LA CIUDAD DE LOS PASOS LEJANOS

Por David Hernández

Dentro de la colección Cosmópolis de la editorial Pre-Textos, dedicada a las ciudades, José Muñoz Millanes muestra la visión parisina de Azorín y Baroja. Realiza un recorrido literario por un París poco conocido, alejado de las habituales rutas turísticas, el que Azorín y Baroja habitaron en su exilio durante la guerra civil española. Se ha servido de las obras de ambos autores para elaborar este profundo trabajo.

Muñoz Millanes comienza su obra siguiendo los pasos de Azorín por el París del exilio. Pasos de un hombre de avanzada edad. Pasos lentos. Pasos tristes, como los de cualquier otro exiliado. Pasos lejanos que ha encontrado el autor de este libro de recuerdos frágiles. Pasos que transcurren a través de hoteles, bistrós, patios, plazas, callejones, ferrocarriles, museos, cementerios y comercios.

La ciudad de los pasos lejanosUn libro lleno de referencias literarias en el que narra lo que ha cambiado y lo que aún conserva aquel París. No se ciñe solamente a Azorín y Baroja, también cita a otros literatos que escribieron sobre los mismos lugares, como Patrick Modiano, Walter Benjamin, José Gutiérrez Solana o Gonzalo Torrente Ballester, que estudiaba en la capital francesa cuando en España estalló la guerra. Y es que los dos paseantes en los que se centra esta obra, coincidían con otros autores españoles en una situación similar a la suya.

Azorín regresa a España un año antes que Baroja. A partir de entonces, el lector comienza a seguir los pasos, también lentos, del vasco. Le lleva a los arrabales, a los apacibles paseos del parque Montsouris, a algunas casas burguesas e incluso asiste a una de las últimas ejecuciones públicas de la guillotina. Sus pasos llevan al lector a otro París menos tranquilo, al de los folletines y novelas de la época, al París misterioso en el que operaban las bandas de delincuentes, pasando por la prisión de la Santé, tan presente en la literatura detectivesca de la época.

Los distintos recorridos por los que atraviesa ‘La ciudad de los pasos lejanos’ convierten el libro en guía de un París ignorado, tomando como protagonistas los pasos que siguieron Azorín y Baroja por la capital francesa, mezclándose los rincones de una ciudad y los pensamientos de estos autores en tiempos convulsos.

Twitter: @_davidhernandez