LO QUE NUNCA SE DICE

Hace cuatro ¿ cinco? Años un hombre me violó. No era el primero que lo hacía, yo había tenido otros encuentros sexuales no consentidos en el que alguien se aprovechó de que estaba borracha, o dormida. Pero en este caso a él no le conocía de nada y él tenía una navaja. Una navaja que yo sentí presionada sobre mi cuello durante un rato muy largo, todo el rato en el que estuve pensando que si a él se le iba la cabeza y me mataba mi hija se quedaría huérfana. El terror me tenía tan paralizada que ni siquiera reparé en lo que él hacía, o si me dolía o no. Sí, me dolía, y dolió muchísimo más después, cuando volví a tener conciencia de mí. Yo no le conocía a él, no le había visto nunca. El sí me conocía a mí. Llevaba vigilándome días, semanas, y sabía que salía a pasear todas las mañanas. Me siguió hasta que encontró el momento y el lugar adecuados. Durante años he pensado en escribir sobre el tema pero nunca he podido, y hoy no puedo escribir más que esto. Nueve líneas.

Sucedió en Marruecos. Hubo una denuncia. El consulado la ratificó, y el médico también. Cuando llegué a España la Seguridad Social me proporcionó ayuda psicológica gratuita, a través del Centro de Ayuda a Víctimas de Agresión Sexual, CAVAS. Hoy no lo haría, esa ayuda ya no se proporciona según tengo entendido. Otra cosa más por la que no me gusta Ana Botella. Nadie me dijo jamás que “debía dejar de hablar de ello” o que “ estaba obsesionada”. De hecho se me animaba a hablar de ello y a compartirlo con familiares y amigos. No lo hacía. De hecho, nunca le he contado exactamente lo qué pasó a nadie, ni siquiera a la (maravillosa) psicóloga que me atendió. Es decir, no he contado toda la historia, con pelos y señales, no he contado todo lo que recuerdo, lo que recuerdo tan nítidamente como si fuera una película. No he hablado. Pero sin embargo nadie, nadie, nadie, jamás, me dijo que me callara. Pero callé. Hasta hoy ha sido un secreto. Hoy deja de serlo. Hoy he decidido que no es algo de lo que tenga que avergonzarme o que deba ocultar.

Pasé por una experiencia igual de traumática en el Campamento. Nadie vio lo que de verdad ocurrió allí. Vieron a una mujer llorando sin parar, pero no vieron lo que había pasado como para que una persona que – como pueden testificar mis amigos y mi familia – había llegado allí tranquila y feliz acabará con un cuadro de estrés postraumático desarrollado solo en ocho días. Y no lo saben no solo porque existe un contrato de confidencialidad que te impide contarlo. Ese contrato me lo podría saltar antes o después. No lo saben porque no quiero alimentar con más carnaza al sensacionalismo barato. No lo saben porque prefiero contárselo a un juez por vía penal y no civil. No lo saben porque si en algún momento lo cuento no será en un programa de televisión, mucho menos con dinero de por medio. No lo saben porque de la misma manera que durante cuatro años no he hablado jamás de mi violación, no he querido hablar de todo lo que pasó.

Ayer tuve una conversación que me ayudó mucho con un hombre maravilloso, el psiquiatra forense José Carlos Fuerte. El sí sabe lo que pasó. Se lo conté hasta donde puedo llegar a contar, pues hay partes de la historia que aún me cuesta elaborar y verbalizar. El comprendió todo. Ha visto muchos pacientes con estrés postraumático. Entendió que la experiencia que yo había vivido allí dentro ( coacciones, amenazas, agresión psicológica, física y sexual, omisión de socorro) fue tan traumática como pudo serlo mi violación. Yo lo sé porque he vivido ambas. El lo sabe porque es un profesional. Este hombre me animó a que comenzara un tratamiento en serio, a que me medique, cosa que hasta ahora nunca he querido hacer, y, sobre todo, a que luche. Tienes que estar bien para poder luchar, me repetía, y si luchas verás que cuando venzas habrás aprendido de la experiencia.

Gracias a este señor entiendo que si he perdido memoria es porque las experiencias traumáticas y de estrés extremo provocan que se incremente el cortisol, y el cortisol destruye la materia gris del hipocampo. Y por eso ahora no encuentro las llaves ni el móvil ni las gafas ni sé que he hecho hace cinco minutos. Me ha hecho entender por qué estoy constantemente cansada, por qué no puedo concentrarme, por qué ya no duermo, por qué me despierto cada dos horas ( esto ya me lo había explicado muy amablemente el doctor Estivill, al que también le conté más o menos lo que había sucedido allí dentro, y me explicó que el trauma altera los ciclos de sueño), por qué he perdido el apetito sexual, por qué estoy siempre triste y por qué tengo taquicardias cada diez minutos.

El psiquiatra me hizo entender por qué mis compañeros se comportaban como lo hacían: simplemente, porque se eligen para estos programas personas con un trastorno de personalidad narcisista o una psicopatía. No solo es que a ellos les daba completamente igual lo que me pasaba a mí, sino que ni siquiera eran capaces de empatizar, de ponerse en mi lugar, de comprender lo que me pasaba, de sentir compasión o pena. Sentir no está al alcance de todos. Querer, comprender, amar es privilegio de muy pocos.

Hay una parte de la historia que ya sabéis porque ha transcendido: Un chico se masturbó delante de mí, y el problema no era que fuera consciente o no de lo que hacía (puede que no lo fuera: el hecho de que tomara una medicación muy específica – hidrocortisona- y algunos detalles más me hacen suponer, o estar casi segura, de que él si que padece un problema mental diagnosticado y tratado), el problema era que no me permitían dormir fuera, el problema fue que que se me coaccionó a gritos para que me quedara allí, que mientras se me gritaba las cámaras grababan todo. Sí, grababan esos lloros que visteis y que os hacen llamarme loca. Pues bien, a las mujeres que me leéis ¿habrías soportado una experiencia así sin llorar? Y los hombres que me leéis ¿permitiríais que eso se lo hicieran a vuestras novias, hermanas o hijas o iríais a partirle la cara a los cuatro tipos que le impiden salir, a gritos, de una cabaña a la mujer que no quiere presenciar la escena? Y conste que eso no fue lo único que pasó, que después la cosa fue yendo a peor. Pero el caso es que todas las chicas que estaban allí me dijeron en un momento u otro, todas: “ Y si se masturbó, ¿qué?… ¡Anda que no habrás visto tú pajas en la vida!” Pues sí, he visto pajas. Sí . Pero las he visto en un contexto de respeto mutuo, hasta entonces nadie me había obligado jamás a ver una. Mucho menos a quedarme en un espacio de menos de cinco metros cuadrados con la persona que lo hacía. Quien me obligó a quedarme incurrió en un delito penal. Un delito penal como también loomo lo son las coacciones, las amenazas de muerte, los insultos, los empujones y demás lindezas que recibí allí.

Por cierto, una de las chicas a las que le importó nada y menos lo que me había pasado y que no mostró la más mínima simpatía por mí ahora se queja porque le han perdido el respeto. Si no muestras respeto, comprensión y una mínima ayuda a los demás ¿ cómo los reclamas ahora?

La pregunta de siempre es ¿ y por qué fuiste? Porque la …….. ( podría escribir un montón de adjetivos calificativos aquí) de directora de ese puñetero programa era mi amiga, porque la había ayudado en los momentos más duros de su vida ( leáse clínica Dator), porque creía que ella tenía cosas que agradecerme, porque me garantizó que se me protegería, porque me garantizó que no habría violencia, porque me dio una palabra que no tiene, porque me traicionó y porque ella misma me mintió, me mintió sin parar, y fue responsable de un montaje de imágenes diseñado para ocultar un delito.

La segunda pregunta ¿ y por qué no te fuiste? Porque existe una claúsula según la cual tienes que pagar una cantidad exagerada si abandonas el programa

La tercera pregunta que me hacen: ¿y no imaginabas lo que te iba a pasar? Pues no. Yo pensaba, como piensa todo el mundo, que en ese tipo de programas grita quien quiere, y que quien no grita, y no arriesga nada. Desde luego no se me ocurrió pensar que me iban a agredir, y que se iban a cometer delitos penales.

Cuando el tipo del cuchillo me violó todo el mundo me entendió y me apoyó. Quienes lo sabían. De hecho, no lo contaba mucho porque me abrumaba el nivel de apoyo. Cuando mencionaba por encima lo que había sucedido, recibía siempre la misma respuesta ¿Qué puedo hacer por ti, necesitas algo? Una violación es traumática. Duele. Duele físicamente, por supuesto. Y te roba algo dentro, para siempre. Confianza, autoestima, dignidad. Y todo el mundo lo entiende.

Una violación, yo lo he vivido, suscita simpatía, comprensión, apoyo, Y sin embargo una coacción sexual, unas amenazas de muerte, unos insultos constantes, unos gritos paralizantes, unas mentiras, un aislamiento brutal, una obligación de dormir al raso… suscitan desprecio. Y nadie piensa que has vivido una experiencia tan traumática encerrada durante siete días, sin dormir apenas, para salir y descubrir que te agreden por la calle ( cuando vas con tu hija de la mano), que te insultan, que te llaman loca, que facilitan tu dirección… . Nadie lo considera así excepto, gracias a Dios, el psiquiatra forense. Y si yo estoy escribiendo esto frente a un teclado llorando como una magdalena, si he perdido la memoria, si no he podido volver a dormir, si me tienen que medicar, si estoy constantemente cansada, es decir, si padezco una depresión diagnosticada como respuesta a un episodio traumático… nadie lo entiende. Entendían lo de la violación, pero esto no. Y repito: me fue más fácil recuperarme de la violación que de mi experiencia en el Campamento. Y si me dieran a elegir y me dijeran que debo volver a vivir mi vida de nuevo pero que puedo borrar una de las dos experiencias, elegiría borrar el Campamento.

Mi violación duró quizá media hora. Más la media hora de regresar a casa andando con la impresión de que tienes un hierro candente entre las piernas, más las horas de reconocimiento médico y las horas de gritos que tuve que escuchar por parte de la policía marroquí, que intentaba por todos los medios que yo no denunciara. Ellos por supouesto, tampoco querían que hablara, como tampoco quiere que hable Telecinco, o la SER, en donde Antonio Albert me imterrumpía a gritos para impedirme contar la verdad o parte de la verdad, o El Mundo, que me puso a parir pero al que luego no le interesó contar otra cosa. Quizá todo duró el episodio de mi violación, desde que sucedió hasta que pude volver a casa – violación, consulado, policía, médicos, más policía- duró doce horas. La estancia en el campamento duró ocho días. El acoso mediático duró, lleva durando, meses. La insistencia en llamarme loca para que no se notara que ellos eran unos criminales, unos agresores, unos psicópatas. Yo era el espejo en el que no se querían ver, y por eso tenían que destrozarlo en pedacitos. Porque psicópata no es el asesino en serie. La definición clínica de psicópata es simplemente aquel que no tiene empatía, que no se conmueve ante el sufrimiento del otro.

Vivo en un barrio difícil. Más de una vez me ha tocado llamar a la policía para asistir a alguien. En un caso, una anciana que se había desmayado en medio de la calle. En otro, a una pareja los que les habían robado la cartera (también a punto de navaja). En el último, a una chica a la que su novio le había dado una bofetada en plena calle. En todos los casos había una mujer llorando. Y nadie le llamó loca. Los policías y yo sentimos compasión, empatía, ese rasgo que nos hace humanos. Mucha gente carece de ese rasgo, esa gente capaz de hundir más a quien ya está hundida, de machacar a una mujer que llora ¿ A nadie se le ocurrió pensar que algo muy grave me tenía que haber pasado para que me pusiera así?

Señor Vasile, a usted directamente le importa un comino lo que me pase. Como si me muero. Probablemente no sabe usted ni cómo me llamo. A usted le importa el dinero. Todo lo demás es prescindible. Y gracias a mí hizo usted mucho dinero. Le di el pico de audiencia más alto de su cadena en cuatro meses. Le di dos meses de contenidos. Le di muchísimo dinero. Usted, a cambio, me ha dado una enfermedad.

Y alrededor me dicen constantemente que no debo obsesionarme y me exigen que no hable. Pero lo único que me queda es la palabra.

Escribí este texto de un arrebato, en apenas media hora, porque a veces ya no puedo más, y estoy harta de escuchar que fue mi culpa. Harta. En Marruecos una mujer violada no lo cuenta. Se supone que si ha sido violada pierde su honor. La familia puede obligarla a casarse con el violador ( el caso de la pequeña Amina, que se suicidó) o su marido puede divorciarse de ella ( el caso de una conocida mía, señora muy pija, que fue violada en el club de tenis y que tuvo el valor de denunciarlo). En general, toda la presión social se vuelca en que lo silencia. Por eso la policía intentó bloquear mi denuncia. Por cierto, tiempo después encontraron a mi agresor y… le soltaron. Decidieron que era su palabra contra la mía. Y la suya valía más, por supuesto, siendo yo divorciada. A nosotros eso nos parece una barbaridad y nos creemos superiormente morales. No lo somos. Aquí se me ha coaccionado de todas las maneras posibles para que me calle. No solo por el contrato de marras. Una campaña de descrédito en televisión que ha durado dos meses, después de que me hubiera ido. Gritos e interrupciones constantes en la SER, medio presuntamente progresista. Insultos por todos lados ( todos habéis leído lo que me han llamado aquí, y como yo no tenía credibilidad porque ” había sido mi culpa”, tal y como me dijeron en Marruecos). Hay una mujer que me ha dicho que comparar una cosa con la otra es una barbaridad. Pues lo digo y lo repito: Si mañana me dan a elegir, preferiría que me volvieran a violar a tener que pasar por el campamento. Al menos no tuve que escuchar en España que la culpa fue mía. Allí, sí.

En Marruecos, por supuesto, casi todos mis vecinos creen , a día de hoy, que fue mi culpa, excepto una, la más querida y la que más me ayudo, y alguna otra. Mujeres, claro. Aquí no somos moralmente superiores. Hemos desplazado el foco, y ya está. pero en ambos países agredimos y después culpamos a la víctima. No es casualidad que cuando yo me marché de aquel sitio ( porque me fui yo, nadie me echó, muy al contrario, querían que me quedara) siguieran agrediendo a mujeres. A una la ducharon con chocolate en medio de todo tipo de insinuaciones obscenas, a otra la agredieron en directo. Se dijo que no se mostraban los tirones de pelo ( para no herir sensibilidades) pero el empujón que la tiró al suelo se vio bien claro. Y los gritos también, y cómo la habían agredido sin razón alguna, porque sí, porque la directora quería contenido, y punto. Nadie en el programa agredió a hombres. Y lo curioso es que la agresora máxima, la directora de ese programa, la jefa de todo aquello, la que planeaba las escenas, era una mujer. Da que pensar.

183 comments for “LO QUE NUNCA SE DICE

  1. Judit Reyes Griñena
    5 octubre, 2013 at 20:10

    Lucia, te he leído. Un abrazo bien apretado para ti.

