La sentencia de Telecinco

Como muy pocos medios se han hecho eco del hecho de que he ganado a Telecinco , he decidido  reproducir íntegra la sentencia aquí.

 

La sentencia es extremadamente dura por dos razones

  1. Califica lo que hace Mediaset de “Telebasura”
  2. .Les atribuye la intención. Viene a decir que hacen lo que hacen para vengarse de mí por abandonar el concurso.”Asimismo, ha de tenerse como probado que dicha entrevista tiene lugar en un espacio temporal en el que se había producido un conflicto entre la productora del programa Campamento de verano y DOÑA LUCÍA EXTXEVARRÍA , la cual había incumplido el contrato de permanencia estipulada, pues había abandonado el programa por voluntad propia en los primeros días. La inmediatez entre tal hecho y la realización de un programa en el que se ataca tan duramente el prestigio de la demandante es ciertamente revelador de la intención del programa de causar un daño a la demandante”

El juez, por cierto, se equivoca al escribir mi apellido. Pero bueno, le estoy agradecida igualmente. Todos cometemos errores.

 

 

 

JUZGADO DE 1a INSTANCIA No 99 DE

MADRID

C/ Princesa, 3 , Planta 7 ­ 28008

Tfno: 914437909

Fax: 914437900

42020303

NIG: 28.079.00.2­2015/0240149

Procedimiento: Proced. Ordinario (Dcho al honor, intimidad, imagen y cualquier otro

derecho fundamental ­ 249.1.2) 1650/2015

Materia: Contratos en general

Demandante:: D./Dña. LUCIA ECHEVARRIA ASTEINZA

PROCURADOR D./Dña. MARIANO CRISTOBAL LOPEZ

Demandado:: MEDIASET ESPAÑA COMUNICACION SA

PROCURADOR D./Dña. MANUEL SANCHEZ­PUELLES GONZALEZ­CARVAJAL

S E N T E N C I A No 253/2016.

En Madrid, a diecinueve de julio de dos mil dieciséis. Don Ramón Badiola Díez,

Magistrado‐ Juez del Juzgado de Primera Instancia número 99; habiendo visto los

precedentes autos de juicio ordinario, sobre protección civil del derecho al honor,

seguidos con el número 1650/2015, y en el que han sido partes DOÑA LUCÍA

EXTXEVARRÍA ASTEINZA, como demandante, y MEDIASET ESPAÑA

COMUNICACIÓN, S.A. como demandada, quienes comparecieron representados por

Procurador y defendidos por Letrado, siendo parte el Ministerio Fiscal.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.‐ Por la representación procesal de DOÑA LUCÍA EXTXEVARRÍA ASTEINZA se

interpuso demanda de juicio ordinario contra MEDIASET ESPAÑA COMUNICACIÓN,

S.A., en ejercicio de la acción de protección civil del derecho al honor, y previa alegación

de los hechos y fundamentos de derecho que estimó oportunos suplicó al Juzgado que

se dicte sentencia de conformidad con los pedimentos formulados en la demanda, con

imposición de costas a los demandados.

Segundo.­ Admitida a trámite la demanda y emplazado el Ministerio Fiscal y MEDIASET

ESPAÑA COMUNICACIÓN, S.A., compareció dicha entidad bajo su representación

procesal y se opuso a la demanda con base en la alegación de los hechos y

fundamentos de derecho que estimó oportunos.

Tercero.­ Convocado el Ministerio Fiscal y las partes a la celebración de la audiencia

previa prevista en el artículo 414 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, propusieron como

medios de prueba los que estimaron oportunos para la acreditación de los hechos

alegados, y admitida la prueba declarada pertinente se señaló día para la celebración del

juicio.

Cuarto.­ Celebrado el juicio con la asistencia de las partes, en dicho acto se practicaron

las pruebas propuestas por las partes y declaradas pertinentes, y practicada la prueba

se presentó escrito de conclusiones por los Letrados de las partes y el Ministerio Fiscal,

quedando los autos conclusos para sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.­ Pretensión que se ejercita en la demanda.

