¿ Griñán es tonto?

por AUGUSTO DORIAN

Para aquellos que  crean que el cine andaluz no puede crear superproducciones, le presentamos la nueva entrega de los productores de “a mi no me consta” y “si lo hubiésemos sabido lo hubiéramos denunciado”,

Con un presupuesto de   1.217 millones de euros

llega a todas sus pantallas…

LOS ERES

Una tragedia de ambiente rural.

Y como si fuera una peli de Altman o de Berlanga, el reparto es amplío, con un montón de extras.  Desde los gañanes a los que estaban encargados de vigilarlos para que no se fuera la cosa por donde finalmente se fue… un elenco amplísimo.

La trama de la película es algo complicada y sinuosa. Básicamente va de que un  presidente autonómico, encargado de nombrar a los mejores candidatos para un puesto, se dedica a echar balones fuera durante toda la cinta.

El tal presidente era  a la sazón consejero de economía cuando se lo estaban llevando calentito. Ascendido  a flamante presidente de la Junta, entiende que lo de los ERES es como la crisis. Nadie lo pudo ver venir… ¿o sí? Total, quién podría darse cuenta que estaban “fanguteando” 1.217 millones de euros… 1.217 millones de euros en principio destinados  a ayudar a desempleados. 1.217 millones de euros euros con sabor andaluz, que han acabado en los bolsillos de gañanes, suegras, afines a un partido político, contabilidades dobles y empresas fantasmas que pedían ayuda en un post-it. Y coca, mucha coca…

Frente a la teoría de la aparición espontanea de los ERES como si fueran los donuts (¡Andá, los ERES!) , este caso de corrupción no deja de ser una digna muestra del zipizape político y la  escabechina de fondos públicos de la política española, sea del roja, verde, azul o rojigualda. .

Este caso, con más ramas familiares que “Cien Años de Soledad”, lleva en el candelero andaluz por orden de diez años, sulfurándose en los últimos tiempos, porque la peña ya no soporta que los porcentajes de paro en la región no den ni para medio chiste de Paco Gandía y que el dinero que debía haber ayudado a esos parados no se sepa dónde esté.

Pero expliquémoslo un poquito, como si fuera un capítulo de “corrupción para dummies”…

Erase que se eran unas  ayudas públicas  que estaban destinadas a ayudar a empresas en crisis,a promocionar inversiones industriales generadoras de empleo y al pago de prejubilaciones  en zonas altamente castigadas por el paro. Que en Andalucía, todo sea dicho, viene a significar ” en cada rincón”.

¿Qué pudo fallar?

Pues aparte de la naturaleza humana chusca, aquel procedimiento tenía menos controles que un cuarto oscuro de Chueca, de manera que se permitía a todo un Director General autoconcederse a si mismo o a su chofer ayudas para coca y alegrías, como si fuera un Maradona del Alcor.

Ya lo dijo el menda: “yo no soy putero, soy jovial”. Ahí es ná.

Que, por favorecer, se concedieron ayudas hasta 9 millones de euros en empresas fantasmas.

Y que a las empresas que no eran fantasmas, “casualmente” les unía una relación partidista con el PSOE o entre sus prejubilados “casualmente” aparecía de rondón como un gol de Cristiano Ronaldo, la suegra de un cargo político, o el  balaperdida del cuñado que trabajaba “casualmente” en otra empresa. O la hija que le faltaban dos meses para cotizar o sencillamente nunca había trabajado y estaba en su casa cocinando papas con huevo.

Todo ello, sin contar que, “casualmente” el 70% de los fondos se distribuyó en una sola zona de Andalucía.

Y mira que es grande Andalucía, pero chico, todo iba a la Sierra Norte de Sevilla donde viven 60.000 habitantes, que no son muchos si uno piensa  en los ocho millones y pico de andaluces que aquí vivimos.

Uys, “casualmente”,  la Sierra Norte de Sevilla es la tierra que había visto nacer  tanto al consejero como al director general. La Sierra Norte de Sevilla es esa tierra donde todos los alcaldes son del PSOE.