    • Pilar
      5 octubre, 2013 at 20:42

      Eres mejor persona de que crees. Eres estupenda. Eres un sol!! Te apoyo incondicionalmente y te leo siempre!

    • Piluca
      5 octubre, 2013 at 21:05

      Ánimo Lucia.

    • Arantzazu Junquera
      6 octubre, 2013 at 00:15

      Lucía querida, lo he leído con interes y te mando todo mi cariño, respeto y comprensión envueltos en un enorme abrazo.

    • carme
      6 octubre, 2013 at 10:08

      Lucia eres una mujer”mu grande!!!!
      A mi me estás ayudando muchísimo aunque tú no lo sepas.Te envio todo mí apoyo y todo mi cariñó.Un besó y mucho ánimó superviviente

    • soqui
      6 octubre, 2013 at 19:02

      Somos supervivientes y guerreras!!! Un abrazo grande!!!

    • María
      6 octubre, 2013 at 19:48

      Impresionante, doloroso y valiente.

    • Basi
      8 octubre, 2013 at 11:07

      Eres la mejor,ánimo Lucia. Siempre te leo

  2. nat
    5 octubre, 2013 at 20:13

    Lo único que queda es la palabra

  3. Yo
    5 octubre, 2013 at 20:21

    Conozco perfectamente lo que es un psicópata y te entiendo. Intento salir de su área de poder.

  4. María José
    5 octubre, 2013 at 20:26

    Tus hombros son mucho más fuertes que el de muchos Lucía, si no la vida no te pone semejantes pesos.
    Yo soy una de esas siete mil personas que te leen a diario, una a la cual has ayudado no sabes cuánto, no lo sabes.
    Por lo tanto te devuelvo comprensión, amor, paz, luz.
    Eres un espíritu brillante, nunca dejes de luchar, ni de escribir, ni de hablar. Es una cruzada muy difícil, aqui estamos para apoyarte desde nuestros lugares. NO ESTÁS SOLA.
    Esto que te pasa espero que siente un precedente, que haya un antes y un después en este tipo de programas, lo cual hará que el grupo de personas que miran esa cadena puedan mínimamente abrir los ojos.
    He terminado de leer el texto con lágrimas, lo siento en el alma, Lucía querida. Te mando un abrazo super calentito

  5. Rosana
    5 octubre, 2013 at 20:26

    Lucía eres una tía cojonuda, de verdad que te admiro, me encanta como escribes y espero que superes esto lo antes posible. Un abrazaco!

  6. Nieves
    5 octubre, 2013 at 20:27

    Wordless

  7. Carmen
    5 octubre, 2013 at 20:27

    ¡¡Vaya mierda de mundo en el que vivimos!! Espectáculo deprimente y sangrante…Todo vale para hacer dinero…
    Me queda la esperanza y el convencimiento de que la mayoría no somos así…¿pero si callamos no estamos otorgando?

  8. Elena
    5 octubre, 2013 at 20:28

    Lucia somos muchos los que si te apoyamos y los q te entendemos y a los q nos encantaria pasar contigo esto cogidos de tu mano. Yo sufri estres postraumatico durante 20 años, y solo tengo30. Se de lo q hablas. Hay una terapia q me devolvio x lo menos un trocito de mi vida. Se llama emdr, te animo a q pruebes. Es muy dura xo en mi caso fue lo unico q funciono. Eres maravillosa, nunca lo olvides

  9. minerva
    5 octubre, 2013 at 20:29

    Vergonzoso lo leído,y no por ti señora,porque eres una señora de los pies a la cabeza,sino por la audiencia de ese programa,por Vasile,vergonzoso para mi el no haber tenido agallas hace muchos años,te admiro dama,y en este vergonzoso mundo….¿que saben los necios de las palabras silenciosas?.gracias Lucía,no dejes nunca de callarte a voces,o de gritar en silencio,o hazlo cielo,por todos los que no pueden ya,por ti misma y por tu niñagracias.

  10. ded
    5 octubre, 2013 at 20:31

    Ánimo. Un abrazo

  11. Natalia
    5 octubre, 2013 at 20:31

    Habla lo que quieras. Siempre encontrarás a alguien dispuesto a escuchar. Y a leerte. Esos, como tú dices, que te seguimos desde hace años, a los que nos has aportado mucho y los que no entramos en tu perfil solo para insultar.
    Telecinco es el alimento de las mentes huecas, abstraídas en la más abismal de las vacuidades. No se pueden pedir peras al olmo.
    Ánimo Lucía.

  12. Noemi Diaz
    5 octubre, 2013 at 20:33

    Hay personas valientes……..tú eres una de ellas

  13. ssCristy
    5 octubre, 2013 at 20:33

    Hace un año o dos o quizás más, que no veo telecinco. En mi casa no existe ese canal. Es el rey de la telebasura.
    Me encantó Gran Hermano 1, el 2 me decepcionó y el 3 ni lo ví.

    Lo único que sé del campamento és lo que he leído en Facebook. No he visto esas escenas de llantos y gritos, sólo he leído los insultos en Facebook y tus comentarios, y la conclusión que saco es que eres una persona muy coherente y explicas las cosas muy bien. Así que no te imagino llorando y liándola por nada. No te imagino histérica.Si lo estuviste fue por algo. Cuando uno no sabe explicarse se pone nervioso por nada, y puede llegar a llorar por no saber verbalizar algo, pero cuando uno tiene facilidad de palabra como la tienes tú, si llora es por algo.

    Deseo que ese médico te ayude y salgas bien de esta. Os lo merecéis tú y tu hija. Y esa gente que te insulta por la calle sí que está mal de la cabeza si le importa una m …..da que tu hija vaya de tu mano y escuche todo eso. Debería ser delito.
    Creéme que te entiendo. Y aunque ya lo sabes creo que es justo que se te diga que ayudas a mucha gente explicándo según qué cosas, y escribiendo tus libros.
    Piensa que de todas las cosas que nos pasan, siempre hay algo positivo. Por lo menos has aprendido que a esos programas va gente indeseable y que a partir de entónces debes alejarte de ellos (de esa gente y de esos programas).
    Besos y abrazos. Ánimo!! (y ojalá al indeseable ese y sus colegas le cayera una buena multa, como mínimo) digo multa porque a la gente psicópata que no entiende del sufrimiento de otro ser vivo, lo que le suele doler és el ego y el dinero.

  14. Montse
    5 octubre, 2013 at 20:33

    Querida: creo que te endiendo. Despues de haber sufrido muchas vejaciones por parte de mis progenitores ( que no padres), entiendo que un ataque violento a tu intimidad, resulte algo tremendo, pero superable. El despótico comportamiento de mis “padres” no puedo zanjarlo de ninguna manera.I llevo conviviendo con ello 55 años.
    Después del linchamiento de tele5 o mientras duraba yo sentia vergüenza ajena. Despojate de estos hechos en la medida que puedas. Muchisima gente està por ti. Te amamos. Montse.

  15. Pere
    5 octubre, 2013 at 20:34

    Escribe y habla de ello todo lo que necesites, los que te seguimos sentimos mucho lo que te ha sucedido, telecinco es basura y desgraciadamente la falta de empatía muy común hoy en día.

    Un abrazo

  16. gigi
    5 octubre, 2013 at 20:35

    Estoy contigo, un beso

  17. Elena
    5 octubre, 2013 at 20:35

    Ánimo!! Sigue luchando!! Más gente de la que crees te entiende y apoya. Un abrazo

  18. Mjsc
    5 octubre, 2013 at 20:36

    Lo siento un montón. Ya verás como lo superarás, por tu hija!!!! Un abrazote

  19. Elena
    5 octubre, 2013 at 20:36

    Siento muchísimo lo que te ha pasado…
    Mucho ánimo! Besotes!

  20. SAT_
    5 octubre, 2013 at 20:41

    Todo mi apoyo, Lucía.

  21. Jesus Grey
    5 octubre, 2013 at 20:42

    Y todo lo cometen con la complicidad de los que observan esos programas, que cada vez son menos.

  22. pilar
    5 octubre, 2013 at 20:42

    YO CON MI CARACTER HABRIA MONTADO UN MITIN ESO SI , DELANTE DE LAS CAMARAS Y DETRAS AMI NO ME HUBIERAN AMILANADO ALREVES YO MAS CHULA QUE ELLOS PERO NO ME VOY Y LUEGO DENUNCIO .PERO NO TE DAS CUENTA QUE TL5 ES VASURA SALVAME DONDE HA LLEGADO ,PARECEN PERROS DE PRESA QUE VERGUENZA YO HACE TIEMPO QUE NO LO VEO ME DA VERGUENZA AJENA UN BESO LUCIA

  23. Eli
    5 octubre, 2013 at 20:43

    Lucía,

    Siento una profunda tristeza por lo que te ha ocurrido.

    Hay gente “mala” y otra manipulable y ambos tipos se cruzan en las vidas de la gente. Particularmente considero a ese tipo de personas las realmente “locas”, creo profundamente que la incapacidad para empatizar y la inhabilidad en el trato con los demás es una carencia terrible y que conlleva, en demasiadas ocasiones, sufrimiento evitable al resto. Lamentablemente algunos programas de televisión parece que exploten este “lado oscuro”. Y encuentro alucinante que pueda ser así.

    Te deseo lo mejor a ti y a las personas que te quieren (seguro que hay un montón). Y estoy segura que la mayoría distinguimos claramente quienes son los “tarados” (y los “manipulados”).

    Un abrazo.

  24. Marietta
    5 octubre, 2013 at 20:44

    Un abrazo, guapa.

  25. Judith Alonso
    5 octubre, 2013 at 20:46

    No vi Campamento, solo la bochornosa entrevista en la que una entrevistadora ejercía de falsa amiga y te retenía en plató en medio de una crisis de ansiedad mientras un grupo de “colaboradores”sin ningún tipo de empatía seguían acosándote.
    Entonces hice una cosa que no había hecho nunca, escribir a tv5 mostrando mi indignación. Todo no vale, no puede valer. Independientemente de que tuvieras razón o no en el concurso (que no vi).
    Para mi antes eras una escritora mas a la que me gustaba leer, ahora ademas eres alguien por quien siento simpatía.
    Seguro que al igual que yo lo piensa mucha gente, no te quedes solo con lo malo.
    Besos, no te canses de escribir, me encanta leerte.

    • jose
      6 octubre, 2013 at 20:48

      Ufff se q.fuistes al programa por necesidad , y te toco uno de los mas asqueroso y repugnante d como casi todo los programas de telecinco, te deseo mucha fuerza para tu recuperacion besos Lucia.

  26. rosa
    5 octubre, 2013 at 20:50

    hola, yo soy una de esas tantas que no te conocen en persona, que te leen y te siguen por el face porque lo que cuentas lo haces con los 5 sentidos, creo que las casualidades no existen, que las cosas pasan por algo ” accion – reaccion”, y pienso que tu paso por el programa te esta haciendo como consecuecia una limpieza general en tu vida, estas aprendiendo a ver si los que te rodean son amigos o no estando a tu lado por ejemplo y puede que sea el detonante para sacar todo el dolor de experiencias acumuladas no gratas por asi decirlo y que antes no podias ni volver a pensar en ellas,
    Espero k te ayude en algo aunque no escriba ni remotamente como tu de bien. Un besazo.

  27. Zafyro
    5 octubre, 2013 at 20:52

    Joder Lucia….ya somos dos llorando delante del teclado, he leído tu escrito varias veces y me he quedado muy plof a la vez que siento bastante rabia si te soy sincera, te puedo asegurar que sin conocerte de nada, fuiste el motivo por el cual encendí a tele que siempre tengo apagada y me puse a ver ese programa de mierda pq no entendía que hacia una mujer como tú ahí…lo que ví me hizo llorar muchas veces, muchísimas! porque no me entraba en la cabeza el nivel tan grande de hijaputez que estabas viviendo, te aseguro que si llegas a ser mi amiga voy al programa y la que se lía es parda. No dí crédito a la entrevista del de luxe, parecían una manada de hienas delante de un bambi indefenso en ese momento, me moría de pena por la situación, porque me sigue costando creer que el ser humano sea tan hijo de puta y tan poco empático con el dolor y sufrimiento de una persona. Esa noche mi madre flipó conmigo porque no paraba de repetir en mi casa “Por favor que alguien la saque de ahí ya! que se la lleven ya! ” Lo de la violación puff….tenemos muchas cosas en común mi niña…me parece brutal, muy brutal tener que pasar por cosas así….el mundo en general esta muy “podrido” la gente cada día tiene menos valores de verdad, yo cada día vivo mas aislada de muchas cosas y soy exageradamente selecta con mi entorno. Siento muchísimo no solo el capitulo del cerdo cabrón del principio…sino todo el episodio “campamento” que te ha tocado vivir…no sé si te servirá de algo no conociéndome de nada pero entiendo perfectamente lo mal que te has sentido y te sientes con todo esto, lo durísimo que ha sido, lo sureal porque cuanto más lo pienso mas sureal me parece….te mando un abrazo virtual con todo mi corazón…y tú de loca tienes lo que yo de rubia platino…

    • 5 octubre, 2013 at 23:55

      No compartiré mi historia de forma pública porque aún pago las consecuencias de haberlo contado en privado. Pero me uno a Zafyro. Lamentablemente no vivo en España porque toda tu historia me habría dado como para presentarme allí con ella a liarla parda o lo siguiente…Porque precisamente el hecho de no hablar, de no educar a la población ante hechos tan sucios, es lo que provoca que luego, cuando te toca de cerca haya muy poca gente capaz de entenderte o apoyarte, por eso por favor No calléis, no podemos seguir permitiendo que la gente en su casa crea que ciertos comportamientos son “lo normal” y que quien lucha por combatir dicha ignorancia sea tachado de “loca”. Habla tu que puedes, por todos nosotros.
      No estás sola Lucía, y tú tampoco Zafyro.

  28. Sophie
    5 octubre, 2013 at 20:53

    A mi me encantas Lucía. Ánimo, un fuerte abrazo.

  29. belen
    5 octubre, 2013 at 20:54

    Lucía eres grande…muy grande

  30. Marga
    5 octubre, 2013 at 20:56

    Soy “tu fan número 1 de Barcelona” (eso escribiste este Sant Jordi en mi/tu libro”Liquidación por Derribo”). Sólo decirte que te comprendo a la perfección y que, que no soy ningún bicho raro, que te entiendo y que empatizo contigo. Sé que tu eres famosa y que debe resultar más difícil que al resto de personas anónimas pero piensa que las experiencias que has vivido son muy humanas, y que además nos ayudan a ser mejores personas aún. Date tiempo y sobre todo no seas muy exigente contigo en este tipo de cosas que a la mayoría también nos pasa. De verdad, de todo se aprende. Un beso, corazón. Marga

  31. carmen
    5 octubre, 2013 at 21:03

    Lucia, cuanto menos hables mas pronto se te olvidara y no les daras pie a que hagan el programa con tus lagrimas

    • Mangu
      12 octubre, 2013 at 15:52

      Esto no es así, sencillamente, el no hablar hace que lo que sientes te coma por dentro, te va matando poco a poco, y yo sé lo que te digo porque mi pareja hace años que lucha por superar traumas, violaciones y demás, y hace tanto que lucha porque en su casa nunca ha tenido comprensión y cuando ha llorado, le han dicho que no hace falta que llore, que llorar no sirve de nada, y cuando ha pedido hablar le han dicho que la vida continua. Y por desgracia, la vida continua, pero hay veces en las que te quedas parada y tu no puedes continuar,
      Cuando una víctima de cualquier tipo de abuso, sea sexual o no, cierra la boca, también cierra puertas a su recuperación, a poder seguir en esa vida.
      Por lo tanto, callar no es la solución, en cambio actuar sí que lo es.
      Por desgracia para mi pareja, soy una de las pocas personas con las que puede hablar de todo lo que le ha pasado, junto con su psicólogo, y no es suficiente.