La demanda interpuesta por DOÑA LUCÍA EXTXEVARRÍA ASTEINZA tiene como

antecedente la emisión en la cadena de televisión Telecinco, en los programas “Sálvame

Deluxe” y “Sálvame Diario”, de dos entrevistas realizadas con fechas 2 y 5 de agosto de

2013, en las que se vierten por parte de la entrevistada, doña Silvia Sobe, conocida en

los medios como D ́Noe Lamis, que se presentó en el programa como “amiga” de la

demandante, de una serie de expresiones que atentan gravemente contra el honor,

prestigio profesional e intimidad personal y familiar de la demandante. Alega la

demandante que dicha entrevista fue planificada y dirigida por la cadena Telecinco con la

única finalidad de desprestigiar a la demandante, que días antes había abandonado el

“reality show” Campamento de verano para el que había sido contratada por la referida

cadena de televisión. Considera la demandante que los hechos descritos constituyen una

intromisión ilegítima en su derecho al honor y a la intimidad personal y familiar, por lo que

instó el cese de la intromisión ilegítima padecida y una serie de medidas encaminadas a

la protección de su derecho, así como una indemnización por daños morales de 50.000

euros.

Segundo.­ Sobre la excepción de falta de legitimación pasiva alegada por MEDIASET

ESPAÑA COMUNICACIÓN, S.A.

La misma debe ser desestimada, pues constituye un hecho acreditado que dicha entidad

es titular de un grupo empresarial del que forman parte otras empresas como “La Fábrica

de la Tele”, productora que contrató a la demandante para el “reality show” Campamento

de verano, así como de la propia cadena Telecinco en la que se emitieron los programas

de televisión “Sálvame Deluxe” y “Sálvame Diario” objeto del presente litigio, por lo que

es responsable de los daños y perjuicios que se ocasionen por la publicación de

contenidos en cualquiera de sus medios, siéndoles de aplicación el régimen de

responsabilidad establecido en los artículos 13 y siguientes de la Ley 34/2002, de 11 de

julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico. Asimismo,

y en el ámbito de la jurisprudencia, resulta de aplicación la conocida y reiterada doctrina

del Tribunal Supremo, entre otras pueden citarse las sentencias de 4 de junio de 2002,

25 de octubre de 2004 y la más reciente de 9 de enero de 2014, sobre la responsabilidad

de los grupos empresariales respecto de los contenidos que se publiquen en las

empresas que forman parte del grupo.

Tercero.­ Jurisprudencia del Tribunal Supremo en relación con el derecho al honor.

Resume la doctrina jurisprudencial la sentencia del Tribunal Supremo de 10 de diciembre

de 2014:

“El derecho al honor está directa e intensamente relacionado con la dignidad de la

persona. Dignidad que, por expresa disposición de la Constitución es, junto a los

derechos inviolables inherentes a ella, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a

la ley y a los derechos de los demás, fundamento del orden político y de la paz social.

Por ello, por esta vinculación con la dignidad, todos los seres humanos son titulares del

derecho al honor. El artículo 18.1 de la Constitución Española lo reconoce ­no lo

concede, lo reconoce­ junto al derecho a la intimidad y a la imagen. Y, como dicen las

sentencias de esta Sala de 23 y 29 de septiembre de 2014, lo reconoce como un

derecho autónomo, que además se alza como límite a la libertad de expresión e

información. Mediante el derecho al honor se protege la reputación, la buena fama, el

aprecio; en definitiva, lo que la persona merece a los demás. De aquí que, el titular del

derecho al honor ­todo ser humano­ puede exigir a los demás que no perjudiquen la

opinión que exista sobre él. El derecho al honor, como señala la sentencia del Tribunal

Constitucional 216/2006, de 3 de julio, protege frente a atentados en la reputación

personal impidiendo la difusión de expresiones o mensajes insultantes, insidias

infamantes o vejaciones que provoquen objetivamente el descrédito de aquella

Derecho al honor en el que está incluido el derecho al prestigio profesional, como resulta

de la doctrina contenida en las sentencias de 25 de marzo de 1993 , 20 de diciembre de

1993 ; 24 de mayo de 1994 ; 12 de mayo de 1995 ; 16 de diciembre de 1996 ; 20 de

marzo de 1997 , 21 de mayo de 1997 , 24 de julio de 1997 , 10 de noviembre de 1997 ,

15 de diciembre de 1997 ; 27 de enero de 1998 , 27 de julio de 1998 y 31 de diciembre

de 1998 ; 22 de enero de 1999 ; 15 de febrero de 2000 , 26 de junio de 2000 ; 30 de

septiembre de 2003; 18 de marzo de 2004 , 5 de mayo de 2004 , 19 de julio de 2004 ,

18 de junio de 2007 ; y 23 y 29 de septiembre de 2014 ; doctrina que admite que el

prestigio profesional forma parte del marco externo de trascendencia en que se

desenvuelve el honor.