Llamadme suspicaz, pero siempre pensaré que cuando aparcara el BMW de la Junta, la gente se frotaría las manos como si saliera de aquel coche el calvo de la lotería: el churrero, el gasolinero, hasta una papelería con ayudas de fabrica de pinturas y 500 empleados….

Así  hasta el millón de euros.

¿Y nadie se dio cuenta?

¿Tan tontos son en la Junta?

Claro que no.

La cosa está mu´ mala pero no tanto.

Nada más y nada menos que el Interventor General de la Junta, el más alto funcionario del organigrama, se dio cuenta que la partida de la que salía toda la pasta (la 31.L o cómo era llamada cariñosamente “el fondo de reptiles”) era un sindiós sin controles.

Así que en cuanto se pudo se inventó la Junta un sistema en el que la firma que autorizaba la ayuda estaba en un lado y el dinero estaba en una Agencia fuera del control del Interventor.

Y el que parpadea, pierde.

De ahí la perversión de la defensa de Griñán que echaba toda la culpa del control al Interventor que le aviso por los cauces legales ¡15 veces nada menos! No hubo informe de menoscabo de dinero, porque esa agencia no podía ser susceptible de esos informes.

Que se le echara la culpa al mensajero era cuestión de tiempo.

Y ese tiempo llegó con la comisión de los ERES.

Tal y como explicó magistralmente el propio Interventor, viendo que el marrón iba volando hacia su cara, “yo avisé de que había fuego y lo notifiqué en un informe a la Consejería de Economía”

El titular de esa consejería, ya en 2005 recibió un informe de que algo raro pasaba.

¿Y qué hizo?

Según lo que declaró en la comisión de los ERES, pese a que los informes del máximo funcionario de la Junta fueran destinados  a Griñán, al susodicho no le constaban esos informes porque “de esos asuntos se encargaba la viceconsejera” . Y preguntado si nunca lo comentaron la consejera y él , responde  “teníamos numerosos problemas y aquello no se comentó nunca”. O el atragantante “los Informes de Intervención los leía la viceconsejera”…

Ni que decir tiene que, a pesar de los informes, todo el mundo siguió en su sitio, ratificado y sin mácula.

Bueno, cuando se vio que el consejero de empleo iba a ser “entrullado”, se le buscó un puestito en el consejo regulador del vino de Jerez. Al fin y al cabo, empezar de bedel en una bodega y  acabar de consejero del ramo te habilita. Te habilita tanto, que antes de irte te autoconcedes desde tu fecha de nacimiento un puesto de “intruso” en el ERE de tu bodega, donde no has ido a trabajar en 20 años…

Viva el VINO.

En definitiva, es el “tú sigues ahí hasta que escampe”.

Eso es increíble que pase, o no. Pasa cuando  siguen mandando los mismos desde que Agata Lys se quitaba el corpiño. Pasa cuando  acaba siendo todo clientelismo y “tú, búscame un huequito”.

Pero algunas voces  se hicieron escuchar entre el balido general del rebaño.

“Si yo aviso repetidamente de que hay un fuego por medio de un informe, hay dos soluciones, o apagan el fuego, o espere que el vecino me lo confirme por el color del humo”, alegó en Interventor.

Y Griñán respondió:

“Si la Intervención hubiera detectado fuego, la Intervención tendría que haberlo apagado”

Dicho esto, con un par, refiriéndose al Interventor que no tiene capacidad de cambiar leyes ni de cesar “manguis” y que le avisó, se supone que a él, como unas quince veces. Que le avisó bien clarito indicándole su imposibilidad de controlar el dinero por parte de la Intervención con el procedimiento que se había montado.

Y  en la comisión, la representante de IU Alba Doblas, le dice:

“Utilizando otro símil, si su coche tiene un piloto rojo, lo lleva al taller o espera a tener un accidente”

Y Griñán responde:

“Si yo veo que el coche del vecino tiene un piloto, le digo que lo arregle”.