  32. Elizabeth
    5 octubre, 2013 at 21:08

    Cada palabra tuya me enseña,y me llega muy adentro.Siento que sos una persona llena de luz,y agradezco que hayan llegado a mi tus libros tan ricos.Desde Argentina un gran beso.Sos grande Lucia.

  33. JordiM
    5 octubre, 2013 at 21:09

    Adelante Lucía. Somos muchos más los buenos.

  34. elena m.
    5 octubre, 2013 at 21:16

    Te mando un abrazo muy fuerte y mucho ánimo!!!
    Estoy convencida de q lograras superar esto. Eso sí, cuidate mucho. Besos

  35. Carmen
    5 octubre, 2013 at 21:17

    He llorado con cada palabra anima Lucía siempre te he admirado y gracias a tus libros consigo evadirme también de este mundo … Que cada día me supera más . Un abrazo enorme

  36. sondevigo
    5 octubre, 2013 at 21:26

    No tengo ni idea de lo que es campamento de verano, supongo que cualquier reality cutre. Te conozco como escritora y mujer polémica. Y como tal te respeto. Yo y muchos. Espero que te recuperes pronto de lo que sea que hayas vivido. Mucho ánimo y siento mucho todas las experiencias traumáticas que acabas de compartir con el público. Espero que te sientas fuerte pronto y pongas a todos estos programas chinos en su lugar. No con violencia o con denuncias, sino con tu verdad. Abrazo

  37. Elisa
    5 octubre, 2013 at 21:32

    De vergüenza. Un abrazo.

  38. Tony Flops
    5 octubre, 2013 at 21:32

    No tengo palabras. Mucho ánimo. Vas a poder con ello y con ellos.

  39. 5 octubre, 2013 at 21:33

    Lucia, ve a por ellos. mi experiencia me ha enseñado a que no te puedes callar, que las cosas que se callan siempre quedan. No te dejan dormir.
    Eres maravillosa, lista, enormemente inteligente. tu puedes con todo, ánimo!

  40. laura
    5 octubre, 2013 at 21:33

    Huele a victimismo ya de lejos, es muy notable que intenta justificar el comportamiento que tuvo en el programa… Creo q se contradice demasiado, tanto quiere desconectar de todo como estar en boca de todos. Sinceramente, yo no lo entiendo.

    • Victoria
      9 octubre, 2013 at 12:19

      Lo que intenta es aclarar y denunciar que en el programa ocurrió algo más que lo que se ve a simple vista. No justificar nada ¿por qué tendría que justificarse?

  41. Pablo Franco
    5 octubre, 2013 at 21:35

    Esta guerra la vamos a ganar, Lucía. Estate tranquila.
    Un beso

  42. Inma
    5 octubre, 2013 at 21:36

    Confieso que pertenezco a ese grupo de personas que te ha invitado a no hablar de ello y te pido perdón porque a veces me ha costado entenderte.
    Si bien el consejo no pretendía restar importancia a lo que te había sucedido sino protagonismo a quienes te lo habían hecho. Personalmente no me gusta que las personas que me han hecho daño sepan cuánto daño me han hecho, porque es muy probable que no les importe o que incluso les alegre.
    Empatizo mucho contigo porque mis derechos han sido violados muchas veces y de muchos modos diferentes hasta que he aprendido a identificar las personas y las situaciones que los provocan y a afrontar las cosas de otro modo. Y cada vez que se nos somete a una tortura semejante perdemos algo que no regresa nunca más.
    Dejar de sentirse culpable implica aceptar que somos vulnerables. Eximirse de toda culpa tiene un precio: aceptar que podría volver a suceder. Mientras mantengo esa pizca de culpa adentro pienso que puedo hacer algo para evitarlo. Sé que es una ilusión.
    No te entendí desde el principio pero ahora te entiendo plenamente y espero que antes de lo que esperas todo esto se quede en un lugar muy lejano de tu memoria.
    Sé que cuentas con muchos refugios, tanto a nivel personal como profesional y que no estás sola. No obstante te ofrezco sinceramente mi apoyo si alguna vez lo necesitas.
    Un abrazo.

  43. santiago
    5 octubre, 2013 at 21:37

    Probablemente contarlo sea el gran paso. Denunciarlo via penal o civil o cuartelillo de la guardia idem, un paso que no será facil ni barato. Caro y doloroso, seguro. Valiente ya lo eres, no necesitas mostrar más si no quieres. Lo de heroina siempre se agradece, pero no siempre se recompensa. Muchas gracias por tus escritos, por tu tiempo, por tu sinceridad.

  44. mf
    5 octubre, 2013 at 21:37

    Te entiendo. Y siento. Y empatizo. He pasado por tu misma experiencia (la no televisiva) y tus palabras me dejan a mí sin. Un beso. Y ánimos. Y toda la fuerza del mundo. Saldrás de ésta. No estás sola. x

  45. Amanda
    5 octubre, 2013 at 21:38

    Lucía, a mi también me has ayudado muchísimo, desde que te conocí, a ti, a tu forma de ver la vida, a tu cercanía y frescura, a tu inteligencia, a tu feminismo, que no encuentro en ningún escritor. Simplemente te convertiste en una luz que iluminaba mi vida y me decía que la felicidad era posible, con tus libros, con tus palabras me abriste una puerta al mundo, me enseñaste que puedo ser más de lo que pienso y vivir mejor. Está demás decirte, pero te lo digo, que te mereces todo el respeto del mundo y que los que te valoramos es porque has llegado al fondo de nuestro corazón, y eso no es fácil. Nunca te pagaré por todo lo que me has enseñado.

  46. Susanna P.Timoneda
    5 octubre, 2013 at 21:39

    Ánimo Lucía, un abrazo muy grande.

  47. Grace
    5 octubre, 2013 at 21:40

    Lucía haz caso al médico forense ese..Ponte fuerte y pelea. Pero ponte fuerte, muy fuerte, porque ya antes de ir al programa de esa cadena patológica, estabas recuperándote de un trauma y ha llovido sobre mojado. Ponte muy fuerte y únete a más personas que deseen cambiar la tv y no permitir que se fomenten a través de ella coductas patológicas..lo que está sucediendo con ese tipo de programas hay que denunciarlo. Habla lo q necesites pero creo q debes elegir quienes son los receptores de lo que comentas y aquí hay demasiada gente que no conoces, no es una cuenta de facebook normal con gente más o menos escogida. empieza tu tratamiento, grupo de apoyo, profesionales expertos en agresiones y perversión y ponte sana y fuerte. Un abrazo

  48. Encarna
    5 octubre, 2013 at 21:42

    Ole, ole y ole. Por fin se la historia yo no vi nada de lo de la tele solo sabia lo poco que contabas por aquí. Y ahora q lo has contado te grito desde lo mad hondo de mi corazón ole y ole. Por hablar, por contar, por se valiente. Denuncia, denuncia todo lo que puedas por el medio que este a tu alcanze. No mas callar, no mas sentirse culpable cuando eres ka victima humillada y apaleada. Ole ole y ole. Tolerancia 0.

  49. Teresa
    5 octubre, 2013 at 21:42

    Te queremos, y queremos que estés bien cuanto antes. Muchos besos Lucia !

  50. Silvia
    5 octubre, 2013 at 21:50

    Lucia guapa eres admirable, tienes razón en todo, entiendo perfectamente que quieras hablar, y siento muchísimo lo que has pasado. Mucha fuerza!! tu puedes! besoss

  51. begoña
    5 octubre, 2013 at 21:55

    un abrazo

  52. ana maria
    5 octubre, 2013 at 22:02

    Cuentas también con mi apoyo, Lucía. Soy una de los 7000 que te leen cada día y encuentran en tus escritos enjundia, ingenio, interés y sobre todo, mucha cercanía. No es frecuente sentir esa cercanía con alguien a quien no conoces personalmente. Pero tu desgraciado paso por telecinco te habrá hecho ver, por lo menos, que sí, que somos miles los que te admiramos, te leemos y te queremos.

  53. Gaby
    5 octubre, 2013 at 22:08

    Eres muy valiente Lucía y creo que también muy ingenua. No es fácil imaginarse lo que puede pasar detrás de todos estos “realities” tan de moda ultimamente y que a la gente que los ve los idiotiza, pero si ves más de dos veces un programa como Salvame ya te vas dando cuenta que es lo que se “teje”. Es una verguenza que existan programas de ese tipo, no tienen límites y creo que los famosos colaboradores ni siquera se dan cuenta cuando comienzan a transformarse en una verdadera jauría. Pero sabes? por algunos comentarios que ellos mismos han hecho en un momento de “lucidez” todo está friamente calculado, les dicen cuando atacar y a quién, lo increíble es que como debe estar condicionado a su puesto de trabajo y a su sueldo ya no les importa nada. El día de tu entrevista en el de luxe, era tal mi angustia por ti que tuve que dejar de verlo, se veía lo mal que estabas y con tal de seguir el programa y atraer mas audencia te obligaban a permaneces allí, alguien debería haber detenido todo eso. Lamento todo lo que te ha tocado vivir, te conozco gracias a mi hija que te sigue y compartió conmigo en fb.y desde ese día te sigo siempre. Te felicito por ser valiente, eso ya se te ve, no te rindes facilmente, esa es tu fortaleza, la fortaleza de la persona integra, honesta que aunque tenga miedo por principio sigue adelante. Estas en camino hacia tu recuperación, te felicito y creo que desde ese programa has perdido tu inocencia lo que no significa que te hayas debilitado, al revés, después de esto saldrás mucho más fortalecida, cuidate de las envidias y de las malas personas.Cuida tu entorno y sigue siendo tu, El seguir luchando contra la adversidad a pesar de todo, es lo que hace la diferencia entre tu y los demás. Un beso grande

  54. P
    5 octubre, 2013 at 22:13

    Yo te sigo desde tu primera obra publicada. Tengo todos tus libros y me gustas mucho como autora y como persona.

    Sé lo que es sufrir una violación en primera persona, y entiendo que una situación como la que comentabas en Campamento de verano (que ni idea de lo que es si no es por lo que tú cuentas) te provocara una sensación de querer escapar como fuera.

    Pero…

    Creo, opino, siento… querida Lucía, que das demasiada importancia a lo que los demás piensen de ti. Que te critiquen o te digamos aquí cosas maravillosas no debería restar ni un ápice lo que tú pienses de ti misma, que no debería ser otra cosa que eres un ser inteligente, sensible y, sobre todo, reivindicativa y contestataria (esto último inadmisible en un país como España, a día de hoy todavía, para una mujer). Lo que piensas lo dices.

    Pero intuyo y siento que te estás haciendo daño a ti misma en un mundo-exposición que no hace ningún bien a una gran escritora como lo eres tú. Creo, sinceramente, con todo mi cariño que te puedo enviar desde estas líneas anónimas, que te expones demasiado al ojo ajeno. Cuida tu intimidad, tu alma, tu ser. No expongas a ojos ni oídos de tanta gente terrible tu vulnerabilidad. Porque tienes una extraña mezcla de vulnerabilidad y fortaleza sin medida. Siempre te atreves a hacer algo rebelde (como, desafortunadamente, hiciste yendo al programa basura ese) pero luego, como ser sensible que eres, sufres hasta la extenuación (máxime por lo que cuentas, debido a las situaciones que viviste).

    Mi consejo: date un respiro fuera del “media”. Aléjate. Date paz a ti misma. Sigue con tu maravilloso trabajo. Quiérete. Amate… y todo se arreglará.

    Intuyo que tienes miedo con el tema del contrato/blablabla… Olvídate. No va a pasar nada. Hiciste lo correcto. No hay contrato en el mundo (o experimento social, me imagino que conoces el famoso experimento Milgram, por ejemplo) que pueda hacer que una persona con dignidad y moral haga algo contrario a sus principios. Y tú no lo hiciste. Siéntete orgullosa. ¿Qué te equivocaste entrando a ese programa de mierda? Sí, claro… Pero tu equivocación duró una semana. Ya pasó. Nadie lo hace siempre todo bien. Todos nos equivocamos. Y ahora adelante… Y lo mejor: aléjate del foco del dolor. Y ahonda un poco en esa maravillosa Lucía: quiérela y mímala.

  55. Fernando
    5 octubre, 2013 at 22:18

    ….mis respetos Lucía, cada día te admiro más

  56. PrinEveryDay
    5 octubre, 2013 at 22:21

    Lucía.. No se q decirte! Ojalá te hiciésemos eliminar tanto dolor con nuestras palabras de apoyo.. Te envió muchos ánimos , se fuerte porq quiero leerte cada día, x tu hija y x ti xq vida solo hay una.. Un abrazo!!

  57. Sílvia
    5 octubre, 2013 at 22:22

    Yo creo que, como en un duelo, ahora no hay palabras que te puedan consolar. Sólo me atreviría a aconsejarte que tengas mucha paciencia contigo misma, porque el dolor tardará mucho en desaparecer, pero al final se irá, ya lo verás.

  58. mandragora
    5 octubre, 2013 at 22:24

    Lucia, querida, no calles, no calles nunca.
    Por mi parte sólo conozco a la Lucía escritora y a la gran comunicadora que eres. Conozco a la persona q interactúa y comparte trocitos de su vida en facebook.
    No he visto ese programa, de hecho hace años q me niego a ver esa maldita cadena.
    Mis palabras no servirán de mucho pero que sepas que no me parece que seas ninguna loca.
    Eres una mujer fuerte y preciosa, x dentro y x fuera y con mucha vida interior e inteligencia que muchos quisieran.
    Espero que sanes tus heridas pronto y volver a leerte feliz.
    Te mando un beso, un abrazo y todo mi apoyo.
    Lucha, por favor!!

  59. Ana Isabel Ruiz
    5 octubre, 2013 at 22:34

    Eres una mujer fuerte e inteligente y lo superarás. Te mando muchísimo ánimo y un abrazo enorme!

  60. Belén
    5 octubre, 2013 at 22:37

    Lucia animo! Te queremos!!

  61. Natalia
    5 octubre, 2013 at 22:37

    Lucía, que decirte… Cuando alguien sufre tanto ( y tú mismo no estás viviendo esa misma situación, y aún pudiendo vivir la misma, las personas reaccionamos diferente, etc, etc, etc) que puedes decirle…???? ¿Quién puede ser tan maligno como para maltratarte/insultarte por la calle con tu hija??????????’
    Solo puedo decirte que lo siento, que lo siento y que lo siento.
    Todo, las dos situaciones que has comentado. Pero por supuesto, siento muchísimo lo que estás sufriendo y pasando.
    Eres un ser único y genial, influencia para muchos, respetada por muuuuuuuuchos. Te envío un abrazo con mucha fuerza ( suena cursi y vacío… pero….) y espero que te mejores muy prontooooo.

