Habemus papam

Según una profecía de Nostradamus, el último Papa sería un Papa Negro, y después de él vendría el Apocalipsis.
“Al principio habrán enfermedades mortales como advertencia, luego habrán plagas, morirán muchos animales, habrán catástrofes, cambios climáticos, y finalmente empezarán las guerras e invasiones del rey negro”, dice la profecía.
El nuevo Papa es Jesuita.
El Prepósito General de la Compañía de Jesús (en latín: Præpositus Generalis) es el título oficial que recibe la cabeza de la Compañía de Jesús. Los jesuitas para entendernos.
Se suele referir a él como Padre General.
Debido a que, supuestamente, los Jesuitas eran una gran e influyente orden religiosa en la Santa Sede, esta posición ha recibido el apelativo de Papa negro.
Se dice que el nombre se debe al color de las sobrias sotanas que visten todos sus miembros. Otros opinan que lo de “negro” se refiere a las actividades ocultas de los jesuitas.
Otros dicen que es porque el Prepósito General tenía un poder tan grande como para oponerse al Papa ( que viste de blanco). la denominación de Papa Negro se debe en parte a la concepción del pasado, durante los siglos XVI y XVII, entre los países protestantes europeos, de los jesuitas en la Iglesia Católica. Se les tenía por una orden poderosísima.
Pero Jorge Mario Bergoglio no es, ni ha sido nunca Prepósito General de la Compañía de Jesús. Eso sí, el nombre que ha escogido para su pontificado papal, Francisco, coincide con San Francisco de Borja. Y éste sí que lo fue en el siglo XVI, precisamente la época en la que quien estaba en ese cargo eran llamado Papa Negro. De hecho, durante su administración la orden jesuita se incrementó y fue próspera.

……………………………

Eva Alvarez:

Contrario a lo que se empezaba a sospechar, los reunidos príncipes de la Iglesia no se han matado entre ellos y, en la quinta votación, han elegido al fin al sustituto de Benedicto XVI.

La fumata blanca salió por la chimenea de la Capilla Sixtina a las 19.07 horas del martes 13 de marzo y una hora y cinco minutos después, el cardenal Jean Louis Tauran irrumpió en el balcón de San Pedro, haciendo las veces de protodiácono, anunciando el nombre del nuevo Papa. Jorge Mario Bergoglio, nacido en 1936 en Buenos Aires, ciudad de la que ha sido arzobispo hasta la fecha, sorprendió a propios y extraños, que para nada contaban con un Pontífice latinoamericano. El 266º Papa tiene 76 años, tan sólo dos menos que Benedicto XVI cuando afrontó el cargo y es jesuíta -el primero de la historia- desde hace cincuenta y cinco años.

Francisco I ha sido el nombre que ha tomado Bergoglio, quien ha saludado en italiano y dado la bendición urbi et orbi, con un marcado acento porteño. El recién estrenado Pontífice, dedicó un cariñoso recuerdo a su antecesor Ratzinger, por quien elevó una oración. Cercano a Benedicto XVI, Francisco I participó en el cónclave que eligió a su antecesor hace ahora ocho años.

En julio de 2010, Jorge Mario Bergoglio convocó una “guerra de Dios” contra el matrimonio homosexual, al cual describió como “una movida del diablo”. En su día se opuso activamente a la ley sobre el matrimonio igualitario en Argentina, asegurando que “no se trata de una simple cuestión política, es la pretensión destructiva del plan de Dios”. Según el flamante Pontífice, los hijos de matrimonios homosexuales serán discriminados, estando en juego la supervivencia y la integridad de la familia, que describió como “papá, mamá e hijos”.

Así que lo del aire de renovación que algunas corrientes aseguran que trae a la Iglesia Católica este caballero, no es más que una forma de jugar al despiste.