Si le dicen que por qué no leía los informes sobre el tema de 2005 y 2011, o los trece restantes, Griñán dice que los leía la Viceconsejera ( Viceconsejera que, por supuesto, ha ascendido gracias a los servicios prestados, nombrada por Griñán).

Digo yo que si hay alguien que está leyendo e ignorando sistemáticamente esos avisos, no asciende a mano derecha de Griñán. Digo yo. Pero yo, claro, no estoy en la Junta.

Pero en esto, como en todo en Andalucía, hay que pagar los servicios prestados.

O sea que, en Andalucía, si te dicen que hay un desvío de pasta, un procedimiento sin control ninguno de fondos de parados, y  que hay un fuego gris de corrupto que te cagas, pues preguntamos  “¿Y tú de quién eres?” Como en la canción de no me pises que llevo chanclas. Y que si el fuego es ocre, o amarillo que lo mismo es el humo de un porro y estamos exagerando. Y si es un porro, decimos con cara teatral, que hay que ver lo caro que está el pollo en el mercado…

Y así nos luce el cabello acaracolao.

Y si salta, como ha saltado el tema, podremos oír en una comisión parlamentaria “yo no fumo ni me dedico a la drogodependencia, sé lo que vale un paquete de Marlboro y un Gin Tonic”. Al responsable de esta perla, a  este pájaro llamado Guerrero, ahora “casualmente” no lo conoce nadie después de diez años de alto cargo en temas de empleo.  Ni que fuera el subsecretario de bibliotecas. Más invisible que Amy Martin, que casualidad.

Y si te mandan quince informes pues será que lo leyó el bedel, o mi amiga, o vete tú a saber.

Y ya si le damos cobertura en Canal Sur que es una mezcla de Telemadrid + María del Monte + Juan y Medio contando chistes a viejos y niños, pues tenemos el trabajo hecho: “Ofú que complicao esto, miarma. Esto han sio cuatro golfos que han abuzado de nuestra confiansa…” Y  la gente pica, porque espera cobrar una paguita. Y la cosa se entierra y se olvida.

Ese es el nivel.

Andalucía Imparable.

 

——————————–

 

En Facebook recibimos una serie de comentarios quejándose de la nota final imitando el acento andaluz . Los copio abajo para que no se diga que no los hemos tenido en cuenta, pero he decidido no cambiar el texto porque si bien hay quien se ha sentido ofendido, creo que se entiende muy bien que el tono es satírico, y no veo la razón para quitar la frase.  Por otro lado, cuando en Vaya Semanita hacen bromas sobre el acento de Bermeo, tierra de mis padres, ni yo me ofendo ni los bermeanos tampoco. Consten las quejas, pero no se cambia el artículo.

 

  • Victoria Navarro Augusto Dorian, me parece perfecto tu artículo, y te doy la razón y te aplaudo por tu ingenio, pero con el final me entran ganas de meterte una patada en la cara, a ti y a todo el mundo que usa la falsa transcripción fonética andaluza y tiene los cojones de utilizarla como insulto y menosprecio.
  •  Sara Gonzalez toda la razón Victoria, esas imitaciones ridiculizan y no se deben consentir en tu página Lucía.
  •  Ali Blanco Como mi sobrino es sevillano y mi mujer gaditana y mi tía de agua dulce, también me siento molesta, por la imitación que gas hecho ahí de los andaluces, te recomiendo que la elimines, eso esta muy feo, el resto del artículo esta muy bien pero eso no se debería consentir un insulto así a los 8 millones de personas que comparten ese acento.
    Sancoran Sancorane El andaluz que dice “miarma” no suele pronunciar la zeta; los andaluces que cambian la ese por la zeta nunca han dicho “miarma”… En ciertas situaciones, a la hora de transcribir el habla andaluza, como cualquier otra, hay que tener cuidado porque es fácil meter la pata. ¡Ah, pero sí, al parecer Griñan es tonto! Salud y saludos desde Málaga (donde en algún barrio se habla con la ese, en otros con la zeta e incluso en otros se alteran la ese y la zeta, pero en donde nunca se dice “miarma”).