  62. Armando Martínez Cábia
    5 octubre, 2013 at 22:38

    Buenas noches Lucia,
    Yo soy una de las siete mil personas que te leen, porque me gusta tu forma de ser, pensar y escribir. Lamento todo lo que te ha ocurrido, es terrible, pero lo que mas me duele de esta historia es la traición de la directora del programa que era amiga tuya. Supongo que a ti también. Tener un amigo y que te traicione es horrible. Te sientes perdido. Si puedo hacer algo por ti… Aquí estoy. Un beso.

  63. Loli Gutierrez
    5 octubre, 2013 at 23:09

    Recibe mi total e incondicional apoyo, me encanta tu forma de escribir y te admiro por tu valentia.

  64. flora
    5 octubre, 2013 at 23:33

    lucia llevo leyendote muchos anos los mismos que llevo fasinada con lo leido…y hoy me atrevo a escribirte luego de leerte porque quiero que sepas que te imagino sin la mas minima intencion de idolatrarte. …simplemente integra,interesantisima hasta el punto de quedarme pensando y analizando cada articulo que escribes y sobre todo noble como solo noble es la gente de buen corazon…un apachurro* con todas mis fuerzas.
    *abrazo(peru).

  65. carmen
    5 octubre, 2013 at 23:33

    estoy contigo Lucia.

  66. 5 octubre, 2013 at 23:44

    Valiente¡ Valiente es la palabra que te define, y agradecimiento la que me define a mi. No eres la única que ha pasado episodios traumáticos en su vida y cada uno o una de los que los hemos vivido también, agradeceremos eternamente que alguien nos de voz. Llamémosle moobing, violación, abuso..da igual, cualquier acto proveniente de un sicópata como muy bien defines, debe ser condenado, punto y final, sin matices. Y esta panda de bárbaros se salen con la suya porque sus equipos de abogados, el poder mediático del que gozan y el respaldo de una cadena que mueve millones consiguen, lo que gracias a las diosas, no consiguen contigo..Silencio. No se lo des, no merecen ganar y si necesitas apoyo simplemente pídelo como hoy has hecho, porque lo recibirás por toneladas..no tengo dudas.

    Saldrás de donde estás metida porque todos los que disfrutamos leyéndote, en cualquiera de los formatos que publicas, no vamos a permitir lo contrario. Y tu fuerza, tu inteligencia y tus ganas harán el resto. Se de lo que hablo, soy terapeuta, y tu te has puesto en las mejores manos.

    Ánimo Lucía…tu puedes y si no puedes sola, aquí tienes la ayuda que necesitas¡

    Muchos besos y mucho ánimo para seguir adelante, cuentas con nuestro respaldo, y gracias, me repito, por dar voz a todos los que pensamos como tú, que hay que hacer algo y ya¡ contra esa televisión que mas que educar, nos condena, como personas y como país.

  67. 5 octubre, 2013 at 23:49

    Estimada Lucia, ni tú, ni ninguna mujer amerita el vejatorio e ignominioso trato que sufriste y en cierta forma transigiste en el programa de tele 5 Sálvame de Luxe.

    Que te sometieran a una argumentación tarda y chocarrera demuestra que no deseaban el enfrentamiento intelectual contigo por sentirse implícitamente inferiores a ti, como así quedó demostrado.

    Pronto se hizo evidente que pedir el más mínimo respeto y cortesía por tu parte a personajes con esa clara declinación intelectual resultó un ejercicio de extrema futilidad.

    Cuidado con la empatía, en ciertos casos puede ser nociva, ponerse en el lugar de estos personajes puede revolverte el estomago e incluso producirte bascas.

    Deberías estimar el criterio de las personas con valores y conmiseración, ante todo las persona que te conocen, que son las que saben como eres y te consideran en tu justa medida, no el de sujetos que su trabajo consiste en eyectár ponzoña vía oral.

    Mi absoluta solidaridad contigo y con todas la mujeres que habéis pasado por una situación tan truculenta y terrorífica.

    Te leo con enorme fruición y te respeto, sabes que somos muchos los que lo hacemos, deberías quedarte con eso y soslayar de alguna manera todo lo que puede desalentarte y menoscabarte.

    Un saludo desde Bilbao
    Anima zaitez

    Javier Fernández

  68. A1
    6 octubre, 2013 at 00:11

    Media hora?!?!? Que horror!! Y que no era la primera vez que te pasaba…. No es por nada pero elijes con el culo la gente de que te rodeas y las situaciones a las que te expones… Tienes razon en lo que dices pero es coerto tambien que esta visto que tienes antecedentes de elegir mal y que deberias dar un cambio en tu vida para que no se sigan rwpitiendo esas situacion…. Una vez es una desgracia, 2 tener una mala sierte terrible, pero lo tuyo es ya que algo estas haciendo mal tia

  69. Ester
    6 octubre, 2013 at 00:26

    Lucía, una vez Sócrates dijo “habla,para que yo te conozca”,gracias por hablarme no sólo hoy ,sino todos los días,gracias por dejarme conocerte. Por supuesto, te apoyo y te admiro.

  70. Nélida
    6 octubre, 2013 at 00:28

    Me alegra que hayas hablado con más profundidad de este tema, eso hace que se comprendan más tus reacciones; sobre todo para aquellos que ponen en duda tus razones. La violación duró menos y recibistes mucho apoyo, en el campamento, no tuvistes apoyos ni dentro ni fuera, y el acoso continuó. Lo de tu supuesta amiga (directora del programa) aclara muchas cosas. Espero que escribir y hablar con las personas adecuadas te ayude a pasar página.

  71. Noela
    6 octubre, 2013 at 00:31

    Lucía yo he quedado de loca muchas veces , y se que no lo estoy. Que te violen es horrible, pero que arranquen la integridad de una persona, es aún peor. Yo me considero una persona empatica y medianamente inteligente, y lo único que vi en ti fue la rabia de la incomprensión y un fuerte ataque de ansiedad. Ánimo muchos te respetamos y te queremos no lo olvides

  72. Carmen
    6 octubre, 2013 at 00:35

    No vi “Campamento”, ni veo Tele 5 desde hace años… En verano, en particular, no vi la TV en absoluto. Sé de todo el asunto por Facebook, por ti. No necesito más. Te conocí en la feria del libro en Madrid el 8 de junio y me caíste muy bien… Ya me gustaban tus libros, y me gusta mucho cómo escribes. No entiendo por qué tanta gente se mete contigo… Me entristece que haya tanto descerebrado e insensible en el mundo, y más concretamente en España. Yo lo he pasado muy mal este verano y lo sigo pasando muy mal, pero puedo decir que todos mis amigos y conocidos han sido espléndidos conmigo… Seguro que si fuera famosa y tuviera éxito tendría centenares de detractores diciéndome que soy una histérica… Paradójico y triste. Esa gente no merece la pena. Y los que les prestan atención, tampoco. Un abrazo.

  73. Martinha del Exorcista
    6 octubre, 2013 at 01:14

    Hola Lucía ante todo mucha fuerza, dura situación, te ha tocado vivir.
    Háblanos de lo que te pasa y de lo que sientes, siempre que te apetezca.

    Me parece muy bien que soluciones el tema del reality en los tribunales, que se entere la gente de lo que verdaderamente sucede en ellos, como se manipula y las consecuencias que esto tiene en las personas que participan. Esto que te ha pasado no es un caso puntual, ha sucedido más veces.
    http://www.monografias.com/trabajos94/gran-hermano-formato-nocivo-salud/gran-hermano-formato-nocivo-salud.shtml

    Te recomiendan medicación, con psicofármacos imagino, investiga el tema, pide otra opinión profesional, busca alternativas. Lo que cuentas sobre el cortisol que destruye la materia gris, hay otro psiquiatra que dice que los psicofármacos encogen el cerebro.
    http://www.migueljara.com/2012/08/30/las-consecuencias-de-medicalizar-con-peligrosisimos-antipsicoticos/
    Por desgracia me ha tocado vivir la medicación de personas cercanas, a las que en vez de ayudarlas, las empeoró.
    Un enlace para la reflexión sobre los tratamientos psiquiátricos.
    http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=1206

    Por último decirte que el Dr Estivil me parece un terrorista infantil, esto es lo que opina sobre el, una conocida psiquiatra infantil de nuestro país.
    http://iboneolza.wordpress.com/2012/06/06/desmontando-a-estivill/

    Eres muy valiente, estoy segura que superarás todo esto.

  74. monica
    6 octubre, 2013 at 01:16

    No veo tele cinco, en realidad no veo la tele…creo q es la única forma de mantenerse cuerda una persona…eres dueña de tus actos y puedes hacer lo q tu corazón y cabeza te dicten…pero… me pregunto, que te preocupa a ti esa gente…tu estas por encima de eso; si estas feliz con tigo, q mas te da lo q digan …a tomar por saco todos!!! recupérate y pasa.tu tiempo debe de valer para algo mas q para tirarlo hablando de ellos..

  75. Carmen
    6 octubre, 2013 at 01:34

    Igual que hay un perfil de acosador hay el perfil de víctima. Es aquello de si naciste pa martillo del cielo te caen los clavos.
    Mucho ánimo.
    No calles.

  76. Bea
    6 octubre, 2013 at 01:45

    Animo Lucia!!!! Tu vales mucho!!!!

  77. 6 octubre, 2013 at 01:55

    Lucía muchisimo ànimo!!! en esta vida de todo se sale, solo hay que ponerle mucha fuerza!!!

  78. Lucía Inthesky
    6 octubre, 2013 at 02:01

    Ánimo Lucía. Te sigo leyendo, aunque no esté tan cerca a veces. Muchos besos, tu tocaya Inthesky.

  79. Cristina
    6 octubre, 2013 at 02:20

    Hola, Lucía.

    He leído todo tu post y me ha sorprendido bastante porque no podía imaginarme la primera parte, como mucha gente. No puedo hacerme una idea de lo que se siente al ser víctima de una violación pero creo poder comprender lo que sentiste en tu experiencia en ese programa. Lamento mucho que aún hoy tengas que vivir las secuelas, pero por desgracia, así es la televisión de este país ( no conozco otras).

    Tienes mucha razón cuando dices que es fácil sentir compasión por una persona a la que le ocurre un hecho brutal o que está diagnosticada con una enfermedad de mayor o menor gravedad, pero que muy poca gente es capaz de sentir empatía por alguien que padece algún trastorno de ansiedad, estrés, depresión o variantes similares. Lo sé porque yo también tengo que vivir a diario con esa incomprensión. Quizá no sean vivencias comparables a las tuyas pero sí sé que me han ocasionado y me siguen ocasionando muchos problemas de inestabilidad emocional, que últimamente me hacen llegar a pensar que estoy enfermando.

    Tuve una experiencia de acoso en un piso compartido con otras dos chicas cuando era estudiante. Sin motivo de ningún tipo, se confabularon para hacerme la vida imposible, creo que solo porque no quería someterme a sus criterios. Empecé a recibir llamadas con número oculto cada vez que estaba fuera del piso, particularmente cuando no me quedaba a comer con ellas. Daban golpes y portazos intencionadamente cuando llegaban de marcha a las tantas de la madrugada para despertarme a posta. Tenía que dedicarme a limpiar escrupulosamente el piso en el día y el horario que ellas marcaban (las 8 de la mañana) porque de lo contrario se me tildaba de “guarra” y cosas de este estilo. Empecé a pasar el menor tiempo posible en casa y sentía una ansiedad horrible cuando tenía que volver. Si compartía mesa con ellas no podía comer, lo cual ellas achacaban a que me estaba volviendo anoréxica. Como éstas, muchas otras lindezas.
    Fue la primera vez que acudí a Salud mental por problemas de ansiedad y la estúpida de la psicóloga que me trató, dijo que por qué no ponía de mi parte para llevarme bien con ellas…. Aparte de recomendarme la lectura de un ridículo manual de autoayuda del año setenta y pico.

    Al final, un día en casa me desmayé y me estampé en el suelo después de que me despertaran con portazos y me levantara muy rápido para enfrentarme a ellas, y ni siquiera en ese momento se apiadaron de mí. Oí medio inconsciente cómo preguntaban qué narices estaba haciendo y algún comentario de que era normal que me desmayara porque no comía nada. No me ofrecieron ninguna ayuda y me quedó durante tiempo un ojo morado de la caída, así que debió de ser muy aparatosa. Fue entonces cuando decidí poner pies en polvorosa, hasta entonces había aguantado por sus comecocos de que iba a perder la fianza y les iba a buscar un lío con las caseras, pero hice oídos sordos.

    En fin, lo pasé mal un tiempo y me sentí muy incomprendida, aparte porque mi novio por aquella época ponía en duda mi malestar, me hacía ver que era una exagerada y que le resultaba molesta por estar siempre angustiada, de hecho, el día después de decirle que me habían recetado antidepresivos, me dejó.

    Supongo que siempre he sido una persona insegura y vulnerable, pero a raíz de aquello empezaron a hacerse patetentes mis desequilibrios emocionales. Provengo de una familia disfuncional y ahora, con 34 años sigo teniendo problemas gordos de autoestima y he desarrollado cierta fobia social que me dificulta mucho la vida diaria, hasta el punto que llevo un montón de años viviendo con mis padres porque tengo pánico al mundo laboral y a la gente en general. El caso es que mis padres no son ninguna ayuda porque ellos son el origen de mi malestar, me he criado entre gritos e indiferencia respecto a mis necesidades emocionales o afectivas, lo cual me ha generado mucha ira y frustración que me hace tener ataques de histeria con relativa facilidad, aparte de ataques de ansiedad cada vez que oigo discusiones de pareja fuertes del tipo tóxico.

    A pesar de que mis padres son testigos de mis tendencias depresivas y de mis bruscos cambios de humor, no se preocupan en absoluto de mi estado ni de mi situación personal, supongo que me dan por perdida. Creo, precisamente que tengo esas explosiones para que inconscientemente me hagan un poco de caso porque es el único modo en que obtengo algo de atención, aunque sea poca e inadecuada. Mi equilibrio, precario de por sí, se ha vuelto a tambalear ante el reciente diagnóstico de epilepsia de mi hermana pequeña de 26 años. Entiendo que es una enfermedad difícil , que impresiona mucho y nos ha pillado a todos de sorpresa, pero el que ahora mi madre se dedique a proteger y defender a una persona que siempre ha sido bastante egoísta y pasota respecto a la familia, solo porque tiene diagnosticada una enfermedad bastante estigmatizada, me hace sentir bastante mal. Ya era la niña mimada antes y ahora ya es insoportable. Ahora a ella no se la puede perturbar en absoluto porque el estrés puede ocasionarle ataques, en cambio a nadie le importa que durante años yo haya padecido ataques de ansiedad o bajones importantes por las desagradables discusiones de mis padres que tengo que presenciar todos los días y que me torturan desde que soy niña. Ya sé que debería haberme marchado hace tiempo de casa, pero me siento totalmente anulada por ellos, es como si me hubieran absorbido toda la energía.
    Estoy segura de que casi nadie puede entender por qué vivo así, yo tampoco lo entiendo pero no tengo fuerzas ni apoyo de nadie para salir de aquí y de verdad que yo sola no me siento capaz hoy por hoy.

