MULAS Y COHETES… ARF 2013

Queda poco más de un mes para una nueva edición del Azkena Rock Festival y ya nadie sabe qué está ocurriendo y por qué no se aporta nueva información sobre el cartel de este año (las primeras y únicas confirmaciones se produjeron allá por el mes de enero). Se sabe que las dificultades presupuestarias propias de estos tiempos para todo entorno cultural han reducido el festival de tres a dos días; se sabe que la competencia entre festivales por determinados artistas es feroz; y se reconoce que las complicaciones logísticas de un evento de estas características siempre son grandes e imprevisibles. Aun así, lo cierto es que la demora está resultando excesiva y el silencio de la organización provoca que corran multitud de rumores por la red. Impacientes estamos, y aunque no tememos por la calidad y el buen criterio que seguro finalmente ofrecerá el cartel, unos cuantos andan con la mosca detrás de la oreja. Las noticias finales tienen que estar al caer, claro, pero mientras tanto no nos queda otra que entretenernos con, obviamente, la música.

cartel

Decíamos por aquí que con Black Crowes y Smashing Pumpkins, ese retorno a grandes bandas de los noventa, el ARF se marcó una muy buena primera tanda de confirmaciones. Pero no sólo ellos: en letras más pequeñas encontramos otras bandas no tan conocidas pero también excelentes. Hoy toca recordar a esos segundos espadas que arropan a los cabezas de cartel y que, en el precario plantel del que disponemos en estos momentos, vienen a ser dos grupos que están en las antípodas musicales uno del otro y son una muestra perfecta del ecléctico criterio dentro del rock que aporta el ARF: Gov’t Mule y Rocket from the Crypt.

Warren Haynes es un sublime guitarrista (faceta que a menudo hace olvidar que también es un gran vocalista) que tuvo mucho que ver con la resurrección de los míticos Allman Brothers en los noventa, y que con Gov’t Mule, su proyecto más personal, nos está ofreciendo las mejores esencias del blues-rock en discos como Dose (1998), Life Before Insanity (2000), The Deep End (2002) o High & Mighty (2007). En la línea de sus padrinos, en sus discos, y especialmente en sus directos, nos encontramos con brillantes jams marca de la casa, es decir, temas alargados  en base a virtuosos desarrollos instrumentales que encuentran en la guitarra de Haynes su anclaje perfecto (sin desmerecer una banda compuesta por también brillantes músicos). Muy amigo de versiones de otros artistas que repasan toda la Historia del rock, pero con excelentes temas propios, Gov`t Mule es una experiencia para dejarse llevar, para paladear la música, y para admirar al músico. También es cierto que si eres de los que prefieren un rock más directo, o prefieres el pop más limpio y conciso, seguramente ésta no es tu apuesta.

)
 

Si la mula nos aporta el virtuosismo calmado a degustar cual sibarita, el contraste lo encontramos con la velocidad de cohete de Rocket from the Crypt: punk enérgico, directo y festivo en estupendos temas que pocas veces superan los tres minutitos. En el año 1995 publicaron un pequeño clásico del nuevo renacer punk, Scream Dracula Scream! Sin embargo lo suyo fue un reconocimiento más de culto, lejos de la suerte comercial de unos NOFX o Green Day, aunque desprendían para quien esto firma bastante más autenticidad. Se disolvieron y ahora vuelven a los escenarios para alegría de sus antiguos seguidores, que ahora podrán disfrutar por fin de una cita con ellos sobre un escenario.

)
 

Cuervos, calabazas, mulas y cohetes componen ya una heterogénea y atractiva oferta musical (a los que añadir otras interesantes bandas más minoritarias a descubrir y que terminan de componer una amalgama de sonidos todavía más amplia: el blues-gospel-southern rock de Alberta Cross, el metal de The Sword o el inclasificable folk indie de Modest Mouse; añadamos el rock hispano de M Clan), que por sí misma justifica ya el precio del bono del ARF 2013. Así que esperamos confiados en contar con otra excelente edición del ARF, pero lo cierto es que necesitamos saber más. Ya va siendo hora.

 

Gonzalo G. Chasco

gonzalogchasco@gmail.com