es la talla “normal”)

Lo de la “normalidad” es bastante llamativo. Si uno se da un paseíto por apps de ligue  como Tindr o sites del estilo Meetic, AdoptaUntio, Pof, etc, enseguida reparará en que el 90% de los perfiles inciden en los tópicos que atormentan a la protagonista: ” Soy un tipo normal, amigo de sus amigos, me gusta tomar cañas, soy alegre y positivo, hago deporte, me cuido…” Nadie escribe: ” soy raruno, casi no tengo amigos,  los fines de semana me gusta pasármelos en pijama leyendo y viendo pelis, y  a veces me deprimomucho”. Las razones son obvias.

En fin, sigo con la película. Al principio, lo confieso, me pareció  EL HORROR. La cursilada del siglo. Tan hipster, tan edulcorada, tan relamida, tan pastelosa, tan cursi/cuqui/moderna/postureada/hipster de merde ( añádese el adjetivo que proceda) Estaba a punto de salirme del cine ( bueno, exagero, casi nunca me salgo de una sala) pero… Empecé a ver cosas muy buenas en esta película. Porque hay más cosas en el cielo y la tierra de las que tu filosofía alcanza a comprende y más cosas en esta película de las que una se espera al principio.

Y cuando acabó la película pensé: MI hija tiene que verla.

Porque está película puede enseñar mucho a chicas jóvenes y no tan jóvenes

Te puede enseñar que no todas las familias son felices, y que en muchas familias cada uno hace lo que puede.

Te puede enseñar que los discapacitados mentales igual, para ciertas cosas, poseen más inteligencia (emocional) que los que superamos el 75 en la prueba de CI

Te puede enseñar muchas cosas sobre el amor.

Un ejemplo:

Nuestra heroína se ve en la tesitura de elegir entre dos hombres

A) Guapo, pijo, estiloso, con un buen trabajo, que sabe de arte contemporáneo y de marcas de gin tónic, encantador, con amigos que le quieren y familia que le adora,que va al gimnasio regularmente y viste de marca.

 

esparbe-peli--575x323

 

B) Feo. Mentira. También guapo pero en la película se dice que no lo es ( aquí la directora patinó un poco, el actor está bien bueno, por mucho que le hayan engordado y le vistan de friki) con un trabajo de mierda ( dependiente en Ikea), sin amigos, cero vida social, con cierto sobrepeso, no hala de su familia y la única vez que los menciona entendemos que no se lleva con ellos, comparte piso con una abuela.

 

burque

Tu mamá y tus amigos, la sociedad en general, elegiría al tipo A y descartaría al B

Pero espera que te diga algo más

El tipo A es muy superficial, sus amigos disfrutan ridiculizando a ex compañeras de instituto, su relación con la protagonista parece basarse en ” esto es lo que aparento” en lugar de ” éste soy yo de verdad, estos son mis miedos, mis defectos, mis problemas”

El tipo B se presenta como es, con sus miedos, sus complejos y sus carencias. Apoya siempre a la protagonista, actúa como un amigo, respeta a la protagonista cuando ella tiene citas con otro hombre, aunque sabemos que le duele y que siente celos, pero no intenta disuadirla, no la manipula y mucho menos la grita, ni le somete a chantajes sentimentales. Deja que ella elija. Escucha a la chica y a la vez retribuye: le habla también de su vida. Es, sobre todo, un gran amigo

En fin, que esta comedia romántica nos enseña que en esta sociedad narcisista la apariencia importa mucho pero… muchos encontramos la verdadera felicidad en personas y situaciones que esta sociedad narcisista desprecia. 

Y creo que muchas chicas deberían aprender que un compañero de vida debe ser, ante todo y sobre todo, un amigo, una persona que te respeta tal y como eres, y que te deja seguir tu camino aunque le duela. 

 

https://allegramag.info/2016/01/28/taller-de-creacion-literaria/

1 comment for “Ser o no ser normal

  1. Laurie
    5 febrero, 2016 at 16:45

    Yo también fui a verla y sali de la sala pensando que había visto una película terapéutica, al menos para mi.

Comments are closed.