    En fin, la gente lo flipará con el psicoanálisis que he hecho aquí, pero he pensado que quizá nos ayudaría a las dos a sentirnos menos solas. Solo quería que supieras que te entiendo aunque no haya vivido exactamente lo mismo y que deseo que acabe pronto tu pesadilla.

    • Zulima
      6 octubre, 2013 at 06:43

      Hola, Cristina.
      Entiendo tu necesidad de compartir tu historia y sentir que estas en un lugar donde te sientes comprendida, al igual que entiendo por qué Lucía necesita hacerlo.
      Yo también provengo de una familia disfuncional. En mi caso, mi mayor enemiga siempre fue la palabra, su ausencia para ser exacto. Pasé una infancia muy triste, siempre aparentaba ser activa, dulce y animada, pero yo no me sentía así en absoluto. No podía decir a nadie que era infeliz, porque no encontraba el motivo para serlo. Y esa era mi tortura.
      La mía es una historia de la que estoy orgullosa. Tuve la enorme suerte de que una persona, un día que había discutido con mi madre, y estaba disgustada, le puso nombre por mi. Ese fue el inicio, desde entonces busqué en mi interior todo tipo de sentimientos y estados de ánimo, y no paré hasta que cada uno tuvo su nombre, su palabra que lo definiese, y así, al saber su causa, también empecé a sentir su solución.
      Sé el valor que la palabra tiene, y sólo os puedo desear el poder de encontrar vuestras palabras, y el valor de usarlas para vuestro beneficio.
      Zulima.

      • Cristina
        6 octubre, 2013 at 20:39

        Muchas gracias, Zulima. 🙂

    • sandra
      6 octubre, 2013 at 21:23

      Cristina, y no vas a hacer nada para salir de esa situación?

    • Encarni
      6 octubre, 2013 at 23:19

      Si me permites un consejo, Cristina. Vete de casa. Yo tb tenía una relación de dependencia insana con mis padres hasta q, con 26 años, no sólo me fui de casa sino tb del pais. Estuve dos años fuera y rompí el cordón umbilical q me ataba a ellos y q no me dejaba madurar. Puedo decirte q romper con eso fue muy doloroso, me sentía como una niña perdida. Pero eso me ayudó a sanarme y a convertirme en la mujer q ahora soy. Te puedo decir q ahora la relación con mis padres es mucho mejor. Vivo en España, pero independiente. La única manera de coger fuerzas para hacerlo es HACERLO. Ponte una venda en la cabeza, llora hasta q no te quede ni una lágrima y sánate.

  80. Verónica
    6 octubre, 2013 at 02:23

    Siento por todo lo que estas pasando. Un abrazo.

  81. paquita
    6 octubre, 2013 at 02:37

    Estimada amiga.
    Gracias x compartir una de tus experiencia tan dolorosas q estas a 1 paso de solucionar.
    Ahora ya sabes lo q t afecta ciertas situaciones.
    Espero q, poco a poco lo superes.
    Eres valiente ganarás con tu lucha!!!
    Adelante

  82. Jorge
    6 octubre, 2013 at 02:37

    Un abrazo grande, Lucía! con mucho cariño! suerte!

  83. Yago Quiroga
    6 octubre, 2013 at 02:55

    No pienso hacer el más mínimo gesto de comprensión. No, no pienso comprenderte. Y no pienso hacerlo por el hecho de que no hay nada que comprender. Quien piense que la valentía con la que has contado esto merece ser comprendida, es que no está bien de la cabeza. Tú valentía me ha dejado anonadado pero creo que tiene cojones el hecho de que tengas que “ser valiente” para contar esto. Por qué? Pues porque la valentía indica luchar contra el miedo. Es decir, como si tú fueras la culpable, como si tú fueras la delincuente; la violadora; la acosadora; la sociópata/psicópata. Me da pena pensar que por un momento tú te comportes como si hubiese cometido tú esas atrocidades. Tú no eres una violadora, ni una acosadora. Lo que eres es una buena persona, valiente y honesta. Una gran persona es aquella que lucha contra titanes aunque espere perder. Tú lo has hecho y confío en que ganes, que esa gente lo pague porque así tiene que ser. Ya sé que no tengo títulos de psicología que colgar orgulloso en una consulta, ni he vivido eso personalmente (por lo menos no a ese nivel) pero, y aunque sea fácil de decir, tienes que seguir adelante porque lo que no te mata te hace más fuerte. El haber pasado por todo esto no te ha hecho menos mujer,persona ni te ha convertido en un monstruo. Tú eres tú. Piensa que mereces ser feliz y que esa gentuza que te agredió no existe, no merece tener ningún reconocimiento. Ni siquiera el de Némesis.

  84. Cris
    6 octubre, 2013 at 03:22

    Hola Lucia,
    si te digo la verdad, siempre que te he visto en televisión he notado tristeza. Campamento no lo ví porque esos programas me dan grima, lo siento. Eres muy fuerte y tienes que seguir siéndolo para terminar con todo este asunto del programa, y después, no mires atrás y ni te acuerdes de lo pasado. Es el mayor desprecio que puedes hacerles a esa panda de colgados sedientos de protagonismo y dinero fácil. Siento mucho lo de la violación, yo también sufrí un episodio parecido pero ahora no viene al cuento. Lucha por tu hija, que es lo más valioso que tienes. Lo demás, con ayuda se puede ir superando. Mucha fuerza Lucía. Un abrazo.

  85. Amparo
    6 octubre, 2013 at 04:06

    Hola Lucia, creo que lo que estas haciendo es necesario para empezar a salir de todo esto. Estas rodeada de buenos profesionales jurídicos , déjate aconsejar. Un abrazo.

  86. Evan
    6 octubre, 2013 at 07:52

    Muchisimo animo. Se que las palabras a veces no son la solucion, caada uno entiende su propio dolor,pero te leo a diario y se que quizas saber que hay lectores,como yo, que saben que no estas loca y que te tranmiten su apoyo te ayuda un poco. Pienso que eres muy valiente y respetable por ser capaz de contar tu verdad y sobre todo sin dinero de por medio. Lucia todo en esta vida llega,cuando pase el temporal vendran cosas muy buenas, y seran doblemente buenas porque sabras valorarlas. Un abrazo, espero poder seguir leyendote muchisimos años mas

  87. MAMEN
    6 octubre, 2013 at 08:01

    Ánimo Lucía, ellos son menos.

  88. Rosa
    6 octubre, 2013 at 08:33

    Lucía, eres una mujer valiente, muy valiente, eso es lo que pienso cada vez que te leo. Además de una escritora fabulosa, eres una mujer valiente y comprometida con el triste panorama actual de nuestra sociedad. Cuando señalas algo como deleznable, estas haciendo lo que pocas figuras públicas son capaces de hacer, que es comprometerse con su entorno. En este caso específico y al denunciar abiertamente al señor Vasile y todo su elenco reflejo de la sociedad más baja carente de valores y de ética, no solo estas contribuyendo a tu cura, sino que estas dando nombre a algo que lleva sucediendo durante mucho tiempo en nuestro entorno y parece que nadie tiene el valor para hacerlo: “la telebasura es telebasura por fuera y por dentro se nutre de amenazas, coacciones, agresiones y abusos…todo en nombre del dinero”. Eres muy valiente en denunciarlo públicamente, de hecho debes tener en cuenta que eres el primer personaje público que lo hace. Yo he pasado por una situación de acoso laboral en el marco de la apertura de los “nuevos hospitales de Esperanza Aguirre”, donde todos los puestos de responsabilidad fueron entregados a dedo salvo el mío y alguno más, donde la lucha encarnizada por “las parcelas de poder” por parte de estas personas, cuya máxima consecución en su curriculum consistía en ser familiar de algún político o de la constructora que había edificado el hospital, hicieron que el clima allí fuera insoportable sufriendo amenazas de agresión, insultos y otras lindezas. Quebraron una carrera brillante, la mía, y nunca denuncié, no me apetecía contarlo porque sé lo condescendientes que son las personas con este tipo de abusos, y que se tiende a culpabilizar al agredido. Por eso te llamo valiente (y yo lo soy), porque a mí me pareció colosal enfrentarme contra el Imperio Aguirre, y tu te estas enfrentando al de Vasile. Ahí es nada. Ole tú!

    • Carlos Alberto Moschini Ibarra
      6 octubre, 2013 at 12:16

      Hola, Mamen. Me gustaría proponer a este foro de esta mujer tan especial, que la gente se sume a una lucha que muchos los que hemos estado, de una manera u otra, en los medios de comunicación, intentamos llevar adelante, aunque parezca un trabajo de titanes: es hacer una pregunta general a la opinión pública qué tipo de información quiere realmente, qué quiere saber de las muchas realidades de la sociedad… En suma, desarrollar una información que sólo mire realmente por los intereses de la ciudadanía y no de las empresas de los medios de comunicación. Volver a la esencia del periodismo, que se ha desvirtuado tanto desde que la información se hizo datos, se hizo entretenimiento fútil, se hizo mercadería que además no aporta nada esencial para mejorar las condiciones de vida que compartimos todos en una sociedad. Pido que se haga esa pregunta: qué esperas de la información que te dan… Y sé que eso es muy ambiguo, pero hasta ahora nadie se ha atrevido a formularla. Total, el dinero ahora es la única ideología, no la gente.

  89. Rosa
    6 octubre, 2013 at 08:37

    Ah…y siento mucho lo que te paso en Marruecos y lo que te ha pasado en Telecinco, de verdad. Un abrazo.

  90. analola
    6 octubre, 2013 at 08:59

    Lucía, eres muy valiente por contar todo esto de la manera en que lo has hecho, por “atreverte” a mostrar que el acoso moral puede causar un sufrimiento mayor que el de una violación, y por contar las razones que te legitiman para comparar una y otra situación.

    No soy tu fan número uno pero he disfrutado inmensamente con tus libros (alguno me ha ayudado a abrir la mente para disfrutar más de la vida) y me encanta leerte casi a diario en la pantalla del ordenador.

    Sin conocerte personalmente, sospecho que eres una mujer excepcional. Mucho ánimo y adelante, que todo va a salir bien.

  91. silvia
    6 octubre, 2013 at 09:10

    Lo supe el día que me enteré de que participabas. Lo comentamos en casa. ¿Quién la habrá metido ahí? Seguramente algún problema ecómico, que la vida está muy mal.
    Lo comentamos en casa: “pobre, ella ni lo sospecha pero acaba de venderle el alma al diablo” Y así fue. Siento lo que te ha pasado y coincido contigo en que es casi peor la segunda experiencia.
    La primera, con lo terrible que es, son cosas malas que te pasan en la vida.
    La segunda es encararse con la maldad humana, la mezquindad y la absoluta falta de empatía.
    Un abrazo y sigue adelante. Procura, en la medida que puedas, olvidar que existe esa gentuza porque te están robando tiempo, ganas y vida.

  92. mavi
    6 octubre, 2013 at 09:16

    Te comprendo, créeme. Pero tengo que decirte que te he seguido desde tu primer libro, me había hecho una idea de ti como persona, a través de tus libros y me sentí terriblemente decepcionada cuando supe que ibas a participar en un realiti de telecinco, en el cual, por lo (poco o nada) que sabía de ti, no encajabas para nada. Chica, ¿es que te caíste de un guindo? ¿No viste las anteriores ediciones para ponerte en situación?
    Bien ¿Quién soy yo para juzgarte? Nadie. Tus motivos tendrías. Pero has de saber que ese día decidí dejar de seguirte. Ahora he vuelto a leerte, creo que tu ya has tenido suficiente penitencia por tu decisión.
    Ánimo, tienes todo mi apoyo de nuevo, pero por favor…. Haz lo que mejor se te da y cuando puedas… Escribe.

  93. Diego
    6 octubre, 2013 at 09:46

    Animo, no te cortes desahogate a placer, siento verguenza ajena por lo que te hayan podido hacer a ti y lo que a otras tantas mudas le hayan echo o le esten haciendo, simplemente porque “pueden hacerlo”….que denuncien y saquen toda esa mierda a la luz. Desde aqui quiero animar a tantas mujeres o hombres que se han sentido coaccionados /as o forzados/as por otros hombres o mujeres que se sienten superiores para someter a las vejaciones de su imaginacion a otras personas por el placer de someterlas;

  94. Llara
    6 octubre, 2013 at 09:50

    Espero Lucia que estes aliviandote..ya has sacado muchas cosas fuera..y tendras que seguir sacando hasta curarte del todo..se que lo haras!!! tu puedes..eres una mujer increiblemente valiosa..y ayudas mucho a cantidad de gente con tu don para comunicar..asi que seguro se te devolvera con creces..un abrazo muy grande bonita!!!!

  95. Ainhoa
    6 octubre, 2013 at 09:56

    Soy una lectora tuya desde hace muchos años. Siempre me han gustado tu forma de escribir, tus pensamientos. No entendí tu paso por el programa pero respete tu decisión y no te juzgue por ello. Siempre sospeche que algo había tenido que ocurrir previamente para que tu paso por el programa te hubiera ocasionado todo esto. Ahora lo entiendo. Mucho ánimo y abrazos.

  96. nekane
    6 octubre, 2013 at 10:11

    En principio creí que estaba leyendo el anuncio de ayer-anteayer? de Madonna de que de jovencita la violaron… qué coincidencia!, esa realidad me pone los pelos como escarpias, creo que casi todas las mujeres lo hemos sentido algunas veces, con más o menos violencia, o con m´´as o menos reconocimiento…. o sea un horror..
    Lo demás… ay Lucía! tienes 47 años ya!!!, y eres madre… qué te pasa? el éxito no te deja madurar’ por qué estás constantemente disculpándote? ya lo has hecho y es suficiente!!!!!!!!!! lo demás es carnaza, no te das cuenta? ni el Estivill te ha dicho que lo lleves con entereza y dignidad ¿? y del tema mutis, solo cuando tengas que puntúarte o defenderte, pero si nadie te llama, no te expongas, de qué te sirve? tu conciencia contigo misma, si acaso con los especialistas y ya está, renuevate como persona, sigue siendo tú y reconoce el error, no más, porque a nadie nos vas a convencer de que una escritora socióloga no sabía donde se metía¿?¿? …tus acólitos no son buenos para una salud mental sana, los has tenido toda la noche tecleando a tu favor y eso para qué ¿?¿?

    • Victoria
      9 octubre, 2013 at 12:32

      Por qué no sales un poco a que te de el aire NEKANE, en vez de escribir frases absurdas, ¿no tienes nada mejor que hacer?Pues en Telecirco hay programas adecuados a tu CI (coeficiente Intelectual )

  97. pilar
    6 octubre, 2013 at 10:17

    Un beso.

