PON UNA VIRGEN EN TU VIDA

Props Malasaña, las vírgenes que surgieron con la idea de crear un souvenir artístico y original y que arrasan entre los hipster madrileños.                                                                                                                                                                                                     

Por David Hernández

A Mayte Valderrama, una joven colombiana afincada en Madrid, como a casi todo el mundo, le parecen un espanto los souvenirs. Cada vez que algún familiar o amigo suyo visitaba España y le preguntaba por algo típico que llevarse de recuerdo, no sabía qué responder. ¿Un abanico, un mantón que no usará jamás, unos zapatos de lunares, unas banderillas, una espantosa 906341_1523768991179271_5587579733284410360_osevillana para el televisor…? ¡NO! Algo artístico y con más glamour. Piensa… Piensa… Y así fue como, un día, paseando con su pareja, el madrileño Benjamín Santos, se le encendió la bombilla. ¡UNA VIRGEN!

Cada barrio de Madrid tiene su propia virgen y suelen ser muy características. La primera que eligió fue la de su barrio, Malasaña. Así comenzó Props Malasaña, firma con la que diseñan y pintan, cuidando cada detalle, una colección de vírgenes. Piezas únicas, fabricadas con resina mineral y pintadas a mano.

Dado el éxito que obtuvo la virgen de Malasaña, decidieron continuar con la de Chueca, la Almudena… Y, luego, dieron el salto a otras como la virgen del Rocío, la de Fátima, Lourdes o Guadalupe.

Props Malasaña

Están disponibles en dos tamaños, de 15 y 35 centímetros. Las pequeñas, van empacadas en unas cajitas que sirven para convertirlas en un pequeño altar. Un souvenir artístico y muy kitsch que está siendo todo un éxito entre el hipsterismo y modernismo del madrileño barrio de Malasaña.

Las podemos adquirir en su página web (www.propsmalasana.com) y en tiendas como La Fiambrera, Cubo Gallery & Shop, Elizabeth Blumen o KikeKeller.

Twitter: @_davidhernandez