Homo-Libros

En honor al día de San Jordi, una lista de los 10 libros de temática gay que más me han marcado o gustado.

 

¿Os acordáis cuando a principios de la decada 2000 se puso de moda eso de hablar de la literatura gay? Se dio una suerte de polémica comparable a la que suscitaba el hablar de literatura femenina.  Guste o no, está es una lista de 10 libros gays para comemorar el día de San Jordi en este nuestro magazine online.  Estos son mis diez libros favoritos y que creo recomendables.  He investigado (esto es, he preguntado en twitter y facebook) y he sacado poco en claro.  De hecho, los únicos que me contestaron me comentaron alguno de los libros aquí presentes, así que sin más dilación, empezamos.

 

En el puesto número 10, tenemos a Anne Rice con su particular visión de los vampiros en «Entrevista con el vampiro».  Esta fue una de las primeras novelas que yo leí en que se hablaba abiertamente de una relación entre dos hombres (vampiros en este caso).  Es verdad que se suele decir que en el imaginario de la autora americana no es que los vampiros sean gays o bisexuales, simplemente buscan compañero sin preocuparse del sexo (ya que no lo practican), pero aún así: no sólo hay una suerte de matrimonio gay (Lestat y Louis) sino que estos «adoptan» a una niña,Claudia, no sin antes convertirla en uno de ellos. (Ediciones B.)

 

 

En el noveno puesto tenemos una novela del único autor que aparecerá dos veces en esta lista, Jaime Bayly.  Su corta novela «La noche es virgen» fue ganadora del premio Herralde de novela en el año 1997.   Es esta una novela con tintes autobiográficos (¿acaso no lo son todas las escritas por Bayly?) en la que un presentador de televisión se enamora/encapricha de un cantantucho drogata de una banda de rock , que además se parece a Bono (de U2).  A través de estos dos personajes conocemos lo que significa ser maricón en una ciudad como Lima en los años 90.  (Anagrama).

 

 

Es un osazo vasco el que se acomoda en el puesto número 8.  El multidisciplinar Juan Flahn (tan pronto dirige «Chuecatown», como escribe una novela de zombies en Chueca) publicó «De Gabriel a Jueves» en 2011.  Es esta una novela sobre lo que es una espiral de sexo anónimo y un retrato de la prostitución, a través de los ojos de un cliente muy habitual.  (Editorial Egales).

 

 

7. «Martin Bauman» es una de mis novelas favoritas, tal vez por el hecho de que el protagonista y yo tenemos más cosas en común de las que me gustaría admitir.  Esta novela de David Leavitt es un retrato de la década de los 80, usando como protagonista a un ambicioso e inseguro proyecto de escritor.  En España, editó Anagrama.

 

 

6. Es en «Alexis o el tratado del inútil combate» dónde (la gran) Marguerite Yourcenar relata la carta de despedida de Alexis a su esposa Mónica, después de admitir su homosexualidad.  Un libro que necesita ser leído sabiendo el contexto en el que se escribió (se editó hace 80 años).  (Alfaguara y Debolsillo).

portada-alexis-tratado-inutil-combate

No me cansaré de recomendar la novela que ocupa el quinto puesto, «La mejor parte de los hombres» del francés Tristan Garcia.  Éste retrata en la novela los años 80 y 90 en París a través de tres hombres y una mujer, que es la que cuenta la historia.  Es también la historia del SIDA en París.  No estamos ante una novelita, esta primera novela es densa y filosófica.  Edita Anagrama.

 

 

Volvemos a Jaime Bayly, esta vez con su primera obra, «No se lo digas a nadie».  Se publicó en 1994, cuando yo apenas tenía once años.  Esta fue la primera novela abiertamente gay que leí, yo tendría unos 14 años y, por alguna razón la escondía con vergüenza.  Esta novela narra la vida de Joaquín desde la secundaría hasta su huída a Miami.  Sigue siendo para mí, una novela de referencía, a pesar de que tal vez no haya envejecido tan bien como debiera.  En España edita Planeta y Debolsillo.

 

 

Ahora, la recomendación más fácil de todas, pues esta es la última novela que he leído de las aquí presentadas.  «La muerte no huele a nada» del encantador Javier Martínez Madrid cuenta la historia de un hombre que se enterá de la muerte de Jonás, su ex pareja, y de que este murió de SIDA.  El protagonista empieza a debatirse entre la pena por la muerte de Jonás y el odio hacia él por la posibilidad de que éste le haya infectado.  Relatada a base de escenas cortas y emocionantes, es una de las mejores novelas que he leído en el último año.  Javier Martínez Madrid es además bloguero de Ambiente G y Trendencias Hombre.  Ganó el Premio Shangay 2011 a mejor libro LGBT del año. Edita Gens.

 

 

Alan Hollinghurst ganó el Man Booker con «La línea de la belleza«, la historía de Nick, un veinteañero que está escribiendo una tesis sobre Henry James y entra en contacto a través de un amigo de la universidad con una familia de clase media alta inglesa que lo acogen en su casa de Londres.  Todo esto en los 80 ingleses del thatcherismo.  A la vez que Nick se implica más en la vida política de la época, a través del padre de familia, un político en alza de la era Thatcher, empieza a vivir sus primeras relaciones sexuales y/o amorosas.  Una novela esquisita. Edita Anangrama.

 

 

Y creo que no podríamos cerrar esta lista sin «Maurice» de E.M. Forster, la historia de amor entre dos hombres en la Inglaterra eduardiana de principios del siglo. Una novela con tres arquetipos clásicos, y que el mismo Forster no sabía si sería publicable debido, claro está, a la actitud de la época.  Se publicó después de su muerte y está sí que sí, la tiene que leer todo homosexual que se precie.  Y los que no, también.  En España edita Alianza.

 

 

(A modo de curiosidad, «La línea de la belleza» fue llevada a la televisión en forma de miniserie gracias a la BBC y está protagonizada por un entonces desconocido Dan Stevens.  Este ahora es famoso gracias a su papel protagonista en la serie inglesa Downton Abbey.  Y, «Maurice» fue llevada al cine por James Ivory, dentro de su ciclo de películas basadas en libros de Forsters, y fue protagonizada por un tal Hugh Grant).

 

twitter: @mikeyfdez

http://mikeyfblog.blogspot.com