  98. 6 octubre, 2013 at 10:19

    La cagaste pero bien yendo a ese programa de mierda, pero lo hecho hecho está, ahora tienes que superarlo, no te puede joder la vida lo que te ha pasado, de verdad que no.
    Te lo dice una persona que lo paso muy mal de peque, ya conté algo en face, en un escrito que pusiste sobre acoso escolar. Lo que me pasó lo he arrastrado de por vida, sin yo darme cuenta, y sin acordarme para nada de ello. Todo lo que estas escribiendo sobre esto me ha hecho recordar cosas que casi había olvidado y darme cuenta de todo lo que me afecta aun hoy lo que me paso en su día. Por ejemplo, me cuesta mucho acercame a las personas, el contacto físico me incomoda, incluso el de las personas mas allegadas. Si soy yo el que inicia el contacto aun tira que va, pero como sea al contrario….. Recuerdo un día con una compi de trabajo, teníamos que colocar una carena (que pesaba bastante) en alto y el elevador solo se podía acercar de lado, con lo cual había menos de un metro para trabajar. Supongo que todo lo que hacía para no tocarla le pareció curioso, tan curioso que me dijo; estamos trabajando, no me voy a molestar si te apoyas en mi. Yo recuerdo que le contesté; no te molesta porque no lo hago, si lo hiciera te acabaría molestando. Pero el verdadero motivo no era que fuese muy mirado con la diferencia de sexos ni nada de eso, en realidad trabajando eso nunca me ha importado, el verdadero motivo es que no me gusta que me toquen, nadie.

  99. Rosanna
    6 octubre, 2013 at 10:37

    Gracias por compartir con nosotros tus experiencias. Cuenta con mi apoyo,aunque sea en la distancia. Y ten la seguridad de q estas en el camino hacia el aprendizaje q todo esto te proporcionará. Aun q parezca interminable, un camino de largo recorrido..todo llega, y resurgiras como Ave Fenix! Y comprenderás todo y estarás orgullosa de tooodo! No te rindas! Ánimo! :-*

  100. Vanessa
    6 octubre, 2013 at 10:37

    Si he perdido la vida, el tiempo, todo
    lo que tiré, como un anillo, al agua,
    si he perdido la voz en la maleza,
    me queda la palabra.

    Si he sufrido la sed, el hambre, todo
    lo que era mío y resultó ser nada,
    si he segado las sombras en silencio,
    me queda la palabra.

    Si abrí los labios para ver el rostro
    puro y terrible de mi patria,
    si abrí los labios hasta desgarrármelos,
    me queda la palabra.

    Blas de Otero

  101. Moni
    6 octubre, 2013 at 10:39

    Te he leído y te seguiré leyendo. Y desde luego que te comprendo, así que utiliza los medios que tengas para curarte, ser feliz y seguir escribiendo para los que te queremos aunque sea sin conocerte. Un besazo

  102. Ariadna
    6 octubre, 2013 at 12:07

    Una abrasada bonica. Solo puedo darte fuerza y animos para que no decaigas.

  103. Carlos Alberto Moschini Ibarra
    6 octubre, 2013 at 12:07

    Eres muy valiente. La gente normalmente supone que una persona célebre como tú, una intelectual, no se deja enredar en semejantes cosas, que es cerebral, comedida, perspicaz siempre… y eso no es así. Veo que eres un ser humano descomunal, tan igual y más que muchos, por que con una gran valentía has incursionado en tus debilidades, que te hicieron más fuerte que muchos, que ni pisamos esos terrenos de estupidez organizada. Yo te apoyo; te entiendo, porque al fin y al cabo es tu vida… y vives con dedicación, a tumba abierta. Por cierto, para evitar tanta medicación alopática, que te puede desequilibrar más, si te interesa, me gustaría recomendarte algún tratamiento más orgánico para regresar a tu yo más potente. Un saludo, maestra de vida. Aquí un aprendiz.

  104. MarsiTown
    6 octubre, 2013 at 12:34

    Gracias por ser tan fuerte y compartir con todos estas vivencias tan horribles. Nos ayudan a saber a quién nos enfrentamos. Tengo que admitir que hace AÑOS que no veo TeleCinco, lo borré de mi TDT, y no sabía nada de todo lo que ha pasado en este programa Campamento, me dan asco todos sus programas. Siento que tu (ene)ex-amiga te engañase, debe de una persona horrible, ardiendo en su propio infierno, como todos los que alguna vez nos han hecho daño porque somos mujeres y porque somos personas. Te queremos, Lucía.

  105. Vicky
    6 octubre, 2013 at 12:36

    Un beso y un gran abrazo

  106. 6 octubre, 2013 at 12:49

    Lamento profundamente lo que cuentas, tanto lo que te sucedió en Marruecos como lo que cuentas ahora. En mi opinión la libertad es un valor fundamental, el más importante y no siempre es fácil ejercerlo. Ser libres significa muchas cosas, entre otras equivocarnos. No pasa nada, ser libre no es necesariamente acertar, es decidir. Entraste libremente en un sitio horrible sin saber lo que sucedería, e igual de libre has de poder ser para dejarlo en el momento en el que tú decidas. No dejemos que nunca el dinero secuestre nuestra libertad. Fuiste valiente, tuviste instinto de supervivencia y decidiste abandonar una situación que te hacía profundamente infeliz. Si más gente tuviera la fuerza y el coraje para hacer lo mismo que tú, no habría tantas personas aprisionadas en vidas que detestan, soportando incluso humillaciones por no atreverse a cambiar sus realidades.

    Ánimo Lucía, dentro de un tiempo mirarás atrás y te parecerá imposible lo mejor que estás.

  107. ana
    6 octubre, 2013 at 13:22

    Lucía: Tienes algo que ellos perdieron hace tiempo y que para mí es importantísimo en el ser humano: DIGNIDAD.
    Un gran abrazo y ANIMO!!!!!

  108. Selene
    6 octubre, 2013 at 13:34

    Realmente duro lo que cuentas. Siempre he dicho que te apoyo por lo que te pasó ene l campamento. Yo también sufrí acoso, y también me trataban como si fuera mi culpa. Todavía no lo he superado y tengo miedo… Te entiendo.

  109. Myllen
    6 octubre, 2013 at 14:00

    Eres una mujer muy valiente, y somos much@s los que te admiramos. Ánimo y gracias por compartirlo!

  110. merche
    6 octubre, 2013 at 14:10

    Animo y a por todas! No te rindas nunca. Un beso

  111. Maider
    6 octubre, 2013 at 14:11

    mucha fuerza lucia. y como dice una amiga mía, no te deseo suerte, te deseo justicia.

  112. miriam
    6 octubre, 2013 at 14:12

    Ánimo Lucía, te apoyo de todo corazón ..

  113. Mónica
    6 octubre, 2013 at 14:13

    Gracias por ser tan valiente. Gracias Lucía

  114. angeles
    6 octubre, 2013 at 14:35

    Habla habla y no te calles. Y cierra tus oidos a lo que no te interese.

  115. Miriam
    6 octubre, 2013 at 14:38

    Animo reina!!!! Un abrazo

  116. david hernandez
    6 octubre, 2013 at 14:44

    Lucía, tus amigos te queremos y estamos siempre contigo. Un besote y un abrazo muy grandes. Sabes que puedes contar siempre con nosotros, pase lo que pase.

    • Encarni
      7 octubre, 2013 at 00:01

      David, yo te descubrí hace unos meses cuando sucedió todo lo del “Campamento” y empecé a seguir a Lucía en Twitter para mostrarle mi apoyo. Te vi en el “Deluxe” y me emocionó tu cara de dolor y rabia cuando estaban atacando a tu amiga. Dijiste poco, pero tus ojos lo decían todo, no hacian falta las palabras. Era para mi una suerte verte allí dándole la mano pues eras el reflejo de lo que yo sentía en ese momento. A mi me dolió en el alma ver ese ataque y tu presencia allí para mi fue un consuelo. Me alegro de haberte encontrado aunque haya sido en estas circunstancias tan dolorosas, pero justamente por eso he visto tu gran corazón. El hecho de que una persona con tu corazón demuestre una amistad tan sincera hacia ella me corrobora aun más la nobleza y el corazón de Lucía. Encantada de haberte conocido, David

  117. fernando
    6 octubre, 2013 at 14:54

    Mi ánimo más sincero. Creo que la poca culpa que te echaba ha desaparecido.

  118. Virginia
    6 octubre, 2013 at 15:05

    Nunca te rindas Lucía, nunca

  119. Amarú Mago
    6 octubre, 2013 at 15:10

    Gracias por escribir. Seguiré leyendo tus publicaciones, espero que de esta manera nos podamos ayudar mutuamente!

  120. MERCHE
    6 octubre, 2013 at 15:58

    Todo mi apoyo, Lucía. Vi el Salvame Deluxe y fue bochornoso cómo te trataron y cómo hacían creer que la culpable de todo eras tú. No te calles, tienes razón. Ellos son los que deberían avergonzarse de lo que hacen, no tú. Creo que eres una persona fuerte, así que tienes que salir de ésta airosa. Y sabiendo que tienes el apoyo de toda esta gente, seguro que lo harás. Un beso.

  121. ESP
    6 octubre, 2013 at 16:01

    Eres grande Lucía! Desde luego, ambas experiencias son terribles, y no quisiera tener q pasar por nada parecido nunca.No calles. Es la única forma de que no se repita. Que tu lo hagas público y lo denuncies, ayudará a muchas personas q tengan experiencias parecidas a poder superarlo. Gracias de nuevo, Lucía

  122. Regina
    6 octubre, 2013 at 16:09

    Hola Lucia, tela….
    No tengo palabras solo puedo ofrecerte mi compañia,yo tambien tengo depresion. Eres una hormiga contra un elefante, pero no aunque tu no nos conozcas somos muchas que estamos contigo y una marabunta de hormigas si se juntan pueden con el elefante. Eres un ejemplo para la humanidad y muy generosa por compartirlo. Muchas gracias y animo.

  123. marta
    6 octubre, 2013 at 16:12

    ánimo Lucía! abrazo grande! incondicional!

  124. Laura
    6 octubre, 2013 at 16:23

    Eres muy valiente y generosa por haber compartido esto. No permitas que esto te hunda, vales mucho. Un besazo

  125. ana
    6 octubre, 2013 at 16:39

    Te entiendo muy bien, lucía. Este mundo no está hecho para gente con sentimientos. No les des más circo. A mi también me han traicionado personas cercanas y pocas cosas duelen más. Si que no sabíamos que la directora era amiga tuya, eso es todavia peor. Mucho ánimo y espero que te recuperes pronto.

  126. Sterling Lemons
    6 octubre, 2013 at 16:43

    Hola Lucia: Siento mucho leer que te violaron, que tuviste que pasar por esa experiencia tan horrible. Haces bien en hablar de ello, puede ayudar a otras mujeres. Respecto a lo que dices del campamento, entiendo que te hayas quedado fatal fatal. Hace unos anyos sufri una agresion de unas cholas en un parking del centro de las glories. me empezaron a dar patadas en la mochila. me puse a correr y me persiguieron por el parking que va hasta la entreda del centro, parking desierto en un mes de agostodiciendome: hija de puta!!!te vamos a matar!!! yo creia que si no corria lo suficiente, me echarian al suelo y me coserian a patadas. eran psicopatas. Cuando llegue al centro, gracias a Dios, pude gritar ayuda, pero ellas incluso dentro me perseguian entre los colgadores de ropa de una tienda. lo peor no fue durante ese momento, porque guarde la cabeza bien fria. fue despues. no podia ir por el metro tranquila, ni ver bandas de jovenes ni oir tocar palmas o escuchar segun que voces marginales. fue horroroso. las pillo la policia, que se portaron muy bien conmigo. las denuncie, fuimos a juicio y lo gane. pasaron por el centro de reclusion de menores durante un anyo. si lo mio duro minutos y me quede fatal semanas, no me quiero ni imaginar la huella que te ha dejado el campamento con esa banda de energumenos. mucho animo para superar esto. eres una mujer fuerte e inteligente.abrazos!!

  127. Henty Amenty
    6 octubre, 2013 at 17:07

    Ánimo Lucía, esa gente no puede ganar siempre.

  128. carmen Cenit
    6 octubre, 2013 at 17:33

    Lucia , la verdad es que “no sé qué decir” . He leído con interés tu experiencia y siento muchísimo tanto dolor como se transmite en tu escrito… sólo decirte que soy una más de las personas que están contigo y espero que recibas y puedas notar todo el cariño de los que “estamos ahí” leyéndote y sintiendo, aunque sea distinto, tu dolor. Cuídate, medícate y escribe que es un placer leerte.

  129. Irela
    6 octubre, 2013 at 17:49

    Te comprendo con un dolor enorme y te abrazo. Confío en tu fortaleza. Si puedo ayudar cualquier día o quieres desaparecer con A. ya sabes que me tienes aquí. Abrazo, abrazo. Lo siento tanto…

  130. Lucía
    6 octubre, 2013 at 18:12

    La palabra “coacción” es la única que no se debería poder expresar con total libertad. Vivimos en la mierda de mundo en que vivimos, aguantando a la mierda de gente que aguantamos, para no poder expresarnos. No nos quedemos callados, ¿qué nos queda, si no?
    Nunca dejes de luchar. Un abrazo desde el más profundo respto y admiración.

  131. 6 octubre, 2013 at 18:15

    http://lasnanasalpoder.blogspot.com.es/2013/09/como-salir-de-una-relacion-toxica-por.html

    Hola Lucia:

    Aquella tarde de otoño entre las ponentes estabas tú. La Agrupación Ateneísta de Estudios sobre la Mujer organizó una Mesa Redonda contra la violencia de género: “QUIEN BIEN TE QUIERE, NO TE HARÁ LLORAR”, en el ATENEO de Madrid el 26 de noviembre del 2007.

    Me acerque a ti, con un ejemplar tuyo de “Ya no sufro por Amor”. La mua era toda nervios. Guardo tu dedicatoria como oro en paño. Tú libro me ayudó a recuperar la autoestima y la seguridad en mi misma. Salir de nueve años de una relación tóxica es una hazaña que a día de hoy, diez años después, me sigue quitando el sueño, por las secuelas que me han quedado. Pero, ¿qué te voy a contar a ti?

    Gracias Lucia por ser guapa por dentro y por fuera. No cambies nunca.

    Una nana que te quiere.

    Desde Casa de Nanas nos unimos a la campaña, con la siguiente Carta Abierta:
    ” Ocasión para despedirme
    para decirte que nunca volverás a poseer mi cuerpo, mi espíritu
    y lo que es más importante mi mente.
    Y que desde la experiencia y nunca desde el rencor
    contaré mis vivencias al mundo
    para que a ninguna mujer, su pareja sentimental, le robe su DIGNIDAD en nombre del AMOR

    ADIÓS. PORQUE YO HE DECIDIDO VIVIR”

  132. Astrid
    6 octubre, 2013 at 18:16

    Siento muchísimo haberte juzgado. Ánimo

  133. Rosa
    6 octubre, 2013 at 18:30

    Aaaayyy Lucía, realmente te veo mal, muy mal… pero el problema es que te niegas a aceptar que tienes un problema mental serio y no tiene nada que ver con una depresión, más bien con un trastorno grave de personalidad a determinar, con ragos muy marcados de histrionismo, bipolares y pq no? de depresión (pero esto último como consecuencia de todos tus trastornos y el resultado de como gestionas tu vida ante los demás, la cual ha acabado en un profundo rechazo social).

