Esas cosas molestas que hacen los hombres en la cama

 

Corre por la web un artículo sobre las cosas molestas que hacen los hombres en la cama que ha molestado mucho pero mucho a una amiga mía, la cual opina que la autora del artículo o tiene dieciséis años o un ligero retraso mental ( cuando lo escribió en su blog no lo dijo con estas palabras tan finas que he usado yo).

 

A  continuación cuento lo que decía la autora en su web y lo que en mi experiencia me molestaba a mí. Y digo “me molestaba”, así, en pasado, porque por si no lo recordáis soy una digna señora de cierta edad que actualmente no tiene (casi) vida sexual. pero memoria si tiene.

 

Bueno, ahí va:

 

 

 1. Cuando pasan de los preliminares

A la autora del artículo le molesta mucho, por lo visto. A mí, según y cómo, me daría igual. Si deseo mucho a alguien, me encanta ir rápido. De hecho, me ha valido bastantes broncas en plan ” no eres nada femenina”. Me parece un poco absurdo además que lo femenino se asocie al recato y lo masculino a ir directamente al grano.

2. Cuando nos tiran del pelo

De acuerdo con la autora. Pero a mí, que desde los 26 años luzco un bonito melenón pantojil, esto me sucede prácticamente SIEMPRE. Habrá quien lo haga adrede o habrá quien sea torpe, pero siempre me acaban tirando del pelo. Lo considero pues daño colateral.

3. Cuando intentan ponernos una “mascarilla” especial

No puedo estar más de acuerdo con la señora autora del artículo, aunque hay que decir que esto solo me lo han pedido una vez en la vida y le dije que no.  El chico era muy joven y había visto mucho porno, me parece.

4. Cuando nos masajean los pechos

De acuerdo con la autora. Craso error cuando el masajeador no tiene tacto ni experiencia. Duele. En casos de gente hábil y con tacto, funciona.

5. Cuando nos empujan la cabeza

Advierto desde aquí a cualquier potencial aspirante a mis favores: IN YOUR DREAMS. Esto es: NI LO SUEÑES. He de decir, esto sí, que solo recuerdo a un gañán que lo hiciera. Primero y último.

6. Cuando termina DEMASIADO pronto

En desacuerdo con la autora. Si acaba pronto y tiene lengua y dedos y voluntad de continuar…, no tengo el menor problema y de hecho me puedo sentir muy halagada. A mí en todo caso me puede molestar que se eternicen y se pongan en plan martillo hidráulico.

7. Cuando hacen la postura del perrito (una y otra vez)

Por mí, ningún problema. Ya he dicho en algún lado que soy bastante básica.

8. Cuando ponen sus dedos… ¿Dónde?

Dice la autora: “Zonas. Hay zonas que solo se pueden tocar con un claro acuerdo de acceso por ambas partes y todos sabemos cuáles son. Si no lo tienes, cíñete a lo establecido y gánate su confianza antes de vivir un momento incómodo.”
En desacuerdo total con la autora. Por mí, toca donde quieras.  Si no me gusta, ya me expresaré, pero en principio estoy a favor del espíritu explorador y aventurero.

9. Cuando no hay reciprocidad

“Terminaste, te callaste, te dormiste, despertaste, te fuiste. Fin de la cita.” dice la autora
En mi caso soy de las de ” terminaste, te dormiste”. Me suelo quedar muerta acto seguido y no fumo ni me acuesto con gente que lo haga, así que no hay cigarro posterior. Y no soporto, de verdad, las charlas a posteriori. El orgasmo liberta todo tipo de endorfinas que tienen el efecto de dormirle a una. O sea, que si alguien se duerme después de hacerlo conmigo, me sentiré halagada. Y si mañana se tiene que ir a primera hora, pensaré que tiene que trabajar.
Pero, lo dicho…
yo soy Básica

10. Cuando nos dicen guarrerías

Al respecto he escrito otro artículo, que se puede leer aquí
https://allegramag.info/2014/08/04/el-senor-grey-la-recibira-ahora/
Pero sí, en principio, no tengo muchos reparos en que me hablen, sobre todo si me dicen aquello de ” te voy a hacer esto y lo otro y lo de más allá” Si me lo dicen, puede que consigan que tenga un orgasmo antes de que puedan hacerlo. Soy tremendamente sensible a la sugestión..

11. Cuando fingen que saben lo que hacen

Dice la autora: ” Si no estáis seguros de dónde está su clítoris, haceros (y hacernos) un favor y preguntad.”
He sido bendecida con la suerte de que todos los hombres que he encontrado en la vida sabían de sobra el emplazamiento del botón, y la verdad, me extraña mucho que la autora haya encontrado a gente que no lo sepa.

12. Cuando se quejan

Dice la autora. “Oh, lo sentimos. ¿No acabamos lo suficientemente rápido? ¿Tu lengua está cansada? ¿Quieres terminar de una vez? Escucharte quejarte no va a hacer que acabemos antes. Shhh.”
En mi vida me encontrado en semejante situación. Pero he recibido quejas. Muchas. ” Eres igual que un tío”  ocupa el primer puesto en el ranking, queriendo decir, por lo visto, que soy torpe y poco cariñosa. Pero repito que no entiendo por qué ser delicada y cariñosa se asocia precisamente a lo femenino. Y advierto que soy muy cariñosa cuando tengo extrema confianza.

13. Cuando te lamen los dedos de las manos (o pies)

Fice la autora: “Vale, a algunas personas, ALGUNAS, les excita un poco ese jueguecito. Pero no a todas. Así que procede con precaución con esta técnica”
Me encuentro entre las ALGUNAS que ADORAN el jueguecito en cuestión.

