¿LIBERTAD DE INFORMACIÓN?

A demonstrator struggles with Spanish National Police riot officers outside the the Spanish parliament in Madrid

Por David Hernández

Tras la muerte del Presidente Adolfo Suárez hace una semana, se ha hablado mucho de la Transición que trajo la democracia y de la Constitución que se elaboró por entonces. Todos los partidos políticos, excepto los antidemócratas de Amaiur, han dedicado bonitas palabras al presidente de la Transición y todos han hablado de la Constitución, especialmente en el PP y el PSOE. Partidos que se han acomodado en la alternancia en el poder y que han creado una casta política repleta de privilegios. Han dejado de gobernar para el pueblo por gobernar para sus partidos. Hoy, la Constitución, la ley de todas las leyes, el legado que nos dejó Suárez, se está violando por quienes lo glorifican.

Aquella Constitución elaborada en 1978 es la que tenemos en vigor. Supuestamente, una ley inviolable. Por eso, contamos con un Tribunal Constitucional cuya función, principalmente, es hacer efectiva la primacía de la Carta Magna.

La Constitución de 1978 establece la libertad de información en el artículo 20. Reconoce y protege el derecho “a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción” y también “a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.” Según el texto, “el ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.”

527677_417722914956843_1016176214_nAdemás, esa misma Constitución reconoce “el derecho de reunión pacífica y sin armas.” “En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes,” reza en el artículo 21. Además, la Ley Orgánica 9/1983 establece que “la autoridad gubernativa protegerá las reuniones y manifestaciones frente a quienes trataran de impedir, perturbar o menoscabar el lícito ejercicio de este derecho.”

Estos dos artículos no se cumplen. Los métodos que se están utilizando en la violación de estos derechos nos recuerdan a los de la dictadura con la que acabó Adolfo Suárez. Desde el PP están intentando limitar el derecho a manifestación, incluso tratando de prohibir manifestarse en determinados lugares, así como la libertad de información con métodos como la Ley Mordaza.

Ayer, en el ejercicio de su actividad laboral, varios compañeros de profesión, periodistas de ‘eldiario.es’, sufrieron porrazos por parte de la Policía. Informaban sobre la manifestación contra la monarquía que se celebraba en Madrid cuando tuvo lugar el lamentable suceso. Según cuentan en el diario, “agredieron” y tiraron “al suelo” al reportero Gabriel Pecot y “golpearon” a los periodistas Mario Munera y Juan Ramón Robles. Un hecho deplorable.

Cuando esto sucede es porque no se está garantizando la libertad de información.

 

Twitter: @_davidhernandez

5 comments for “¿LIBERTAD DE INFORMACIÓN?

  1. Diarmuid
    30 marzo, 2014 at 06:13

    Spain remains in the hands of the same elites who controlled the power after the second republic, the same ones who, aided by Hitler and Mussolini, organized a military coup to overthrow the democratically elected government and initiated over 40 years of terror against its own people. Currently we have priests lecturing us on having babies, millionaires sermoning us on the virtues of austerity and riot police complaining of violence in the streets…If this all weren’t so sad, I’d probably laugh. But the situation is so desperate for so many people who no longer have anything to lose, including fear of repression from a riot police throughout Spain that acts more and more like an organized band of criminals, with undercover agents provocateurs who engage in acts of vandalism and violence during peaceful protest meetings.

    This orchestrated effort by the Spanish government and certain sectors of the media, although most are so indebted to the banks that they will never bite the hand that feeds them, to radicalize non-violent protest and civil disobedience movement makes a reading of Gene Sharp’s «From Dictatorship to Democracy» almost compulsary in order to remind ourselves how non-violent peaceful protest and civil disobedience on a massive scale seem to be one of the few avenues left to a country in the grip of ultra-right wing religious zealots and fascists…once again.

    • Patricia
      30 marzo, 2014 at 17:58

      Thank you for the book recommendation. I don’t know who you are and if you live in Spain or not, but seems like you know the country pretty well… Probably better than the vast majority of Spaniards? Anyway, and taking into account you´re writing in English, just to remind you that, unfortunately (and regret to say) anglo-saxon countries do have a long history of «relative democracies» too…

  2. elisa
    30 marzo, 2014 at 08:52

    se puede esperar algo positivo de este gobierno? de sobra han demostrado quienes son: dignos herederos de Franco….

  3. Rafa
    30 marzo, 2014 at 09:09

    Estos le han cogido el gustillo a lo de sacudir impunemente y ahora no hay demócrata que les quite esta afición. Propongo terapia tipo » La naranja mecánica» para nuestros cuerpos y fuerzas de, bla, bla, bla…

  4. nekane
    31 marzo, 2014 at 08:51

    ..tengo 55 años y siempre he visto a los polis mamporrear por todo.. supongo que están adiestrados para eso y cumplen con su curro sin más, lo sospechoso es que haya quien entre por un sueldo fijo y que además tengan que tener un buen padrino.. esa ensalada trae consecuencias añadidas al adiestramiento, digo yo! y lo demás nos podemos reir abiertamente de democracias, buenos haceres de suarez, felipes, aznares, zps, el barbas de ahora, cómo se llama?… y venideros que empujan como locos: aguirres, gonzález, chacones… aquí a nadie le importa el país, ni la vida de los demás, les importan sus cargos y sueldos y hala! a por la pensión, total a todos por igual nos espera la caja de madera…

Comments are closed.