    El problema eres tú, no los demás. El mundo no está en tu contra, y todo lo que dices que te sucede o ha sucedido, es producto de tu imaginación, o exagerado al cubo.
    Te niegas a ver la realidad de que tus hechos provocan acciones en los demás.
    Tú que eres tan inteligente acaso se te ha olvidado una de las leyes de Newton? “Acción, reacción”?.
    O pq no te aplicas lo que dicen los budistas sobre el Karma que resulta mucho más didáctico? Como: “Nadie escapa de si mismo”, también se dice: “fuera de ti no hay refugio, es decir todo lo que le causamos al otro, vuelve inevitablemente sobre nosotros mismos, por eso es tan maravilloso poder pensar antes de actuar”, o también: “Cada uno es responsable de lo que le sucede y tiene el poder de decidir lo que quiere ser. Lo que eres hoy es el resultado de tus decisiones y elecciones en el pasado. Lo que seas mañana será consecuencia de tus actos de hoy”.

    Nadie escapa a la ley de causa y efecto, lo que sembramos, cosechamos. Somos responsables de cada pensamiento, palabra y acción. Aquí y ahora podemos decidir comenzar a vibrar en amor y unidad y el universo comenzará rápidamente a espejarnos eso mismo que estamos siendo..

    Si sigues este tipo de filosofía, si lo haces, te darías cuenta que la única culpable de todo lo que te pasa eres tú, pero claro, es evidente que la cruda realidad puede acabar destruyéndote y eso precisamente es lo que que intentas evitar por todos los medios, así que te resulta mucho más fácil, adornar, exagerar, e inventar, para evadir tu culpa consolándote en que es de los demás, y los que tienen problemas de trastornos, incluso de psicopatía son otros, como no!.
    Tu comportamiento es absolutamente inaceptable, y si, necesitas medicación profunda y un tratamiento psicológico pq hace tiempo que has perdido el rumbo y el concepto de la realidad.

    En el tema de tu violación jamás dudaría que te hubiera sucedido algo así en distintas ocasiones! En esto tú no eres culpable de nada, en absoluto. Además no creo que nadie sea tan sádico y retorcido como para inventarse algo así, porque eso si que es un trauma difícil de superar, y una auténtica desgracia cuando encima es algo que se ha repetido en el tiempo!. Pero sobre tu experiencia en Telecinco (y esta cadena no es santo de mi devoción pq pienso que es un circo romano televisado, donde lo que prima es la carnaza para ver como se la comen los leones), o en general, sobre la sociedad que está en tu contra, no me jodas hombre! Lo único que haces es autocompadecerte e intentar dar pena a los demás pq eso se convierte en la medicación para tus problemas.

  134. Rosa
    6 octubre, 2013 at 18:31

    Aaaayyy Lucía, realmente te veo mal, muy mal… pero el problema es que te niegas a aceptar que tienes un problema mental serio y no tiene nada que ver con una depresión, más bien con un trastorno grave de personalidad a determinar, con ragos muy marcados de histrionismo, bipolares y pq no? de depresión (pero esto último como consecuencia de todos tus trastornos y el resultado de como gestionas tu vida ante los demás, la cual ha acabado en un profundo rechazo social).

    El problema eres tú, no los demás. El mundo no está en tu contra, y todo lo que dices que te sucede o ha sucedido, es producto de tu imaginación, o exagerado al cubo.
    Te niegas a ver la realidad de que tus hechos provocan acciones en los demás.
    Tú que eres tan inteligente acaso se te ha olvidado una de las leyes de Newton? “Acción, reacción”?.
    O pq no te aplicas lo que dicen los budistas sobre el Karma que resulta mucho más didáctico? Como: “Nadie escapa de si mismo”, también se dice: “fuera de ti no hay refugio, es decir todo lo que le causamos al otro, vuelve inevitablemente sobre nosotros mismos, por eso es tan maravilloso poder pensar antes de actuar”, o también: “Cada uno es responsable de lo que le sucede y tiene el poder de decidir lo que quiere ser. Lo que eres hoy es el resultado de tus decisiones y elecciones en el pasado. Lo que seas mañana será consecuencia de tus actos de hoy”.

    Nadie escapa a la ley de causa y efecto, lo que sembramos, cosechamos. Somos responsables de cada pensamiento, palabra y acción. Aquí y ahora podemos decidir comenzar a vibrar en amor y unidad y el universo comenzará rápidamente a espejarnos eso mismo que estamos siendo..

    Si sigues este tipo de filosofía, si lo haces, te darías cuenta que la única culpable de todo lo que te pasa eres tú, pero claro, es evidente que la cruda realidad puede acabar destruyéndote y eso precisamente es lo que que intentas evitar por todos los medios, así que te resulta mucho más fácil, adornar, exagerar, e inventar, para evadir tu culpa consolándote en que es de los demás, y los que tienen problemas de trastornos, incluso de psicopatía son otros, como no!.
    Tu comportamiento es absolutamente inaceptable, y si, necesitas medicación profunda y un tratamiento psicológico pq hace tiempo que has perdido el rumbo y el concepto de la realidad.

    En el tema de tu violación jamás dudaría que te hubiera sucedido algo así en distintas ocasiones! En esto tú no eres culpable de nada, en absoluto. Además no creo que nadie sea tan sádico y retorcido como para inventarse algo así, porque eso si que es un trauma difícil de superar, y una auténtica desgracia cuando encima es algo que se ha repetido en el tiempo!. Pero sobre tu experiencia en Telecinco (y esta cadena no es santo de mi devoción pq pienso que es un circo romano televisado, donde lo que prima es la carnaza para ver como se la comen los leones), o en general, sobre la sociedad que está en tu contra, no me jodas hombre! Lo único que haces es autocompadecerte e intentar dar pena a los demás pq eso se convierte en la medicación para tus problemas.

    • Encarni
      6 octubre, 2013 at 23:38

      Con todo el respeto del mundo, Rosa, creo que este comentario está de más. Yo el “Campamento” no lo vi porque de verdad q son programas que me superan. Pero sí que vi su entrevista en el Deluxe y fue vergonzoso el trato que le dieron. A mi me dolió en el alma. Si es una exageración como tú dices, ¿por qué entonces personas ajenas a ella sintieron lo mismo? Creo que para poder empatizar con el dolor hay que tener una cierta sensibilidad de la que muchas personas carecen. Lucía, por favor, no escuches estos comentarios dañinos.

    • Victoria
      9 octubre, 2013 at 13:10

      Rosa disculpa pero una persona como tú, que con la simple lectura de un texto ya afirma que la autora tiene un trastorno grave, diría que el problema tuyo si que es grave tienes síntomas de delirios de grandeza. Te crees todopoderosa yo que tú me preocuparía aun la mejor psiquiatra del mundo no podría hacer un diagnóstico sí pruebas y aún haciéndolas al 100% nunca lo aseguran.HAZTELO MIRAR.

  135. Rosa
    6 octubre, 2013 at 18:32

    He vuelto a poner el texto repetido una vez más porque salía firmado por ASTRID no se porque motivo, porque yo me llamo Rosa. Lo especifico para evitar confusiones.

    • Victoria
      9 octubre, 2013 at 13:38

      Nadie ha leído entero tú birria de texto es un restamento infumable, yo con el comienzo ya he visto que su autora está un pelin …

  136. Núria
    6 octubre, 2013 at 19:41

    Querida Lucía,
    A mi me has aportado muchisimo. Hará más de 10 años empecé a leerte, por recomendación de una muy buena amiga, y fuiste todo un descubrimiento. Me has emocionado, me has hecho reir y todo sin conocernos. Tengo dos libros firmados por ti de dos de tus visitas a Valencia. He convertido a mi madre en lectora tuya también, que te seguía por la radio con Julia Otero. Por supuesto te sigo también por la red desde “La blog”. No siempre estoy de acuerdo contigo, y debo confesarte que no me gustan los animales (me parece fatal el maltrato animal, pero que quieres que te diga, me dan miedo y/o repelús), pero siempre te leo, es muy interesante los temas que tratas.

    No he visto El Campamento, así que mucha de la gente que has nombrado estos meses no sé ni quienes són. No veo esta clase de programas porque estan hechos por gente que les da igual la persona en cuestión si en un momento dado puede darles un dineral. Así que no he visto tus imagenes ni las de nadie, no me importan. Pero tu pedias apoyo y aquí lo tienes, por haber llegado dentro de mi y haberme aportado tanto.

  137. 6 octubre, 2013 at 20:53

    Lucía, hace un año que te leo y te envío todo mi apoyo y cariño por la traumática experiencia que has pasado. No sé de que programa hablas porque no veo la televisión pero vi en twitter que habías ido a un reality de telecinco… Ya sabes como son allí, sólo lamento que lo hayas aprendido tan duramente.
    También escribo un blog al igual que tú sobre dependencia emocional enfocado sobre todo a la mujer, sería un honor para mí si lo visitaras. Ánimo https://www.facebook.com/pages/Julieta-decide-vivir/174075122736563?ref=hl

  138. 6 octubre, 2013 at 20:59

    FUERZA!!!!

  139. Gal.la sanchez
    6 octubre, 2013 at 21:21

    Hola Lucia, no soy fan tuya ni de nadie, pero me gusta lo q escribes y me hace reflexionar. Aprendo mucho de lo q cuentas. Me da la impresion de q has sufrido mucho, pero has sobrevivido y de ahi radica tu fuerza. Tambien tu sensibilidad y empatia. Eres mas fuerte de lo q crees y saldras de esta, como has salido de las demas. Personalmente te agradezco tu valentia en denunciar este tipo de cosas y plantarles cara. Si todo el mundo hiciera lo mismo, viviriamos en un mundo mucho mejor. Animos y p’alante!

  140. sandra
    6 octubre, 2013 at 21:25

    me ha gustado mucho el texo

  141. Manu Rincón
    6 octubre, 2013 at 21:45

    Telecinco está cayendo cada vez más bajo, pero al final terminará pasándole factura, no todo en esta vida se arregla con dinero, y una empresa no es sólo dinero, también imagen, y la de Telecinco (y Mediaset en general) va de mal en peor. Yo hubiese pensado como tú en el caso de ser premio Planeta. Sí, voy a un reality de Telecinco, vale, pero coñe, si meten a alguien con mi nivel intelectual podría imaginar que no iba a ser un “Gandia Shore”, y que el resto de participantes, además de la dirección, se irían a comportar de otra manera. Yo lo único que llegué a ver fue la entrevista del Deluxe, y créeme, lo pasé mal, y me imagino que no fui el único. Con lo cañera que eres en los gabinetes de Julia, ahi vi a una persona con los nervios destrozados, que casi te da un yuyu, y a la innombrable de Terelu Campos (imagino que presionada por la dirección) no le dio la gana de poner un poco de publicidad para por lo menos darte un pequeño respiro. Pero bueno Lucía, tienes que ser fuerte, tienes a tu hija Allegra, y mucha gente que te quiere (hasta donde se puede querer a alguien que sólo conoces de sus escritos claro está), entre los que me incluyo. Céntrate en eso. Siempre habrá gente que te critique, hagas esto o hagas lo otro. Tú haz lo que creas que está bien, lo que creas que es mejor para tí, y olvida al resto, sino verdaderamente acabarás loca como ellos dicen. Por desgracia estamos en un país en el que manda el “Gran Hermano”, que no es más que aquél poderoso caballero de Quevedo, Don Dinero. Quizá estoy escribiendo muchas incoherencias, pero es lo que me sale, quién sabe si no estoy loco yo también. Hablando de eso, y para que te animes (bueno no sé, depende de que te guste o no), te dedico una canción de Alejandro Sanz, y te dejo con una frase, y es que “de músicos, poetas y locos, todos tenemos un poco” 😉 http://www.youtube.com/watch?v=ryZlsg1amHU

  142. maria antonia
    6 octubre, 2013 at 21:52

    También te he leído.

  143. Inés R.
    6 octubre, 2013 at 21:59

    See nota a la legua que eres una superviviente, en un medio atróz.
    No creo que debas quedarte patalizada ante éste episodio, porque intuyo que te sobran recursos.
    No tengas miedo! El miedo paraliza (eso creo que ya lo sabes, tristemente), avanza mirando atrás sólo lo imprescindible, para no perder la perspectiva. Nadie debe obligar a nadie en contra de su voluntad!
    Digiere y escribe…
    Mucho valor!

  144. Marisa
    6 octubre, 2013 at 22:15

    Querida Lucia, ánimo en tu cruzada con esta gente y sigue hablado alto y claro. Tienes el apoyo de mucha gente entre las que me incluyo.
    7001. Gente valiente como tu hacen muchísima falta.

  145. Madrid
    6 octubre, 2013 at 22:46

    “Tus zonas erróneas” de Wayne W. Dyer, para empezar a superar estas cosas, lo recomiendo a TODOS.

  146. María José
    6 octubre, 2013 at 22:54

    Eres una persona muy luchadora y con tus palabras ayudas a mucha gente. Te leo todos los días y espero y deseo que superes lo del campamento y sigas escribiendo igual o mejor de como lo haces ahora. te mando todo mi apoyo y animo para que los días que vienen estén cargados de energía positiva para seguir hacia adelante.

  147. Ishtar
    6 octubre, 2013 at 23:08

    Lucía,
    Veo que tienes fuerza para dar y dar dónde más les duele.
    Mucho ánimo.
    Muchos abrazos.

  148. Beca
    6 octubre, 2013 at 23:44

    Qué grande eres Lucía…qué grande eres. Saldrás victoriosa de todo. Tienes tanta fuerza…eres tan valiente y vales tanto que saldrás de esto. Y volverás a sonreír…continuamente. Allegra te ayudará…se le ve un ser tan especial…igual que su madre. Muchos ánimos. Siéntete muy querida porque es así. 🙂

  149. Joaquim
    7 octubre, 2013 at 00:45

    lo siento, no he podido terminar de leer, no puedo con eso, demasiado dolor y demasiada insensatez en el mundo

  150. Rodrigo
    7 octubre, 2013 at 01:19

    Eres una mujer poderosa Lucía , creéme y creételo , cuando una mujer se levanta de sus cenizas y es capaz de abrir el alma , y describir episodios tan duros , como lo has hecho tu , cuando una mujer dice basta ¡¡ y da un golpe en la mesa , como lo has hecho tu enfrentándote a un poder mediático como lo es Mediaset , es una mujer poderosa y nada , nada da mas miedo que una mujer así , una mujer que ha recuperado su poder , porque una mujer así , como tu , es capaz de todo …. Suerte , pero no para ti , para ellos la necesitaran.

  151. Julieta Barasa
    7 octubre, 2013 at 02:44

    Si todo lo que dices es tan verdad como lo de Antonio Albert… oí la entrevista y no vi que te gritara. Y por supuesto que en esos programa llevan a gente narcisista, como tú. O te crees que tú no. Venga ya, tía.

