SER GAY Y MUSULMÁN

Por Malik Zam

Queridos lectores, hoy voy a abrir un debate, en el que quiero que las personas que participen, reflexionen antes de irse a dormir, algo a lo que no estamos acostumbrados y deberíamos hacer todas las noches antes de acostarnos.

Quiero hablar de la homosexualidad, penalizada por todas las religiones en pleno siglo XXI, concretamente en la religión islámica, de la cual yo procedo, con una familia conservadora moderada que me educó en una sociedad laica pero con fundamento islámico.

Voy empezar con una pregunta. ¿Está enfrentada la religión con la orientación sexual? ¿Por qué? Ante esta pregunta, mi respuesta es contundente, NO. Yo soy musulmán, practicante a lo que mi juicio es correcto, siempre he pensado que con ser buena persona y creer en la palabra de Allah era suficiente, pero respondiendo a la pregunta A mi nadie me preguntó al nacer que orientación sexual quería elegir. Al igual que tampoco me preguntaron por el color de ojos, ni de pelo, ni forma del rostro, nací con lo que me tocó, fruto del destino que toda persona religiosa cree fervientemente.

¿Entonces? ¿Por qué muchas veces se dejan guiar por lo que dice una persona, normalmente fanática, que interpreta las leyes del Corán, a propios intereses sin fundamento, a lo que verdaderamente Dios, nos dice y nos repite en el Corán? Que todos somos su creación divina, que no deberíamos juzgarnos los unos a los otros, que nos respetemos y amemos como hermanos.

Reitero, que en ningún momento decidí ser gay, es más si tuviera la oportunidad de elegir, probablemente elegiría ser heterosexual, y no por tener algún tipo de duda sobre mí, si no por pensar que posiblemente esté causando daño a mi familia por lo manipulados que están, creyendo una cosa totalmente errónea, nací así porque así lo quiso Dios, por lo tanto para mi no es nada malo, es algo totalmente natural, algo tan antiguo como la heterosexualidad, mucho antes de que las propias religiones vieran la luz.

Muchas veces leí respuestas en foros a estas preguntas que decían: “entonces por esa regla de tres, los asesinos también están justificados porque así los habría creado Dios”, ¿realmente una persona puede llegar a pensar así? Como pueden comparar a una persona, que solo quiere amar y ser amado sin hacer daño a nadie, con una persona que hace el peor mal, que es quitar la vida a una persona.

Tan fuerte es este tema, que no permite que mi familia me conozca realmente, supone que tenga que vivir una doble vida, a base de tapar, ocultar y esconder mis verdaderos sentimientos, realmente no creo que una madre prefiera esto a conocer a la persona que vio nacer de sus entrañas, pero desgraciadamente estamos tan manipulados, que muchas veces hacemos caso omiso a nuestra razón, cuando lo sencillo y lo real es ver que somos TODOS (heterosexuales, homosexuales, bisexuales y transexuales) creación de Dios, y si hemos nacido así, es porque así lo quiso y no decisión nuestra.

Me enfoqué concretamente en mi religión, pero es extrapolable a cualquiera.

En definitiva, la mariconería es alegría y un maricón lo hay en toda religión (por ponerle un punto de humor) 😛

6 comments for “SER GAY Y MUSULMÁN

  1. nekane
    1 agosto, 2013 at 17:04

    Disfruta tu homosexualidad chico!, por lo menos en éste país te dejan, pero los por qués creo que debes hacerlos donde no te dejen o sea tu propio país o el procedente de la religión musulmana y los otros parecidos, pero aquí más o menos vives y te dejan vivir, no?, y no te disculpes!, aunque fueses marica-gay o homosexual por elección a quien nos importa¿?¿? Vive y deja vivir!

    • Maliz Zam
      1 agosto, 2013 at 22:47

      Hola NEKANE, antes de nada, agradecerte que leyeras el tema y que opines.

      Quería aclararte que mi país es este, España, soy español, concretamente de Ceuta y desde hace muchas generaciones, creo que confundes el termino religión con el de nacionalidad, que no tiene nada que ver en este debate, que estaba más bien enfocado a la religión/homosexualidad.

      Una persona puede ser musulmán y ser estadounidense, o incluso chino.

      Saludos.

      • nekane
        2 agosto, 2013 at 10:52

        Chico, si eres de aquí, estarás bien, no?, ya sé que la religión no determina el lugar de nacimiento!, ni mucho menos la nacionalidad, si dudé fue por tu nombre y apellidos… excuse moi!
        pero vamos que las religiones en mayorías aplastantes tienen un gran problema con la homosexualidad, la promiscuidad y todo lo que suene a sexo con naturalidad, solo intentan con ellas practicar la represión humana y sus lideres, ya ves!, todos están forrados! y, casi ninguno vive con arreglo a lo que predica

  2. Laetitia
    1 agosto, 2013 at 17:07

    La espiritualidad no entiende de de estas cosas, pero sí del respeto. Más bien son las personas chungas las que hacen la religión a merced de sus deseos corruptos y ambición. Personas con ideas obsoletas, llenas de falsa verdad universal que quieren propagar sus ideas para tener el control y la manipulación, y que desgraciadamente es tan fuerte el peso que muchas personas caen si darse cuenta adoptando estas ideas como únicas y verdaderas.
    No eres tú el enfermo por ser gay, como dicen por ejemplo en la iglesia católica (vivo en un pais de origen católico y por eso hablo de lo que conozco), los enfermos son los que no respetan la vida y las decisiones de las demás y que por desgracias el mundo esta impregnado de esta brutal ignorancia.
    Ojalá pudieses liberarte de la sensación de que haces daño a tu familia y ojalá no te tengas que esconder más ante ellos.

  3. 5 agosto, 2013 at 11:14

    Un artículo estupendo. Deberíamos aprender a respetar a todas las personas independientemente de cual sea su orientación sexual, nacionalidad…etc

  4. Ana
    16 enero, 2014 at 18:22

    las religiones no tiene nada que ver con lo que dicen sacerdotes de las mismas, se empeñan en «legislar» más allá de lo que los diferentes (o no tan diferentes) dioses han dicho a los hombres, si Dios (llamémosle Dios, o Alá o como le queramos llamar) nos dijo que nos comportásemos como hermanos, que nos amásemos y no nos juzgásemos, ¿a qué viene un hombre a decirnos a quién y de qué modo podemos amar? lástima que aún haya muchos hombres que no lo entiendan. Vive tu vida y tu amor y se libre de amar a quién quieras y puedas, tu dios te lo recompensará, algunos seres humanos lo condenarán, ten lástima por ellos, no te digo más.

Comments are closed.