Predadores sexo afectivos y fiebre del sábado noche

Para los predadores sexoafectivos que usan las redes sociales para ligar, las mujeres (o los hombres) no son personas, son productos. Compañía que compran por catálogo y de la que se deshacen en cuanto se aburren.
Psicólogos, sexólogos y especialistas en venéreas los vencada día, heteros o gays. Son ‘serial lovers’ como otros son ‘serial killers’. Gente que necesita tener relaciones porque anhelan sentirse deseados y admirados, pero que no pueden mantener relaciones largas porque tienen auténtico pavor al compromiso.
Los gays son los primeros en poner las cosas de moda. Las barbas, los cuerpos hipermusculados, las camisas de leñador… Todo eso es iconografía gay ( basta con ver las imágenes de Tom de Finlandia). Grinder se creó como aplicación gay y fue la inspiración para Tinder. Los gays que ligan por Grinder están más que acostumbrados a ver a otros hombres simplemente como objetos sexuales. No entra uno a Grinder a tomar un café.
Los heteros creo que no solo han copiado muchos códigos gays. Están copiando los códigos sexoafectivos también.
.El problema es que a muchas mujeres este sistema masculino las deja desconcertadas y dolidas
Fiebre del sábado noche se estrenó hace cuarenta años. Es un película buenísima ( sí, en serio, es buenísima) que retrata con frialdad y distancia las andanzas de un grupo de macarras extraordinariamente misóginos que dividen a las mujeres en “buanas chicas” y “putas” y que cometen una violación en grupo.
Cuarenta años después las cosas no han cambiado en esencia, pero si en forma. El ligón medio sigue siendo tan misógino como Tony Manero y sus amigos. Pero ahora tiene un móvil y una app de ligue. Es como darle una amtralladora a un sociópata.

Más, en este artículo:

http://www.elperiodico.com/es/opinion/20180113/predadores-sexoafectivos-y-fiebre-del-tinder-noche-por-lucia-etxebarria-6545855