LA LLAMADA

foto_llamada_2_700x296
Por David Hernández

España es un país de tradición cristiana. Aunque ahora se defienda la aconfesionalidad en la educación, varias generaciones han estudiado en colegios religiosos. Javier Ambrossi creció en una escuela católica. Eso siempre le ha llevado a querer montar una obra teatral con la religión como base, y lo ha hecho junto a Javier Calvo. El resultado es ‘La llamada’, una comedia-musical disparatada, que hace gala del humor más absurdo. A pesar de la aparente sencillez del texto, los jóvenes autores han sido lo suficientemente  inteligentes para no caer en una crítica atroz a la religión y a la jerarquía eclesiástica, ni en montar un espectáculo puritano que pondere la fe católica. El resultado es un texto lozano y enternecedor.

Los colegios religiosos suelen ofertar campamentos estivales al finalizar el curso. Los padres tienen donde dejar a sus hijos mientras ellos siguen trabajando. Les parece la mejor opción, no porque crean que van a pasárselo en grande, sino por el tópico que les hace pensar que los valores que se adquieren en estos lugares son fruto de una disciplina rigurosa. Sin embargo, no suele ser así, tal y como demuestran las protagonistas de ‘La llamada’, María y Susana, quienes se encuentran en un campamento cristiano, haciendo caso omiso de las reglas de las monjas. Incluso se escapan para asistir a un concierto de Henry Méndez.

0002197412

Tras el incidente, la madre Bernarda, recién llegada para poner orden y alegría con música cristiana, y la joven hermana Milagros, que no sabe cómo acercarse a las chicas de hoy en día, las castigan. Sin embargo, sienten la necesidad de hacer algo más. Quieren acercarse a las chicas, para que se sinceren con ellas y poder ayudarlas. María y Susana están en ese punto de rebeldía adolescente, mientras intentan descubrirse a sí mismas. Ambas sienten una llamada. La primera en producirse, es la de María, a quien se le aparece Dios cantando temas de Whitney Houston. La segunda no tiene nada que ver, se trata de otro tipo de dudas muy diferentes, la llamada del amor. La hermana Milagros también tiene dudas, pero de otro tipo.

2013_10_14_CaYGjHRN9ROg1QkzYOh767Aunque por momentos el texto pueda resultar algo laxo y la historia se resuelva demasiado pronto, es entretenido y divertido. Un musical atípico, con una escenografía más sencilla de lo habitual en este tipo de montajes, pero que logra trasladar al público hasta un verdadero campamento. Juegan muy bien con la iluminación y con la música, para lo que cuentan con una orquesta visible sobre las tablas.

El reparto es magistral. Macarena García, quien obtuvo el Goya a Mejor Actriz Revelación 2013 por su papel en ‘Blancanieves’, atrapa al público con su mirada transparente y su dulce voz. Forma un buen tándem con una sorprendente Andrea Ros. Sin embargo, el equipo más divertido es el de las dos monjas. Belén Cuesta hace un trabajo magnífico dando vida al personaje con más matices del espectáculo. Pero la actriz con mayor vis cómica es Gracia Olayo, quien escapa  del arquetipo de la habitual madre superiora. ¡Y no nos podemos olvidar de Dios! Este crooner divino es interpretado por Richard Collins Moore, con un grandiosa voz que hace temblar de emoción a todo el teatro.

Un montaje apropiado para reír y emocionarse con un equipo fresco y joven en un lugar tan mágico como el Teatro Lara.

Twiter: @_davidhernandez

‘La llamada’ se representa los viernes a las 22.30, sábados a las 23.30 y domingos a las 20.30 en el Teatro Lara. C/ Corredera  Baja de San Pablo, 15. Madrid.

1 comment for “LA LLAMADA

  1. Jorge
    23 octubre, 2013 at 23:50

    Aunque no me gusta Javier Calvo, tras leer esta fantástica crítica, voy a dar una oportunidad a la obra. Iré este fin de semana.

Comments are closed.