Bergoglio ha sido reprobado por un gran número de personas al no enfrentarse en su momento a la dictadura de su tocayo Jorge Videla y también acusado de apoyar a los golpistas. Algo muy a tener en cuenta a la hora de escoger a un Papa, pues no olvidemos que la Iglesia Católica siempre ha estado del lado de la inmensa mayoría de dictadores. Para no variar, este siervo del pueblo de Dios ha acostumbrado a meterse en los temas políticos de su país hasta la fecha: preludio de lo que nos espera.

Su Santidad Francisco I dándole el cuerpo de Cristo al genocida Jorge Videla

Su Santidad Francisco I dándole el cuerpo de Cristo al genocida Jorge Videla

En 1976, Bergoglio se vio envuelto en polémica cuando aseguró que los sacerdotes Orlando Yorio y Francisco Jalics estaban en la guerrilla cuando, en realidad, habían estado secuestrados en la ESMA. Los secuestrados afirmaron que el actual Papa no sólo no hizo nada por su libertad, sino que creen que estuvo en la casa operativa de la Armada. Lejos de beneficiar a otros religiosos, Yorio, Jalics y otros testigos aseguran que Francisco I perjudicó a distintos sacerdotes y laicos, que padecieron torturas y fueron asesinados ó desaparecidos durante la dictadura. El 8 de noviembre de ese mismo año, Bergoglio fue citado a declarar en un tribunal como cómplice de la barbarie, pero se sirvió de su condición para hacerlo en un despacho privado. Allí, pese a las contradicciones, aseguró ser inocente de todo cargo.

bergogliohp

Resumiendo, que se lo queden sus fieles. Me horroriza.

5 comments for “Habemus papam

  1. T
    13 marzo, 2013 at 23:08

    Un chavalito de apenas 76 años. Esto huele a renovación lo mires por donde lo mires.

  2. Ramon Montagut
    13 marzo, 2013 at 23:14

    La iglesia siempre ha estado al lado del poder y si este es de derechas más. En algunos casos, pocos, han apoyado y colaborado con movimientos de izquierda mayoritariamente en la lucha obrera, pero estos han sido los “obreros de la iglesia” los superiores siempre al lado de la nobleza, riqueza, militares y políticos , (el PODER.)

  3. Esther C.C.
    14 marzo, 2013 at 09:32

    Está claro que cada uno ve lo que quiere ver. El nuevo Papa Francisco ha sido un excelente sacerdote, siempre junto a los pobres, un excelente cardenal primado que nunca ejerció poder, siempre fue humilde y sencillo, atento y considerado.
    Al igual que otros intelectuales jesuitas, Bergoglio se ha concentrado en la obra social. Los católicos siguen comentando su discurso del año pasado en que acusó de hipocresía a otros religiosos por olvidar que Jesucristo bañó a leprosos y comió en compañía de prostitutas.

    “En nuestra región eclesiástica hay presbíteros que no bautizan a los chicos de las madres solteras porque no fueron concebidos en la santidad del matrimonio”, dijo Bergoglio a sus sacerdotes. “Estos son los hipócritas de hoy. Los que clericalizaron a la Iglesia. Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación. Y esa pobre chica que, pudiendo haber mandado a su hijo al remitente, tuvo la valentía de traerlo al mundo, va peregrinando de parroquia en parroquia para que se lo bauticen”.

    Bergoglio comparó este concepto del catolicismo con los fariseos de la época de Cristo: los que se autoelogian a la vez que condenan al prójimo.

  4. Peter
    15 marzo, 2013 at 03:50

    Che pedazo de pelotudos, el de la foto con Videla no es Bergoglio.

  5. Paula
    15 marzo, 2013 at 11:14

    “Al principio habrán enfermedades mortales como advertencia, luego habrán plagas, morirán muchos animales, habrán catástrofes, cambios climáticos, y finalmente empezarán las guerras e invasiones del rey negro”
    ¿Era necesario dejar ese “habrán” que suena tan mal? Por otra parte ¿cuándo no hay plagas, mueren muchos animales, suceden catástrofes y cambios climáticos? ¿cuándo no hay guerras e invasiones? Todo esto son cosas que suceden todos los días en alguna parte del mundo.

Comments are closed.