Los diez mitos sobre el amor

 

 

“Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja,  que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad.
No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en la vida merece cargar en las espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta.

Nos hicieron creer en una fórmula llamada “dos en uno”: dos personas pensando igual, actuando igual, y que era eso lo que funcionaba.

No nos contaron que eso tiene nombre: anulación. Y que solo siendo individuos con personalidad propia podremos tener una relación saludable.

Nos hicieron creer que el matrimonio es obligatorio y que los deseos fuera de ese término deben ser reprimidos.

Nos hicieron creer que solo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad.

No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas.

Tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto… cada uno lo va a tener que descubrir solo.

Y entonces, cuando estés muy enamorado de ti mismo, podrás ser muy feliz y amar de verdad a alguien.

Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor… aunque la violencia se practica a plena luz del día.”

John Lennon

 

 

En este artículo vamos a hablar sobre 10 mitos del amor romántico muy extendidos en la sociedad en la que vivimos y que pueden estar interfiriendo en el desarrollo de una relaciónes ( de pareja o no ) sanas y satisfactoria.

Es un hecho que nuestros sentimientos amorosos están influidos por factores socio-biológico-culturales, y que se acaban plasmando en mitos.

Estos mitos s a un conjunto de creencias compartidas por gran parte de la sociedad que ni son verdaderas ni están validadas de ninguna manera, sin embargo se transmiten de generación en generación.

Estás creencias las aprendemos desde la infancia mediante cuentos, canciones, relaciones familiares, medios de comunicación, series de televisión, cine, programas de la tele etc… y de está manera se siguen justificando y reproduciendo socialmente.

Los 10 mitos del amor romántico

 

 

LOS DIEZ MITOS MODERNOS SOBRE LAS RELACIONES DE PAREJA

 

 

El mito de la media naranja. La creencia de que el “otro” es la única elección posible, la que teníamos predestinada. De que el amor no es voluntad sino destino

 

El mito del emparejamiento  La creencia de que la pareja es algo natural y universal y  que en todas aquellas personas que se desvíen de esa norma, y que decidan vivir de otra manera, van a sufrir o padecen algún problema

 

El  mito de la exclusividad   La creencia de que es imposible estar enamorado/a de dos personas a la vez (… y no estar loco, como decía Antonio Machín)

 

El mito de la fidelidad, o creencia de que el deseo debe satisfacerse exclusivamente con la propia pareja

 

El mito de los buenos celos la creencia de que los celos son un signo de amor, e incluso el requisito indispensable de un verdadero amor:

 

El mito de la equivalencia, o creencia en que el «amor» y el «enamoramiento» son equivalentes y, por tanto, si una persona deja de estar apasionadamente enamorada es que ya no ama a su pareja;

 

El mito de la omnipotencia o  la creencia de que «el amor lo puede todo» y, por tanto, si hay verdadero amor éste es suficiente para solucionar todos los problemas

 

El mito del libre albedrío, o creencia de que los sentimientos amorosos son íntimos y no están influidos por factores sociales, biológicos y culturales

 

El mito del matrimonio o de “vivir juntos”, o creencia de que el amor romántico pasional debe conducir a la unión estable de la pareja y constituirse en la única base de la convivencia de la pareja.

 

El mito de la pasión eterna, o creencia de que el amor romántico puede y debe perdurar tras años de convivenciaSi

 

Si conseguimos revisar nuestras creencias, derribar estos mitos y construir relaciones, relaciones de pareja o no,  basadas en la libertad, el respeto y partiendo del amor por uno mismo, tendremos muchas más posibilidades de lograr la plenitud y la felicidad y la serenidad, y de  construir relaciones sanas y saludables que se mantengan en el tiempo, rompiendo viejos patrones y cuestionando las creencias que nos están impidiendo avanzar en la dirección que queremos.

 

La fiesta de San Calentín, este año en Barcelona