NÁPOLES MILLONARIA

napoles005

Por David Hernández

Nápoles. En plena II Guerra Mundial, Amalia y su familia tratan de sobrevivir mediante el estraperlo. El padre de familia, Gennaro, no ve con buenos ojos el mercado negro. Pero su carácter débil le impide enfrentarse a su esposa, una mujer fuerte y ambiciosa. Esa actitud originará grandes problemas en el seno familiar.

Una tragicomedia neorrealista sobre la pérdida de los valores en circunstancias hostiles. Eduardo de Filippo escribió esta obra en 1945 y, sin embargo, los temas siguen siendo de candente actualidad. Una obra que acontece durante una crisis, en este caso bélica. Sin embargo, algunas consecuencias de aquella contienda pueden asemejarse en cierto modo a la crisis económica actual. Estas crisis siempre conllevan a buscar maneras de sobrevivir y suelen coincidir en una pérdida de valores morales.

napoles003Filippo enfrenta a diferentes sectores de la sociedad a través de tres personajes principales. Mientras Gennaro, afectado por una terrible experiencia por culpa de la guerra, y, Ricardo, un funcionario arruinado, representan al sector más vulnerable y perjudicado por la situación, Amalia representa a la clase alta, incluso podría entenderse como una metáfora de la clase política, que oprime a sus conciudadanos con el único fin de amansar su fortuna, sin importarle el bienestar de los demás. Tampoco falta el vandalismo, mediante el hijo del matrimonio.

Francisco Vidal dirige a 11 actores que dan vida a un total de 18 personajes. Se mueven por el escenario a buen ritmo, dando agilidad al texto. Un montaje lleno de emociones, llevando al espectador de la tristeza a la risa, con momentos verdaderamente desternillantes.

Fran Cantos da vida a Gennaro, uno de los principales protagonistas de la obra. Él da vida al personaje más emotivo. El más bonachón de todos y el que más sufre, llegando a sentirse fuera de lugar. La joven Carolina Herrera compone un personaje lleno de matices, encarnando a una divertidísima Asunción. Toda una revelación es el actor Santiago T. Grech, que da vida a dos personajes muy diferentes, al funcionario que lo pierde todo, y a un genial Sacristán. Tal vez uno de los personajes más surrealistas de la obra, pero también de los más divertidos. Santiago lo hace fácil, dotándolo de gran comicidad, consiguiendo que el público no pueda parar de reír.

Twitter: @_davidhernandez

‘Nápoles millonaria’ se representa en la Sala Tú los sábados a las 20.30 y los domingos a las 19.30 hasta el 2 de febrero, y todos los jueves de febrero a las 20.30.  C/ Velarde, 15-17 (Plaza 2 de Mayo). Madrid.