MUERTO EL PERRO, COMENZÓ LA RABIA

Durante las últimas 24 horas, hemos asistido a un hecho deleznable, la crónica de una muerte anunciada: el asesinato de Excálibur, el mejor amigo de la auxiliar enferma de ébola.

rpdkJoCTPzYEQCm-556x313-noPad

Por David Hernández

Muerto el perro se acabó el ébola. Eso es lo que ha debido pensar la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid al decretar por orden judicial el asesinato de la mascota de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería afectada por el virus, sin tan siquiera saber si el perro estaba enfermo. De este cruel modo han querido poner fin a una serie de errores por los que el virus ha llegado a España. Lo que serviría de poco en el caso de dar positivo en el test que no le han hecho, porque, según ha contado su dueño, el can ha estado en contacto con decenas de perros durante los últimos días.

Ayer, Javier Limón, el marido de la sanitaria, hacía un llamamiento a través de las redes sociales para que le ayudaran a salvar a su Excálibur. Miles de ciudadanos iniciaron una campaña de apoyo en las redes sociales y han llegado a conseguir más de 300.000 firmas en Change para evitar el asesinato. Porque, por mucho que quieran suavizar la situación con eufemismos como “eutanasia”, no están ayudando a morir a un enfermo que se ve postrado en una cama de por vida o en un coma del que jamás despertará, sino que están matando a un ser vivo sin saber siquiera si ha contraído el virus.

perro-ebola-madrid

Este asunto, ha saltado a los medios de comunicación de todo el mundo. Dejando, una vez más, en evidencia a este país gobernado por ineptos. Da igual el color, azul o rojo, quienes se supone que representan a la ciudadanía española no hacen más que dejarnos en evidencia constantemente a todos los españoles. Ésta es la verdadera marca España de la que tanto hablan.

Todo el esfuerzo, todas las voces que se han alzado, no han servido de nada. Al drama de contraer la enfermedad, al matrimonio de Teresa y Javier se le suma otro más, el del asesinato de su mejor amigo.

La historia ha finalizado como la novela de Gabriel García Márquez, asistiendo a la crónica de una muerte anunciada. Muerto el perro, comienza la rabia.

Twitter: @_davidhernandez

5 comments for “MUERTO EL PERRO, COMENZÓ LA RABIA

  1. patricia
    8 octubre, 2014 at 22:08

    lo de este pais y su poca consideración hacia los animales es asqueroso

  2. malase
    8 octubre, 2014 at 22:10

    Solo espero que la rabia contenida explote.
    Porque «esto» dá para muy poco más.
    Esta noche, Rajoy y sus secuaces, van a dormir muy tranquilos, en sus camitas limpias y calentitas.
    Ya no hay perro, ya no hay problemas. Solo son hilitos…

    Qué asco.

  3. yyo
    9 octubre, 2014 at 10:41

    Ayer vi que un medico decia, que el problema es que no se sabe como recibe y transmite el ebola un perro, y lo que no entiendo por que no han investigado con el, podrian haber sacado conclusiones

  4. Kety
    9 octubre, 2014 at 23:50

    Las culturas primitivas cuando se sentían amenazadas ofrecían sacrificios a los dioses nuestro consejero de sanidad incapaz de enfrentarse a un problema que ellos mismos han creado ofrece el sacrificio de Excalibur a la virgen de la paloma. No se puede ser mas necio, ni mas arrogante, ni mas canalla

  5. marlene
    10 octubre, 2014 at 16:27

    Yo le hubiese echo que le hubiese dado miles de lenguetazos a ana mato nunca mejor apellido y a rajoy le hubiese obligado a atender a su dueña y a su perro yo os maldigo malos mas que malos a vosotros os caerá algo peor que el ebola

Comments are closed.