Señor, ¿ qué te hemos hecho?

Buendiario-pelicula-francesa-diversidad-dios-mio-2

 

En su día mi padre se presentó en listas con Democracia Cristiana y más tarde con UCD. Mi hermana con la LCR ( troskistas). Debatían en la mesa, pero no discutían ni se insultaban. Yo tengo amigos votantes del PP, amigos militantes en UPyD, amigos del alma que han entrado por listas en ERC,  un amigo diputado de ERC, amigos judíos sionitas en Francia, una de las cuales incluso trabajó para el Mossad, y ha escrito sobre ello, amigos musulmanes ( todos mis amigos marroquíes), amigos diputados por el PNV, un amigo que entró en listas por VOX. Yo escucho a todos e intento ponerme en su lugar y entender, puesto que esa es la base de la convivencia y eso es lo que entendí de pequeña.

.
Desgraciadamente gente más joven no ha aprendido esto. Ha aprendido la cultura del ” o estás conmigo o estás contra mí” y así es imposible convivir en una sociedad democrática. Antes, si criticabas algún aspecto del PP se consideraba inmediatamente que eras del PSOE, ahora si criticas algo de Podemos, se considera inmediatamente que eres del PSOE.. El discurso de Podemos , (o con nosotros o contra nosotros) y sus consignas me recuerdan cada vez más a las del PP. Los mismos perros con distintos collares, pero el mismo sentir nacional. Ellos contra nosotros. Los del PSOE son los únicos que ahora han optado por un discurso más o menos moderado, se lo reconozco, aunque es un discurso muy de nuevo cuño y adquisición, en un momento en que tenían menos credibilidad que el Club de Fans de los Reyes  Magos. A nadie se le ocurra pensar que alguien pueda tener una voz independiente. Sencillamente, les parece inaudito. A mí me parece inaudito que hayamos llegado a una situación idéntica a la que viví en Bilbao en los 80, en la que se tiene MIEDO. Miedo a escribir lo que piensas no sea que pierdas tu trabajo en el periódico, como cuando me echaron de La Vanguardia, no sea que ya no te contraten en ninguna parte (ése es mi caso actual), miedo de mis amigas a escribir según qué cosas en su Facebook porque temen perder su trabajo, miedo de cada uno a su vecino. Los insultos que te llegan por twitter o Facebook o por wahttsapp si expresas una opinión, Ya tuvimos una guerra civil, ya tuvimos veintimuchos años de guerra terrorista, ¿ no hemos aprendido nada? El respeto, la convivencia, la crítica independiente, son palabras que por lo visto no nos dicen nada. Me da pena que mi padre dedicara toda una vida a unos ideales que se han perdido, la verdad. Me da pena vivir en este país. Y a veces también me da miedo.

.

Por eso, en momentos como estos, resulta tan refrescante una película como  “¿Señor, qué te hemos hecho?”

.

Qu’est-ce qu’on a fait au bon Dieu?, La última película de Philippe de Chauveron, , es una fábula humorística sobre las desventuras de una familia burguesas , católica y conservadora, cuyas cuatro hijas contraen matrimonio con franceses.

.

Un francés negro, un francés musulmán,  un francés judío y  un francés chino, para ser más exactos.

.

La película invita  a los franceses a reflexiobnar amablemente sobre su realidad racial, religiosa y étnica actual y pone en cuestión es el racismo, los prejuicios de color, de costumbres, de creencias. De cómo el francés da por hecho que el chino es un falso y un calculador, de cómo los judíos y los musulmanes se detestan,  de cómo cuando el novio negro cuenta a sus padres marfileños que se enamoró de una “francesa”, estos le responden que los franceses son todos “ateos y de izquierdas” y que mejor es elegir “una chica de tu pueblo, negra, católica, de derechas”.

.

No es la mejor película que he visto en la vida, ni es cine intelectual,  pero me reí mucho. Mucho, mucho, mucho. A carcajada limpia.

.

Y desde aquí invito a un director español a que haga una película sobre unos padres de pueblo a los que la política les ha dado siempre igual que tienen cuatro hijas españolas, que se casan con españoles

.

Uno militante en Podemos, otro en el PSOE, otro en el PP y otro en UPyD.

.

Lo que nos íbamos a reír.