    • Luna
      9 octubre, 2013 at 23:13

      O como tú Barasa. ¿ A qué entras aqui a comentar? ¿Para aportar algo ? Yo creo que para llamar la atención, que te crees más lista que el resto de los comentaristas.

  152. Silvia
    7 octubre, 2013 at 07:59

    Lucía no sabes cuánto siento lo que estas pasando no sólo por todo lo televisivo sino porque creo que el detonante de esta situación es aún más doloroso que te traicione una amistad a la que que has creído hasta el punto de entrar en un reality debe de ser muy duro. Seguiré leyéndote como siempre mucho ánimo que vales mucho más de lo que quieren hacerte creer!!

  153. Clau
    7 octubre, 2013 at 09:00

    Lucía, eres muy valiente y muy fuerte. Más de lo que tú crees. Saldrás de esta también. Estoy segura y saldrás victoriosa contra esa cadena basura. Tú vales, chiqui!!!!! Mucho ánimo!!!

  154. Sonia
    7 octubre, 2013 at 10:05

    Hola Lucía, llevo tiempo siguiéndote, leyendo tus publicaciones y nunca había comentado porque entre otras veía que siempre había algún otro comentario que más o menos transmitía lo mismo que yo pensaba, y ahora en resumen te comento lo que pienso, sin juzgarte nunca porque no soy quien, al contrario, si hablo es para mostrarte que siento empatía contigo, mucha…, porque eres mujer, sí, mujer así te lo digo, y que penosamente por serlo y AÚN a estas alturas, te crucifican…por ser valiente, por ser mujer y valiente, por ser mujer e independiente, por ser mujer y hablar lo que hipócritas borreguillos no osan por miedo o autoengaño, por ser mujer y defender tu libertad como tal, lo que para nosotras es defender simplemente como personas, y para otros es defender como mujer que supuestamente no tenemos aún los mismos derechos… Cuan penoso es a estas alturas, no?
    Y si, por todo eso, por salirte de la norma, por SOBRESALIR, por ser íntegra, clara y valiente, te crucifican, y lo hacen los cobardes, los que poco o nada sienten, los envidiosos, etc
    Es duro, pero sigue siendo siempre tu misma, con tus virtudes y TUS DEFECTOS, que te hacen humana, sabes reconocer, y a los cuales también tienes derecho, como todo el mundo. Derecho a tener defectos o debilidades, y a ser virtuosa, que lo eres y tan mal sienta. Que se sigan retorciendo en sus pozos de sombras viendo una estrella relucir sobre sus cabezas. Ánimo Lucía, y cariño es lo que te transmito, como tu a mi sin conocerte ne transmites fuerza, complicidad, valentía y pureza. Un abrazo!

  155. ernesto
    7 octubre, 2013 at 17:27

    ¡pa lo que haga falta!, me parece un acto de valor supremo y te apoyo. Si tomásemos nota y habláramos de todas las injusticias y señaláramos a los culpables, otro gallo nos cantaría. ¡¡Todo!!, repito TODO, sería diferente. ¡Gracias! por tu valor al compartirlo. Lo voy a leer en la radio somreggaefm 106.0 dentro del programa ‘fanzine magazine haz de hacer’ para hacer eco. El programa lo hacemos en lunes de 12 a 14 h y se repite en diferido los domingos de 8 a 10 de la mañana. Si no te parece bien comunicamelo.

  156. Elsa
    8 octubre, 2013 at 00:17

    Lo siento Lucía, te pido perdón por que todos somos culpables de que estas cosas sucedan, algunos por que son ignorantes, otros por quedarnos callados, por que cuando los buenos callan triunfa la maldad.
    Son tiempos de cambio, hace años que no veo televisión, me gusta leer y selecciono muy bien lo que leo, siempre que me aporte algo positivo, te he leido y me has dejado siempre muy buenos aportes.
    Hay que hacer algo, se puede empezar por no ver ese tipo de programas, perderan audiencia que es en lo que se fijan.
    Espero que sientas todo el apoyo de personas que te admiran y estiman.
    Adelante!! Nos veremos en Excellence!!
    y nos comentarás sobre princesas valientes, decididas, autónomas, que saben lo que valen !!!

  157. RAQUEL
    8 octubre, 2013 at 14:37

    Lucía, gracias por tu valentía. Tu testimonio refleja a la perfección el funcionamiento social y político actual. No tenemos acceso más que a sombras, a verdades manipuladas hasta el infinito. Por eso es tan importante contar otras verdades al margen de los medios oficiales, aunque a menudo parezca que no va a servir para nada. Sí sirve. No hay revolución posible de las conciencias sin el acceso a la realidad completa.

    No elegimos ser víctimas, pero sí podemos elegir poner nuestro grano de arena para que determinadas situaciones cambien. Tenemos que aceptar el derecho a equivocarnos, el derecho a haber juzgado equivocadamente a alquien (tanto positiva como negativamente), el derecho a cambiar de actitud, el derecho a reorganizar prioridades, el derecho a perdonar o el derecho a no hacerlo, lo cual no es en absoluto incompatible son seguir adelante con nuestra vida de manera optimista y constructiva. Ánimo, mucho ánimo.

  158. Victoria
    8 octubre, 2013 at 20:41

    No sabes como lo siento, que alguien que debería ser tratado con el máximo respeto, por tu trayectoria como excelente escritora y como persona que siempre se pone del lado del que lo necesita, se vea en situaciones terribles, sobre todo lo de la telebasura

  159. Raquela
    8 octubre, 2013 at 23:57

    Olé tus ovarios y tu valentía. Esta guerra la vamos a ganar. Ladran, luego cabalgamos… Piensa que por cada agresión, son tropecientos los brazos que te abrazan.

  160. Ángela Llinares
    9 octubre, 2013 at 03:01

    Hola Lucía,
    soy Ángela Llinares, ya te he escrito en tu Facebook anteriormente siempre para apoyarte, pero tú ante un comentario mío malinterpretado me has considerado como parte de esos trolls que tanto te acosan y nombras. Lo siento, pero te has confundido conmigo, yo sólo he tratado de ayudarte y aconsejarte desde mi punto de vista, nunca con la intención de hacerte sentir incómoda. Este verano estuviste en mi pueblo, ¿recuerdas? Visitaste con tu hija, según escribiste, la mayor fábrica de chocolate de aquí y estuviste en el cuartelillo por el tema de T5. Seguro que te suena mi nick y alguno de mis comentarios, al menos eso espero, porque siempre he escrito con respeto y educación y aún hoy sigo sin comprender porque me bloqueaste, pero bueno, esta carta no es un reproche, es sólo por darte pistas de quien soy por si me recuerdas o te sueno vagamente.
    Lucía soy una mujer de 37 años que ha pasado muchas cosas muy fuertes en mi vida, y las he ido superando. No suelo buscar jamás notoriedad, pero cuando te ví en Campamento, salí de mi anonimato para mandarte apoyo, aunque no me conozcas de nada. Sólo buscaba que te dieses cuenta de que hay gente que es capaz de comprenderte, que no todos están contra ti, sólo aportar mi granito de arena de apoyo y ánimo. Suelo escribir muy por libre, razonando mis comentarios, trato de ver siempre más allá de lo que se muestra y me hubiera gustado tener la oportunidad de ayudarte, porque empaticé con la situación que tú viviste. Conozco bien lo que estás pasando y de verdad, quiero ayudarte, pero no me dejas. Quizás algunas de las cosas o comentarios que te escribí no fueron de tu agrado, pero sí los escribí no fue con mala intención, todo lo contrario, fue por ayudarte. No te voy a mentir, y a riesgo de que me tomes por soberbia o pretenciosa tampoco me voy a andar con falsas modestias, me considero una persona inteligente, no perfecta y seguro que con una lista enorme de fallos y defectos, pero tengo por costumbre ser sincera, utilizar mi cabeza y razonar con educación. A pesar de todos los palos de la vida, no han conseguido volverme una mujer injusta y siempre trato de hacer el bien en cada ocasión que me encuentro. Tampoco soy Teresa de Calcuta precisamente, nada más lejos de la realidad, ni soy creyente siquiera, pero tengo mucha facilidad para empatizar tanto con personas como con los animales (de la que soy aférrima defensora y amante de ellos). Leo los comentarios que te escriben en tu Facebook, y perdona que te diga la verdad de lo que pienso, pero aunque muchos son de ánimo, la mayoría me parecen un poco palmeros. No es mi intención menospreciar a nadie , ojo, pero para que nos entendamos (y a riesgo de echarme a todo dios encima, para variar) de todos ellos se puede decir que abultan mucho sí, pero son demasiada paja y poco grano que te pueda ayudar con lo que estás sufriendo. Yo no voy de psicóloga por la vida, de hecho mi carrera es otra y de ciencias puras, pero la vida y saber observar, meditar, razonar, empatizar, ponerse en el lugar de otro….enseñan muchas cosas. ¿Por qué crees que creo que te entiendo lo que estás pasando? Yo no tengo poderes mágicos ni bolas de cristal, Lucía, yo he pasado eso y aún me quedan coletazos (no lo de la violación a dios gracias, me refiero a lo que te ocurre a raíz del programita de marras). En tu derecho estás de creerme o no. Como comprenderás, no te voy a escribir aquí , públicamente mi historia, pero te aseguro que cuando una pasa por una situación es capaz de reconocer al otro, de ver claramente cada uno de sus síntomas, reacciones, consecuencias y sus consecuencias físicas y emocionales. Porque yo lo he visto y lo he hecho contigo, más de lo que tú te imaginas. Me gustaría ayudarte , Lucía, en serio, y por eso me he tomado la molestia de volverme a poner en contacto contigo aquí, ya que en Facebook no puedo. Sé que te podría ayudar más que algunos psiquiatras, y para nada pienso que estés loca, porque yo lo he sufrido, Lucía. He leído algunas novelas tuyas, me gusta cómo escribes, me gustaban los valores y las cosas que decías en TV, siento si algún comentario mío te pareció demasiado crítico (no soy perfecta) y me confundiste con un troll más.Eso me decepcionó bastante, no te voy a mentir y me dolió porque sólo trataba de ayudar, de ser imparcial, pero nunca te falté el respeto. Tampoco soy persona de fans e ídolos, lo siento, soy demasiado libre y critica para eso, pero me gusta cómo escribes, hace años que te descubrí. Por eso no tomes mis palabras como un peloteo de un fan más, porque no es el caso. Sólo quiero poder brindarte de nuevo mi mano y ayudarte a que te encuentres mejor. Déjame ayudarte, Lucía, tengamos largas charlas escritas, no tengo ningún problema en contarte mis casos (hasta te pueden servir para una novela, te los presto….).Me parece tan injusto lo que estás viviendo y sé qué terriblemente se pasa….lo he vivido (en mis circunstancias, pero el diagnóstico por así llamarlo, es el mismito).
    Sé que no me conoces de nada, pero soy una persona en la que se puede confiar, y no porque lo diga yo, prefiero dejar que el tiempo y mis actos hablen por mi.
    Yo te tiendo de nuevo mi mano, Lucía. Ya tienes mi email por si te interesa ponerte en contacto conmigo, me gustaría poderte ayudar, echar una mano con esas heridas en el alma que tanta factura te están pasando físicamente….yo las he pasado y aún me quedan historias pendientes, pero sigo adelante, soy muy tenaz (como compruebas) y luchadora, no me rindo con facilidad.
    Muchos ánimos , Lucía, cuando estés triste y de bajón y pienses que todo está contra ti, por favor , acuérdate de que todavía hay gente sincera que te apoya y te quiere, acuérdate de mis letras, de que aún sin conocernos, te tiendo mi mano para apoyarte y sacarte del bache, que todos no estamos contra ti, ni todos nos creemos las tonterías hipermanipuladas de la TV (yo veo TV, veo también T5, pero soy crítica y razono, utilizo mi cabeza y no me lo creo todo).
    Acuérdate cuando te caigan esas lágrimas tan amargas y tan dolorosas de todos tus mensajes de apoyo, que los hay , Lucía, de los amigos que conoces y de tus amigos “virtuales” como yo, aunque no nos conozcamos, discúlpame la licencia que me he tomado. Hay gente crítica que pone la Tv para reírse , distraerse o como yo casi siempre para echarse unas risas o unas buenas siestas…..pero no nos tragamos todas las trolas que nos pretenden colar, vemos más allá. La TV es sólo eso, la caja tonta para distraerse o dormitar. No nos engañan a todos, Lucía.
    Te deseo lo mejor, de corazón, y no fui ni soy ningún troll de tu Facebook, sólo una persona que salió de su cómodo anonimato para darte ánimos y tenderte mi mano, nada más. Ya tienes mi email por si un día te quieres desahogar o intercambiar cualquier tipo de opinión o pensamiento. Creo que sabes leer entre líneas de sobra y mi texto es un poco mi retrato, ya tienes más pistas de cómo soy y pienso.

    Un abrazo muy grande,

    Ángela Llinares

    http://www.youtube.com/watch?v=UGOfgMzvrFI

  161. Spangelicia
    16 enero, 2014 at 15:44

    Dios mio! Cuando firmas esos contratos es como vender el alma al diablo e ir directamente al infierno. Una vez firmas con ellos, pueden hacer lo quieran contigo y no puedes escapar, seas quien seas.
    Y estoy completamente de acuerdo contigo es q son psicópatas, (y lo mismo pienso de los políticos), la falta de empatía es la única explicacion plausible q encuentro para tales actos.
    Si esa gente que te entrevistó es mala, los responsables lo son más…pq, además, cuando la cosa se pone calentita, se frotan las manos, como si se fueran a comer una langosta. Si hay dinero, todo vale: humillación, etc…
    Y esos compañeros del Campamento, cuando firman, tragan con todo parece ser. Lo de la solidaridad no va con ellos. Son un perfil de gente sin escrúpulos y q hacen cualquier cosa por están donde quieren estar…q es ahí. Ha nacido con ello una nueva generacion de aspirantes de “concursantes de realities” , en un entorno donde se apremia la incultura y se enorgullecen de su puñetera ignorancia (si al menos fueran buena gente). Su perfil: sin ningun talento más q el de hacer y padecer cualquier cosa con tal de chupar la cámara, hacerse famosa y ganar pasta, y cuando se sienten humillados de verdad, lo disimulan aunq les vaya la vida en ello.
    Y otra profesion nacida hace unos años es la colaborador “experto” en reality, ( o periodista amarillista q solo ha encontrado trabajo en T5 o q ha sido ex consursante, y cuya funcion es la de cotillear, chismorrear y humillar hasta q te vayas llorando o les e denuncien. A estos, simplemente, de los años trabajando, se les ha olvidado los fundamentos eticos básicos.

    joer…q agusto me he quedado, Siento lo q te ha pasado, vaya mierda. Y lo mejor, contarlo
    Ya sé q está mal decirlo a estas alturas, pero me ha quedado claro q no sabías donde te metias. Yo, x culpa de mi ansiedad no me separaba de mi madre y me hice adicta a Sálvame, y de verdad, q me extrañó verte en ese programa.
    Ahora me estoy destoxicacion de T5, pero es q, me pasa lo mismo que Ignatius Railly con su TV 🙂
    Animos nena!

Comments are closed.