NO ME VOY A UN CONVENTO

Por David Hernández

En España gustan mucho la rumorología y los cotilleos. El último sobre María Luisa Merlo es que se va a vivir a un convento. En cierto modo, es verdad, pero no es un convento propiamente dicho. “Me voy a una casa muy bonita a Los Ángeles, perfecta para mis retiros espirituales,” ha señalado a esta revista. Eso sí, ha querido dejar muy claro que no se va “para toda la vida.” Se trata de pequeños retiros que realizará para desconectar y encontrarse consigo misma. Aunque en cierto modo, parece que todo esto también tiene que ver con la idea de estar cerca de su nieto Ángel, el hijo de Amparo Larrañaga, que ha decidido estudiar cine en Estados Unidos, dando continuidad a la saga familiar.

Hoy, jueves 5 de septiembre, a las 20.00, la actriz conducirá una conferencia de su maestro, John Morton, director de MSIA (Movimiento del Sendero Interno del Alma) en la Sala Cibeles del madrileño Hotel María Elena Palace. “Quiero presentar a la gente con la que me voy a Los Ángeles,” afirma María Luisa Merlo.

En el acto, hablarán de la paz como estado natural. Señalan que “vivir en paz y estar en paz es un aspecto innato de quienes somos.” Y es que los seminarios de John Morton, coacher y autor de varios libros de autoayuda, se centran en cómo cuidar de uno mismo para poder ayudar a los demás y en cómo vivir en un estado de gratitud.

Twitter: @_davidhernandez

1 comment for “NO ME VOY A UN CONVENTO

  1. nekane
    6 septiembre, 2013 at 17:15

    Vaya! pues yo ni me había enterado a donde iba la Merlo!, pero vamos, que nos falta tiempo para desprestigiarnos como país y como personas… así somos…
    Pero, me parece que David ha aprovechado para vendernos la moto del MSIA de la manita de la conocida Marialui Merlo!
    pues bueno, cada cual a buscarnos el caminillo de la vida con el consuelo que podamos… l la autoayuda en libros me parece un desengaño, en lo demás cuasi sectas, vamos, que siempre hay un líder que viaja y tal, o sea vive como un marajá …
    Me quedo con las lecturas de Hermann Hesse..

Comments are closed.