Cuarto.­ Valoración de la prueba. Acreditación de la intromisión ilegítima.

La prueba esencial del presente litigio, para valorar la posible existencia de la vulneración

del derecho al honor que se alega en la demanda, la constituyen las grabaciones de los

contenidos de las entrevistas realizadas a doña Silvia Sobe en los programas “Sálvame

Deluxe” y “Sálvame Diario”, los días 2 y 5 de agosto de 2013, cuya reproducción se llevó

a efecto en el juicio.

Pues bien, valorándose por el juzgador el contenido de dichas entrevistas, sobre todo la

emitida el día 2 de agosto en el programa “Sálvame Deluxe” es un ejemplo más de lo que

se conoce en los medios como “telebasura”, es decir, de programas que no tienen por

esencia proporcionar una información al televidente sobre un hecho noticiable, sino de

someter a escarnio público a un determinado personaje, en este caso DOÑA LUCÍA

EXTXEVARRÍA ASTEINZA, quien a lo largo de la entrevista, y bajo el patrón de una

intervención perfectamente planificada y dirigida desde el programa, la “supuesta amiga”

de la demandante va contando a la audiencia toda clase de intimidades de la vida de

DOÑA LUCÍA EXTXEVARRÍA ASTEINZA, y cuyo contenido no merece la pena

reproducir en esta sentencia, pues desde el minuto uno hasta el último los calificativos

que recibe la demandante no tienen otra finalidad que desacreditarla y desprestigiarla.

Asimismo, ha de tenerse como probado que dicha entrevista tiene lugar en un espacio

temporal en el que se había producido un conflicto entre la productora del programa

Campamento de verano y DOÑA LUCÍA EXTXEVARRÍA ASTEINZA, la cual había

incumplido el contrato de permanencia estipulada, pues había abandonado el programa

por voluntad propia en los primeros días. La inmediatez entre tal hecho y la realización

de un programa en el que se ataca tan duramente el prestigio de la demandante es

ciertamente revelador de la intención del programa de causar un daño a la demandante

en su honor ante la opinión pública, pues no podemos olvidar que DOÑA LUCÍA

EXTXEVARRÍA ASTEINZA es un personaje público conocido por una larga y exitosa

trayectoria literaria, y que esta clase de programas son visionadas por una gran

audiencia, como se viene a acreditar por los índices de audiencia que viene obteniendo.

En definitiva, procede estimar la demanda en lo que se refiere a haberse producido una

intromisión en su derecho al honor y a la intimidad personal y familiar, derechos

fundamentales de toda persona constitucionalmente protegidos en el artículo 18 de la

Constitución Española, y cuya protección viene enmarcada en el ámbito de la Ley

Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad

personal y familiar y a la propia imagen, cuyo artículo 9 garantiza la tutela judicial frente a

las intromisiones ilegítimas que pudieran producirse en los referidos derechos.

Quinto.­ Consecuencias de la intromisión ilegítima producida.

El artículo 9 de la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al

honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen regula las consecuencias

que pueden derivarse de la existencia de la intromisión ilegítima producida:

“Dos. La tutela judicial comprenderá la adopción de todas las medidas necesarias para

poner fin a la intromisión ilegítima de que se trate y, en particular, las necesarias para:

a) El restablecimiento del perjudicado en el pleno disfrute de sus derechos, con la

declaración de la intromisión sufrida, el cese inmediato de la misma y la reposición del

estado anterior. En caso de intromisión en el derecho al honor, el restablecimiento del

derecho violado incluirá, sin perjuicio del derecho de réplica por el procedimiento

legalmente previsto, la publicación total o parcial de la sentencia condenatoria a costa del

condenado con al menos la misma difusión pública que tuvo la intromisión sufrida.

b) Prevenir intromisiones inminentes o ulteriores.

c) La indemnización de los daños y perjuicios causados.

d) La apropiación por el perjudicado del lucro obtenido con la intromisión ilegítima en sus

derechos”.

En el presente litigio, procede adoptar las siguientes medidas:

1a) condenar a la demandada MEDIASET ESPAÑA COMUNICACIÓN, S.A. a difundir el

encabezamiento y el fallo de la sentencia mediante su lectura en los programas de

televisión de Telecinco “Sálvame Deluxe” y “Sálvame Diario”, y dentro del plazo de los

quince días siguientes a la fecha en que la sentencia hubiere quedado firme. Si estos

programas en dicha fecha hubieren dejado de emitirse, dicho pronunciamiento deberá

cumplirse en cualquier otro programa de idéntica audiencia.