Augusto Dorián:   Como diría Paca Carmona, dejando esos comentarios es como lo de Lauren Postigo, cuando le dice que si has venido a hundirme o a sacarme a relucir….

 

 

7 comments for “¿ Griñán es tonto?

  1. MCarmen
    28 enero, 2013 at 21:55

    Yo tampoco me puedo explicar que hayan salido otra vez elegidos los mismos. Con menos votos, sí, pero después de la que han liado se sienten, y con razón, vencedores y se ríen en nuestra cara. No deberían haber encontrado apoyo alguno por parte del pueblo en las últimas elecciones autonómicas y perdimos una oportunidad de oro. Ahora se sienten legitimados para seguir haciendo lo de siempre.

  2. Daniel
    29 enero, 2013 at 08:32

    Centrar la atención sobre una frase entrecomillada que transcribe el acento ANDALUZ es cuanto menos, volver a desviar la atención. Soy ANDALUZ, y aunque ni seseo y ceceo, me siento irgulloso de este hablar relajaoooo que suena a música en muchas ocasiones y se convierte en galimatías incomprensible en su versión más profundad y sigo defendiéndolo y sintiendomeorgulloso sin molestarmerme las imitaciones,sonrío cua do hacen gracia, como hago cuando se teata de otros acentos con lengua propia o no, catalán, vasco… Sin olvidar a los madriles… En fin seamos serios y disfrutemos de nuestras particularidades siempre y prestemos atención a lo importante, pues aquí también nos sobran muchos “enteraos” metidos a chorizos. Un abrazo y a seguir esta serie “… es tonto”

  3. Sabina
    29 enero, 2013 at 11:38

    Genial el artículo, mis felicitaciones! Soy andaluza y en lo más mínimo me ha ofendido lo del acento y creo que centrarse en eso con la gravedad del resto de los hechos es de ser tonto de narices.. Un poco como, esta un poco mal esta que me roben pero lo que sí no tolero es que te metas (que encima no lo ha hecho) con mi acento. Priorizando que es gerundio, y así nos va …. Con griñán y compañía como sólo se han reído de nuestra dignidad pues tampoco es para tanto. Joder que NO se ha leído 15 informes ….

  4. mariano luque
    29 enero, 2013 at 12:55

    Al menos aprende a transcribir bien como hablamos que no como escribimos. Haz un esfuerzo. Se me olvidaba en Andalucía hay tantas formas de pronunciar las palabras como pueblos y comarcas naturales.

  5. 29 enero, 2013 at 17:26

    Me ha encantado vuestro post y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho “si lo bueno es breve es dos veces bueno”. Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos

  6. Leara
    5 febrero, 2013 at 09:04

    Este país es de vergüenza! Y mi pobre Andalucía más! Qué se supone que hace falta para que todo esto cambie? Otra Revolución Francesa? Pues nada, a desempolvar la guillotina y a armar a los de Alhaurin!

    PD: soy andaluza, malagueña de pura cepa, quiero a mi tierra como a la que más y todas esas ofensas sobre la última frase no la entiendo! He entendido perfectamente el tono y en ningún momento me he visto insultada! Yo, que soy de las que alternan s y z

  7. Carmen Solano
    9 octubre, 2013 at 09:53

    Pura demagogia, empezando por las cantidades: se juzga el paradero de ‘trescientos y pico millones’, no recuerdo exactamente el pico, y no más de ‘mil’.
    Tampoco se añade el suceso de los familiares de la Ministra Bañez que, en la lista de posibles a encausar, y justo cuando iban a ser ‘nominados’, una crisis del ‘trigémino’ de la Jueza Alaya, que duro más de 6 meses, impidió dicho encausamiento: había prescrito el delito. ¿Causalidad, casualidad… chi lo sa?

Comments are closed.