INFORMAR EN TIEMPOS REVUELTOS

Censura
Por David Hernández

Desde el estallido de la crisis, España se encuentra en tiempos revueltos. La crispación social va en aumento y, con ella, se pierde la confianza en las instituciones democráticas. En lugar de trabajar por construir un Estado más participativo y democrático, la rancia derecha que nos gobierna impone medidas que consiguen el efecto contrario, oprimir aún más a la sociedad.

Nuestro país se parece a aquella vieja España en la que predominaba el gris. Ahora, el color dominante es el azul oscuro casi negro que entristece nuestras calles. Azul oscuro casi negro que funde las pantallas de los televisores y silencia a los periodistas de los informativos. Azul oscuro casi negro como el uniforme de los súbditos de la delegada del Gobierno de Madrid, a quienes los medios de comunicación tienen prohibido grabar o fotografiar cuando cargan contra los ciudadanos que se manifiestan exigiendo una democracia real.

El Gobierno está entorpeciendo la labor periodística, pasando de las típicas cortinas de humo a tácticas deplorables. La prohibición de fotografiar a los de la porra no es el único ataque a la prensa. Hay otros métodos de censura que poco a poco comienzan a aplicarse en España, donde, desde la dictadura, no se había limitado tanto la libertad de información.

Los primeros atisbos de la censura que estaba por llegar comenzaron con las mal llamadas ruedas de prensa sin preguntas. El nombre de rueda de prensa proviene de la ronda de preguntas que realizan los periodistas al personaje que va a emitir el mensaje. En el caso del presidente del Gobierno no se trata de ruedas de prensa, puesto que se limita a dar un mensaje propagandístico tras el cual no se permite realizar una sola pregunta. Incluso han llegado a realizarse sin la presencia del orador, sentando a los periodistas frente a un televisor de plasma por el que se emitía el mensaje publicitario. Tras las críticas, llegaron las ruedas de prensa en las que sí se concedían preguntas, pero ya pactadas con determinados medios de comunicación.

El último método de censura y manipulación utilizado es el veto a ciertos medios de comunicación. Tras la reunión entre los presidentes español y estadounidense, algunos medios de comunicación han sido vetados en la comparecencia. Se trata de medios de comunicación que se caracterizan por preguntar asuntos incómodos para el Gobierno. El Mundo, La SER, RAC1, Catalunya Radio, Expansión, El Periódico, TV3 y casa Vasile no tuvieron acceso. Mientras que sí lo tuvieron  ABC, COPE, RNE, EFE, Onda cero, La Vanguardia, El País, Cuatro Antena3 y, por supuesto, TVE.

La información molesta cuando existen asuntos que se quieren ocultar, aunque los métodos empleados supongan la manipulación mediática, la basura informativa a través de artículos propagandísticos en la prensa concertada e incluso la censura mediante el veto y la prohibición de realizar y difundir fotografías. ¿Qué asuntos tan turbios pueden llevar a obstaculizar la libertad de expresión y entorpecer en su labor al Cuarto Poder?

Twitter: @_davidhernandez

1 comment for “INFORMAR EN TIEMPOS REVUELTOS

  1. angel Luis mota
    14 enero, 2014 at 17:49

    Fantástico artículo. Se puede decir más alto pero no más claro. Buen análisis compañero. No sabía que también fueras periodista. Seguire de cerca tu revista. Saludos.

Comments are closed.