No permitas que tu hijo o hija estudie periodismo

No permitas que tu hijo o hija estudie periodismo

Ayer dos personas desde dos asociaciones diferentes, una LGTB y otra de Violencia de Género, me pedían que entregara un artículo e impartiera una conferencia sin pagar. Ambas asociaciones no eran pequeñas, son de las más grandes del Estado español y reciben subvención. Las personas que me llamaban eran técnicos de ayuntamiento, y cobraban por lo que hacían.
Con gran tristeza de mi corazón me vi obligada a responder más o menos así:

Yo colaboro actualmente en dos medios. Antena 3 y el Periódico de Cataluña. Entre ambos apenas cobro 1200 euros al mes, cuando los cobro. Hay meses en los que no trabajo.El resto de mis ingresos viene vía mis libros, pero no creas que por libros se cobra mucho. Y pago al mes 230 euros de autónomos. Incluso, atención, pago autónomos si ese mes no trabajo. Agosto suele ser así.

Por mi último libro, por ejemplo, el de poesía, no cobré absolutamente nada. Y el adelanto de Más Peligros Es No Amar fue francamente ridículo. Las asistentas en Madrid cobran diez euros por hora. Si hago el cálculo de lo que tardé en escribir el libro y lo que pagaron, no llegué a cobrar tres euros por hora

Para colmo este trabajo te pone en una situación muy complicada porque te convierte en una persona visible, lo que hace que constantemente te estén llamando o friéndote el guasap. Hay días en que mi guasap está bloqueado porque ha recibido de golpe cien mensajes con vídeos que han bloqueado la memoria del teléfono. Mi direciión de e mail a veces mail también con cartas y mensajes de perfectos desconocidos. No puedo, por ejemplo, gestionar los mensajes que se me dejan en redes sociales

Evidentemente yo misma llevo mis facturas y respondo todos mis correos y simplemente eso a veces me lleva una o dos horas diarias

Escribo unos ocho artículos mensuales para el Periódico y paso una mañana semanal en la television. Y debo gestionar también entrevistas que me hacen en medio mundo, etc Por ejemplo, desde que ha sucedido lo de Cataluña no hay día que no me llame un medio francés o italiano. Pierdo tiempo simplemente en
decir no educadamente.

Y debo cuidar mi casa y a mi hija y a mis perras.Llevo yo sola mi casa, y eso lleva su tiempo. E intento tener vida privada

De un tiempo a esta parte todas absolutamente todas las colaboraciones que se me ofrecen son sin pagar. Nos hemos acostumbrado a esto, lo entendemos como normal. Pero no nos entraría en la cabeza llamar al fontanero y decirle que por favor nos arregle el grifo gratis porque le haremos promoción. Ni decírselo a un abogado, ni a una asistenta

Yo quiero que por favor toméis conciencia de que ya hemos llegado a un punto en el que solo pueden publicar libros o bien personas que salen en la televisión o bien personas que viven de otra cosa. Yo escribo cada vez menos en parte porque no me lo pagan, y en parte porque ya no tengo tiempo. MI día a día se me está comiendo

Me dices que difundirás mi trabajo. Perfecto ¿ para qué? ¿Para que se lo descarguen gratis? ¿ Para que ya no pueda abrir mis correos o mi teléfono porque de repente a media España le da por llamarme porque me hecho tan famosa que no puedo gestionarlo? Para colmo, “Mas Peligroso Es No Amar” ya no está en libreruías

Y por favor, quiero que tengas en cuenta que yo no recibo una subvención ni la he recibido en la vida

La verdad, sí, podría hacer un enorme esfuerzo y enviar algo. Pero sí te digo que sí a ti, entonces tengo que decirle que sí a todas las colaboracionbes y conferencias gratuitas que me piden.

Y ,además, hay algo más triste. Si lo hago contibuyo a normalizar el hecho de que a escritores y periodistas no se nos pague. De que haya periódicos, redacciones, emisoras de radio integrados por un ejército de becarios que no cobran o que cobran una miseria. Gente que cobra 400 euros por trabajar, en teoría, de doce a dos, pero que en la práctica hacen horarios de nueve de la mañana a ocho de la tarde. Y eso se ha convertido en lo normal. Mientras, eso sí, los escritores estrella que firmaron sus contratos blindados a principios de los noventa siguen estando bien pagados. No es mi caso.

Y no se paga tan mal porque los medios sean deficitarios. Muchos no lo son. Y no lo son precisamente porque sus plantillas no cobran.

Por poner un ejemplo: Hablo de un periódico estrella en España que se alimenta en parte de artículos sin pagar o de becarios mal pagados. Muchos de los artículos que leemos en XXX no se pagan o reciben un pago mísnimo. Después del director , las retribuciones más elevadas en el consejo de administración de Prisa correspondieron al consejero delegado, con 1,4 millones de euros (en 2014 recibió 336.000 euros); seguido del vicepresidente, con 574.000 euros; y el ex consejero delegado 500.000 euros, por apenas tres meses en de trabajo. En total, el consejo de la compañía percibió el año pasado 5,8 millones de euros.De este modo, el Grupo remia a sus tres máximos ejecutivos con un bonus de 1,38 millones de euros por haber conseguido bajar la deuda hasta 1.600 millones de euros. El director cobraba dos millones de euros al año, más bonos, más dietas, más incentivos

Por no hablar de diarios digitales en los que no cobra absolutamente nadie, nadie, de entre los que colaboran. Pero los directores del site y los dueños del site se embolsan una pasta en publicidad-

. Pero yo visto lo visto, no quiero estar más promocionada ni ser más famosa. Ni tampoco quiero que se considere que la literatura debe ser un entrenimiento de ricos y ociosos, algo que hacen los burgueses por amor al arte.

Si solo pueden escribir, a partir de ahora, los que tengan familia rica o reciban subvenciones, solo podremos leer historias de burgueses y millonarios o consignas partidistas. O de gente que sale en televisión, y que en muchos casos ni siquiera han escrito su libro. A veces, lo ha escrito alguien que ha cobrado, de nuevo, menos que una asistenta

Empiezo a pensar que sí digo que sí a las colaboraciones no pagadas contribuyo a la destrucción de la cultura en este país. Ya está destruida y no se puede hacer mucho más por ello. Pero al menos, yo no quiero pensar que he colaborado en ello. Y no quiero que se dé por hecho que a los escritores nunca hay que pagarnos porque nos basta con que se nos promocione y que en realidad no nos alimentamos de comida sino de ego.