Poliamor

El fin de la pareja tradicional

Este es el inicio de una serie de artículos que tratan de todas las formas de amor que están surgiendo como alternativa a la pareja monógama tradicional

Un estudio de la empresa Sondea establecía que algo más de la tercera parte de la población adulta en España había sido infiel en algún momento.
El porcentaje era similar en hombres y mujeres. Esa cifra se elevaría hasta el 50% en ellos, y el 40% en ellas.

Dato curioso: ellas decían que serían infieles en el caso de tener la total seguridad de que sus parejas nunca lo iban a saber, pero ellos no hacían esa distinción.

Para colmo, en esta sociedad se vive con la obsesión de seducir y triunfar en todos los ámbitos, también los laborales, por eso con frecuencia se mira hacia fuera de la pareja con la sensación de estar perdiéndose algo interesante. Se siente la pareja estable como algo que nos aísla del entorno, que nos frustra, que nos coarta, o se piensa que ahí fuera hay algo mejor que nos espera.

Y es fácil conocer gente: las redes sociales permiten flirtear, ligar y concertar citas sin moverse del sofá.

La infidelidad es un recurso excesivamente fácil como para no echar mano de él.

Pero la infidelidad implica mentir, traicionar y dañar.

Y en la mayoría de los casos, si se descubre, supone el fin de la relación.

En semejantes circunstancias ¿nos resulta raro que algunas relaciones intenten convertir una realidad innegable pero oculta en una situación aceptada y legitimada con normalidad, en lugar de tener que vivir mintiendo y traicionando?

¿Nos sorprende que algunas personas decidan practicar la no monogamia eliminando obligaciones, engaños e hipocresías que condicionan el amor?

Cada pareja es un mundo. Un mundo con leyes propias en el que no existen fórmulas de éxito ni seguros contra el fracaso. Así lo demuestra el incremento casi continuo de separaciones.
El 50% de los matrimonios en España se divorcia. Esto prueba que poseemos unas ideas sobre la pareja que no se corresponden con lo que necesitamos en realidad
Quizá el mayor problema radique en ofrecer una sola horma en la que todos encajen. Es lógico que se busquen nuevos caminos

image1

¿Qué es poliamor?

Estos artículos tratarán de personas que han elegido vivir sus relaciones de amor de otras maneras.

Poliamor es la filosofía no posesiva, honesta, responsable y ética y la práctica de amar a varias personas al mismo tiempo. No es un club de intercambio o de grupo, no es sexo recreativo o promiscuo

Poliamor es un neologismo que se refiere al hecho de mantener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los actantes involucrados. El individuo que se considera a sí mismo emocionalmente capaz de tales relaciones se define a sí mismo como poliamoroso, a veces abreviado como «poli».

Con frecuencia se describe el poliamor como “no-monogamia consensual, ética, y responsable.” La palabra se usa a veces en un sentido más amplio para referirse a relaciones sexuales o afectivas que no son sexualmente exclusivas.

Captura de pantalla 2014-08-13 a la(s) 17.02.21

Etica, honestidad y transparencia con todos los involucrados.

El término poliamor se usa de forma general para describir varias formas de relaciones múltiples ya que las prácticas poliamorosas son diversas, reflejando las elecciones y filosofías de los individuos involucrados.

El término “poliamoroso/a” se puede referir a la naturaleza de una relación en algún punto en el tiempo o a una filosofía u orientación relacional que marca una identidad.

Las personas poliamorosas creen (y demuestran en su día a día) que ideas preconcebidas frecuentes, como que las relaciones poli son menos estables y más problemáticas o que crecer en una familia poli afecta negativamente al desarrollo psicológico de los niños, son completamente infundadas.

Poliamor en el armario

lake1961

.Muchas personas poliamorosas se sienten aisladas, y algunas ni siquiera saben que lo que hacen o quieren hacer tiene un nombre. También es frecuente sentir vergüenza culpabilidad o inadecuación por vivir un estilo de vida que la sociedad en conjunto suele considerar inviable, egoísta, cobarde, infantil o emocionalmente trastornado.
Las personas que llevan una vida poli también pueden encontrarse en la situación de no poder hablar con sus amistades de los problemas que tengan en sus relaciones porque a los demás s les parece que el problema es la relación en sí misma, el hecho de que sea poliamorosa.

Gran parte de la gente poli lo mantiene en secreto, contándoselo sólo a las personas de más confianza, para evitar la discriminación en el trabajo o problemas con la custodia de sus hijos.
Muchas de estas personas viven “en el armario” y no se atreven a hablar públicamente de su estilo de vida

Para poner un ejemplo. La autora de este artículo tuvo que enfrentarse a un juicio para dirimir la custodia de su hija. El argumento que utilizaba el padre de la niña para demandar la custodia fue que la madre era “bisexual y promiscua” y que por esa razón vivía en” un ambiente desquiciado e inestable” que iba en detrimento de la estabilidad mental de su hija. El hecho de que una abogada presentara la demanda y un juez la admitiera dice mucho de cómo ve la sociedad en la que vivimos a las personas que han decidido relaciones de amor alternativas a la pareja monógama. Si la autora del artículo hubiera sido lesbiana viviendo en pareja nadie hubiera cuestionado su estabilidad mental.

( Por cierto: la autora de este articulo sí es bisexual, pero mucho menos promiscua, desde luego, que quien presentó la demanda. El hecho de que sea mujer, viva sola y escriba artículos como estos basta para catalogarla immediatamente como promiscua)

A día de hoy cualquier persona que viva una vida sexual y afectiva no monógama es inmediatamente patologizada: “adicta al sexo”, “fóbica al compromiso”, “inmadura” o “cobarde”

En nuestra sociedad la mayor parte de la gente considera la monogamia como la única opción viable y para muchos es incluso la única opción ética, sobre todo cuando hablamos de familias con niños. El movimiento poliamor se encuentra en una fase comparable al movimiento gay hace varias décadas, luchando por ser más visible en la sociedad, por ser aceptado como una opción legítima y por tener los mismos derechos que las parejas monógamas.

El poliamor es actualmente una opción poco conocida, pero no es minoritaria.

IMPOSIBLE

volta 1

2 comments for “Poliamor

  1. Encarni
    22 enero, 2016 at 16:25

    Gracias por el artículo Lucía

  2. nekane
    25 enero, 2016 at 13:05

    poli, qué?????
    poli-poli-policía????
    lo que intentamos es ser libres, hija, en el amor, en la convivencia y en las relaciones afectivas…
    carpe diem

Comments are closed.