14. Cuando cierran los ojos

Dice la autora muy convencida ” Nostras nunca lo haríamos”
Craso error.
Pues yo lo hago SIEMPRE y no he recibido queja alguna al respecto. Cuando me concentro mucho, cierro los ojos. Visualizo un túnel brillante que voy a atravesar y sé que el placer más intenso  se encuentra justo al final. Otras veces veo lucecitas brillantes, como en un caleidoscopio. Si usted cierra los ojos estando conmigo, me sentiré muy halagada. Pensaré que le estoy llevando lejos.

15. Cuando se creen Christian Grey

He escrito un bonito artículo al respecto, aquí:
https://allegramag.info/2014/08/04/el-senor-grey-la-recibira-ahora/

18. Cuando nos mastican los pezones

De acuerdo con la autora: no me gusta. Me puede gustar que me los chupen, por supuesto.

19. Cuando se equivocan de agujero “accidentalmente”

No me ha pasado jamás. Cuando alguien en mi vida ha elegido un orificio y otro contaba con mi permiso para entrar. Preo nadie ha intentado sodomizarme sin mi permiso, si es eso a lo que la autora se refiere.

20. Cuando no se esfuerzan

“Ay, mira, unas velas, un poco de música, un masaje…” Esto es lo que la autora considera “esfuerzo”.  Yo sinceramente, entiendo por esfuerzo erótico otras cosas. Y no me gusta que me den masajes si no tienen título. Cuando se empeñan en darte un masaje y no tienen ni idea, te acaban por hacer daño. En cuando a la música, la suelo poner yo. Las velas me dan completamente igual, sinceramente.

21. Cuando son muy silenciosos

De acuerdo con la autora. No me gusta la gente callada en la cama.

22. Cuando no se quitan los calcetines.

No me ha pasado jamás que se los dejen excepto si lo he hecho de pie en algún lugar público.

23. Cuando quieren que limpiemos después

Tampoco me ha pasado jamás. Me pregunto en qué círculos se mueve la sufrida autora del artículo.

24. Cuando dicen “papá”

“¿Ven con papá?”.  La autora del artículo jura que le han dicho eso en la cama. De nuevo, no puedo por menos de preguntarme en qué círculos se mueve esa pobre mujer, y de alegrarme por no frecuentarlos.

25. Cuando se duermen justo después

Encantada de que lo hagan, yo hago exactamente lo mismo.La corteza cerebral, área encargada del pensamiento, se “desconecta” después del sexo. . Durante el orgasmo se secretan oxitocina, prolactina y serotonina, tres  hormonas que tienen la capacidad de inducir el sueño.La autora del artículo, que asegura necesitar de charla poscoital,  quizá sea frígida.  O muy habladoraEl artículo original se halla en el portal enfemenino.com y se titula: ” 25 cosas molestas que hacen los hombres en la cama” . Los gifs aquí colgados proceden de ese artículo
.
Y aprovecho para insertar el momento publicitario. Mi obra DIOS NO TIENE TIEMPO LIBRE se estrena en septiembre en el Teatro del Arte de Madrid y en ella se habla mucho, pero mucho, de sexo, entre otras cosas. Dios no tiene tiempo libre es una comedia negra y romántica  en la que se habla de sexo, enfermedad, muerte, amor, traición, amistades íntimas y el caso Noos. 

Y tras el minuto publicitario, abro turno de preguntas

 

¿ qué es lo que más te molesta que hagan en la cama, sean hombres o mujeres?

 

 

 

 

 

4 comments for “Esas cosas molestas que hacen los hombres en la cama

  1. Mar
    7 agosto, 2014 at 18:32

    Un artículo extraordinario!!! En el que estoy totalmente de acuerdo contigo. El sexo es maravilloso cuando por ambas partes existe esa fuerte atracción y deseo mútuo lo demás fluye solo………aunque yo casi como tú, vida sentimental y sexual cero patatero…….Ainx…..

  2. ruth
    7 agosto, 2014 at 19:03

    Mmm…algunas si y algunas no, dependiendo de con quien.
    El y tema eternidad esta muy sobre valorado. Llega un punto que… Mira, después de esto me tengo k inflar a blastoestimulina y paso.

    Lo de hablar… A mi también me corta el rollo tela, intento hacer oídos sordos.

    Lo de los pies… Pues es mi punto débil

    El masaje… Siempre es bienvenido

    El tirón de pelo… Ufffff, acabo poniéndome un moño para evitarlo.

    Los calcetines…joder, ni en pleno invierno. Y ya si viene con camiseta…

    Lo de “papá” tiene una versión peor: que te digan “mamá”, y cuando es tu marido acaba con toda la emoción.

    Lo de cachetes y demás… Puedes intentarlo, igual que puedes intentar dar un cachetito a un pit bull que no conoces. Las consecuencias pueden ser muy violentas. Y en todo caso: ¿trngo cara de caballo?

    Lo de las tetas. En serio, tienen menos juego de lo que parece. Se acarician, se cogen, pero NO SE ORDEÑA

    Lo de cerrar los ojos no me oy cuenta… Porque yo cierro los mios

    Lo de las velas y demás: si, por favor.

  3. pedro
    8 agosto, 2014 at 01:08

    totalmente de acuerdo con tu amiga, la que escribió el artículo es retrasada

  4. pilistina
    8 agosto, 2014 at 09:35

    Eres muuuuuuuy buena, Lucía. Gracias por el post. 😀 (desafortunadam, yo tb me he movido a veces en círculos de esos, como los de la autora q “criticas”… ).

Comments are closed.