2a) que en el futuro se abstenga dicha cadena o cualquier otro medio del grupo

MEDIASET ESPAÑA COMUNICACIÓN, S.A. de difundir total o parcialmente el contenido

de los referidos programas.

3a) que se proceda a la eliminación en la página web de internet http://www.telecinco.es

de cualquier comentario o noticia referida a la demandante en relación al programa de

“Sálvame Deluxe” de fecha 2 de agosto de 2013, así como que se abstenga de permitir o

realizar otros en el futuro.

4a) se condena a la entidad demandada al pago de la cantidad de 50.000 euros en

concepto de daño moral causado a la demandante.

En relación con el daño moral, el artículo 9 de la Ley Orgánica 1/1982 establece que:

“La indemnización se extenderá al daño moral, que se valorará atendiendo a las

circunstancias del caso y a la gravedad de la lesión efectivamente producida, para lo que

se tendrá en cuenta, en su caso, la difusión o audiencia del medio a través del que se

haya producido”.

En el caso presente, la suma solicitada en la demanda es ciertamente razonable, si

tenemos en cuenta tanto los índices de audiencia obtenidos por la emisión de los

referidos programas, como por los beneficios obtenidos por la cadena por el concepto de

publicidad, ambos hechos de notorio conocimiento, y debiendo tenerse en cuenta que

en el caso de DOÑA LUCÍA EXTXEVARRÍA ASTEINZA, estamos ante una persona

conocida en los medios no por su continua aparición en esta clase de programas de

“telebasura”, sino por su trayectoria literaria, tratándose de una de las escritoras más

conocidas en nuestro país por el gran público.

Sexto.­ Costas procesales.

Estimada la demanda debe condenarse a la parte demandada al pago de las costas

procesales, conforme a lo establecido en el artículo 394.1 de la Ley de Enjuiciamiento

Civil.

F A L L O

Que estimando la demanda interpuesta a instancia de DOÑA LUCÍA EXTXEVARRÍA

ASTEINZA contra MEDIASET ESPAÑA COMUNICACIÓN, S.A., procede efectuar los

siguientes pronunciamientos:

1o) declarar que la entidad demandada MEDIASET ESPAÑA COMUNICACIÓN, S.A., en

la emisión de los programas “Sálvame Deluxe”, emitido en la cadena Telecinco el día 2

de agosto de 2013 y “Sálvame Diario”, emitido en la misma cadena el día 5 de agosto de

2013, ha realizado una intromisión ilegítima en el honor y en la intimidad personal y

familiar de DOÑA LUCÍA EXTXEVARRÍA ASTEINZA.

2o) condenar a la entidad demandada al pago a la demandante de la cantidad de 50.000

euros – CINCUENTA MIL EUROS – en concepto de daños morales causados.

3o) condenar a la entidad demandada a difundir el encabezamiento y el fallo de la

sentencia mediante su lectura en los programas de televisión de Telecinco “Sálvame

Deluxe” y “Sálvame Diario”, y dentro del plazo de los quince días siguientes a la fecha en

que la sentencia hubiere quedado firme. Si estos programas en dicha fecha hubieren

dejado de emitirse, dicho pronunciamiento deberá cumplirse en cualquier otro programa

de idéntica audiencia.

4o) condenar a la entidad demandada a que en el futuro se abstenga de difundir total o

parcialmente el contenido de los referidos programas en cualquier medio del grupo

empresarial.

5o) condenar a la entidad demandada a que proceda a la eliminación en la página web

de internet http://www.telecinco.es de cualquier comentario o noticia referida a la

demandante en relación al programa de “Sálvame Deluxe” de fecha 2 de agosto de 2013,

así como que se abstenga de permitir o realizar otros en el futuro.

Ello con expresa condena a la entidad demandada al pago de las costas procesales.

Notifíquese a las partes, con indicación de que podrán interponer recurso de apelación

dentro de los veinte días siguientes, y ante este Juzgado, siendo exigible el depósito de

la cantidad de 50 euros en la Cuenta de Consignaciones de este Juzgado como requisito

necesario para la admisión a trámite del recurso.

Así por esta mi sentencia, de la que se extenderá certificación en los presentes autos, lo

pronuncio, mando y firmo.