Rabos sin vida

A colación del artículo de Lucía sobre los posibles falsos beneficios de los piensos, especialmente de gama alta, sobre nuestras mascotas; traigo una conversación que tuve con mi amiga Luisa hace unos días.

Ella, animalista hasta la muerte igual que yo, consumidora de piensos carísimos, se preguntaba muy seriamente si no nos estarían vendiendo la moto, ya que Pulguerín, la gata de su vecina del pueblo -una anciana llamada Carmen que vive en el siglo XIX, acuñadora de términos como «yuguni» ó «piriquí»-, consumiendo pienso de marca blanca tenía el pelo más brillante que sus gatos y los míos juntos.

Es verídico. Pulguerín es una gata de campo. Lo mismo come el pienso que esté de oferta, que las sobras que le da Carmen, mujer chapada a la antigua a la que por su avanzada edad y educación le cuesta comprender que los gatos son algo más que entes de corral, y ya no digamos que se les lleve al veterinario. Sobra decir que los gastos médicos de su gata corren a cargo de Luisa y que si no la llega a esterilizar, Pulguerín no hubiera superado una infección interna que ya la tenía en las últimas. Fijáos que aunque era mi amiga la que iba a llevar a Pulguerín al veterinario, Carmen en un principio se negaba a esterilizarla, porque le había dicho una hermana suya que los gatos engordaban. A día de hoy, la señora está más que satisfecha de haber dado su brazo a torcer y se arrepiente de no haber castrado antes a Pulguerín, la cual empalmaba una camada con otra, con el consiguiente deterioro físico que padecía.

Pues bien, la minina en cuestión tiene un pelo brillante y suave que para mis gatos quisiera yo. Ferny y Pérfida, igual que Carlitos, el gato de Luisa, no alcanzan en sus cabellos las bondades de la hermosa capa que cubre a Pulguerín. Que por cierto, tiene seis años.

carlos

Carlitos

Así que no me vendan a mí la moto de que las súpermarcas son divinas para todo. Cuando yo era pequeña, los gatos comían un pienso estándar, sobras (sin huesos, obvio) y duraban quince años. Nunca se me murió un gato y en estos tiempos he enterrado a más de uno que no llegaba a los cinco. Tantos avances, tantos cuidados y ni con pienso especial para gatos con problemas renales me ha ido bien a mí para alguno de mis mininos.

Os preguntaréis, ¿a qué viene este rollo? ¿Vas a elaborar pienso vegano en casa? ¿Estás criando ratones para hacerlos en conserva una vez al año? Pues no, mis queridos, lo que pasa es que tengo un problema: Ferny tiene el rabo sin vida.

Lo tuvo peor, ojo. Ya no hablamos de cuando lo saqué de la basura con un mes, que ahí ni era gato ni era nada, pero durante muchísimo tiempo tenía los pelos del rabo de lo más pajizo al tacto.

Ahora, a sus más de dos años y medio, la cosa ha mejorado. Tiene el rabo más suave y agradecido, pero tampoco es para tirar voladores.

Ferny comiendo frixuelos

Ferny comiendo frixuelos

El otro día descubrí que en un conocido centro comercial venden mascarillas para gatos y desde entonces estoy pensando seriamente en ser 12 euros más pobre para ver si el rabo de Ferny se reviste de un brillo que ni en los orgásmicos anuncios de champú con los que nos bombardean a diario.

¡Pero volvemos a lo mismo! Pulguerín no necesita aloe vera, hidratación ni revitalización y ni tratando a Ferny como si lo hubiera parido está igual que ella.

¿Casualidad? No lo creo.

5 comments for “Rabos sin vida

  1. 1 febrero, 2013 at 17:28

    Pues… es un tema complejo. La verdad es que no me he fijado excesivamente en cómo tiene el pelo el Umpitillas (ya sé que es un disfraz, pero también hay que cuidarlo)

    Yo creo que con las comidas, venden la moto.
    Ahora mismo le estoy dando una marca de las que anuncian por la tele (no doy nombres). No es muy cara (de hecho se considera que no son ni de gama media), pero si le compro esta, es porque me he visto engañada… jeje ¿Realmente es mejor pienso que el que comía antes? (Marca blanca y a mitad de precio) No lo sé… los dos los come igual de bien. Quizás este le sabe un poco más rico. Y yo lo compro más que nada por lavar un poco mi conciencia.
    Alguna vez he pensado en comprar una gama media (sin colorantes, con más porcentajes teóricos de carne, etc etc) pero mi presupuesto no me lo permite. Y tampoco sé hasta qué punto mejoraría su calidad de vida y su salud.

    Igual es buena idea lo de las conservas de ratones… ajjaja :p

  2. Ana
    1 febrero, 2013 at 18:07

    Yo sí voy a dar nombres. Con Friskies mi gato tenía diarrea. Marcas como Royal Canin o Hills me parecen súpercaras para lo que venden, que no son filetes, sino simple pienso. Al final me decanté por una marca poco conocida entre los veterinarios, que es ecológica y no tiene demasiados quimicos, y están más guapos que nunca. Aunque sí es cierto que me pasa como a ti, a veces veo gatos de una colonia callejera igual de brillantes y digo, bueno, pues tendrán mejor genética. Al fin en la calle sobrevive el más fuerte. Igual tiene algo que ver.

  3. 2 febrero, 2013 at 18:03

    Yo les doy marca de las famosillas que salen por la tele, es decir, intermedias. No son las carísimas que venden los veterinarios ni llegan a ser marca blanca y la verdad que todos los que he tenido (y el que tengo) me han salido con unos pelazos brillantes estupendos. De todas formas, Ferny es un gato de color claro con el pelo largo, tal vez el brillo no se note tanto como en un pelo corto y oscuro. Al menos yo le suelo ver el pelo más brillante a la gente morena, no sé… Besotes!!!

  4. 3 febrero, 2013 at 22:16

    La genética ayuda, hay gatos que comen sólo pienso y están perfectos, pero hay otros que comienzan a tener problemas muy jóvenes, y como los humanos, padecen intolerancias alimentarias que van minando su salud, lo mejor es comida casera, o por lo menos mezcla de pienso, latita y casera (si no hay intolerancias).
    http://www.rosalud.com/revista/intolerancia-alimentaria-en-animales/

  5. 5 febrero, 2013 at 18:04

    Hola soy Carlitos, el gato guapo de la primer foto. He de decir que cuando fui gato callejero, tenía un pelo hermoso y brillante y comía lo que cazaba. Mi vecina Pulguerín come Friskis y tiene el pelo, extra brillante.
    Desde que tengo casa, como Hills y Royal Canin y tengo el pelo mucho más opaco… pero también han pasado años.
    El vet nos dice que tome unas cápsulas de aceite que valen una pasta, para el brillo del pelo. Por otro lado las cápsulas son grasa, ni más ni menos, grasa que me suprimen a mi pienso light por estar castrado y haber engordado…
    cada vez tengo más dudas respecto a los piensos, las vacunas …y este inmenso y creciente negocio que somos los animales. Lo que si tengo claro, es que la medicina veterinaria todavía está en pañales, ¡aún lo está la humana casi!

Comments are closed.