JUNTOS PODEMOS

Por David Hernández

Los acontecimientos sucedidos las últimas semanas nos demuestran que la ciudadanía sigue teniendo el mando. El problema es que no siempre alzamos todos juntos la voz para obligar al Gobierno a rectificar y tomar otras directrices. Todo sería bien diferente si en vez de quitarnos todos nuestros derechos se prohibiera el fútbol. Parece que es lo único que mueve a este país. En Moncloa lo saben y por eso juegan con el fútbol como cortina de humo. Las mismas tácticas del pan y circo del franquismo, que convertía el 1 de mayo en auténticas apoteosis futbolísticas retransmitidas por televisión para evitar manifestaciones. Hoy, caemos en la misma trampa. Y, cuando no hay fútbol, tampoco nos movilizamos lo suficiente. Tal vez por pereza o porque creemos que no sirve de nada. Eso sí, luego, en casa o en el bar nos gusta quejarnos de todo.

wertEl ministro de incultura José Ignacio Wert y la alcaldesa no electa de Madrid que vive en Pozuelo Ana Botella han demostrado las últimas semanas que la movilización ciudadana es efectiva. Primero fue el ministro peor valorado quien tuvo que rectificar ante el aluvión de críticas llegadas de todas partes, incluso desde las juventudes de su propio partido, por recortar drásticamente las becas Erasmus a quienes están estudiando en el extranjero. El mismo día en el que anunciaba la medida, se vio obligado a rectificar.

Después, Ana Botella nos ha dado dos lecciones. De ella hemos aprendido que, si nos oponemos a sus proposiciones demenciales entre todos, obtenemos resultados positivos. La primera lección la aprendimos gracias a los empleados de limpieza de la capital. Fueron los protagonistas de la crisis más grande de la alcaldesa no electa durante la última legislatura. Finalmente, los empleados de la limpieza dieron fin a los 13 días de huelga con éxito al lograr que no se produjera ninguno de los 1.134 anunciados.

880858_1

Ayer, la señora de las peras y las manzanas nos enseñó de nuevo que, si entre todos alzamos la voz, obtenemos resultados. Un día antes del aniversario de la muerte de Fernando Fernán Gómez, su nombre desapareció del Teatro ubicado en la Plaza de Colón. La ciudadanía se volcó en las redes sociales, los medios de comunicación se hicieron eco, y, horas después, la alcaldesa no electa rectificó y obligó a volver a poner el nombre del dramaturgo en la fachada del teatro.

TimesTalks en el Fernán Gómez i

Hay algo en lo que la vecina de Pozuelo que ocupa la alcaldía de Madrid no ha rectificado aún. Continúa con su pretensión de privatizar los centros culturales madrileños, comenzando con el Teatro Fernán Gómez. Por eso, mañana, sábado 23N, a las 10.30 nos concentraremos frente al teatro para abrazar al Fernán Gómez y demostrar que la cultura no está en venta.

1361604857_503577_noticia_foto1_grande_0

Habrá distintas mareas ciudadanas, que se convertirán en una sola. Desde el Teatro Fernán Gómez, caminaremos hasta la Plaza de Cibeles para unirnos a la marea ciudadana multitudinaria. Tenemos que demostrar nuestro rechazo a las políticas represivas que está llevando el Gobierno del PP, encabezado por Mariano Rajoy. Recortes en todos los sectores sociales y supresión de derechos. ¡No lo permitamos! No te quedes en casa viendo la TV ni tomando un ‘relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor’. Acompáñanos. Únete. Quejarse en casa o en el bar sí que no sirve de nada. Pero… ¡JUNTOS, PODEMOS!

Twitter: @_davidhernandez

2 comments for “JUNTOS PODEMOS

  1. nekane
    23 noviembre, 2013 at 11:37

    Tú crees que tenemos el mando David? o el proble ma es que nos creems que es como un mando de la tele ¿?, éstos políticos están desnortados, son otra clase rara o se auna mezcla d epoder y dinero y solo eso e sloq ue persiguen, si temen por algo es por su nombre o su dinero lo demás… la lucha la caña, tenemos que dar dond emás les duele, pues para ellos excepto el mal que pueda hacer una plaga, lo demás les resbala todo!, así pues tendremos que NEGARLOS en masa, porque no cumplen, son mentirosos y ladrones!

  2. 23 noviembre, 2013 at 13:03

    Lo realmente escandaloso es que la cultura se haya movilizado a raíz de la subida del IVA a la cultura, y no lo haya hecho cuando la subida fue para otros sectores de la economía.
    Lo realmente escandaloso es que la cultura aún ñ se de cuenta que lo que le sucede al subirle el impuesto, esto es, que baja la recaudación y el sector cultural se vuelve más caro, y por tanto inviable, no lo hayan visto para otros sectores más importante para la ciudadanía, como la alimentación.
    Lo realmente escandaloso es que aún no descubran lo que la doctrina liberal clásica siempre ha defendido, menos impuestos, menos estado y más ciudadanía.

Comments are closed.