Cuando dejas que tu pasado controle tu presente

Resultado de imagen de revisando su el perfil de tu ex

Todos y todas hemos “stalkeado” a nuestros ex, y la que no, que tire la primera piedra. Sí, no te sientas culpable: el 90% de los ususarios de redes sociales ha monitoreado el perfil de su ex pareja, según un estudio de la Western University.  

Según estudios hechos en la Brunel University de Londres, mantenernos al tanto de lo que hace nuestra ex pareja en Facebook podría llevarnos a una mayor angustia por la ruptura, una nostalgia prolongada, y menor crecimiento personal. Sobre todo, te va a hacer echarle de menos porque lo que cada uno colgamos en las redes sociales es la mejor versión de nosotros mismos, de forma que vas a dejar de verlo como realmente era ( ese cabrón que te ponía cuernos o esa bruja que siempre llegaba tarde, o lo que fuera) `para ver a alguien guapísimo y monísimo ( recuerda que elige siempre sus mejores fotos) con una vida social divertídisima ( solo sale una vez por semana, pero se saca fotos con todo el/la que se deja aunque prácticamente ni se conozcan)  y un exquisito gusto musical ( la mayoría de la gente que cuelga música en Facebook se la roba a otra gente, no flipes)

Por eso mismo, el mismo estudio apunta que la gente que “stalkea” a su ex en Facebook es seis veces más propensa a perseguir un acercamiento íntimo con esa persona de nuevo ( no va a sucede: superálo.). La gente puede sentir necesidad de acechar el perfil de Facebook de su ex pareja para sentirse cerca de ella y además, para identificar cualquier amenaza de rival.

Si el problema es Facebook o tú, es un misterio, sin embargo sí podemos confiar en algo preciso, y es que nada más sano que dejar de “stalkear” a tu ex para empezar a ir hacia adelante sin mirar atrás, aunque al principio parezca difícil. Si la opción de “No seguir” no te sirve de mucho, siempre estará esa que te permite dejar de ser su amiga en la red. La decisión está en tus manos. La solución es fácil. Bloquea

 

Si el problema es Instagram, ya es harina de otro costal- Uno de los grandes problemas que tiene Instagram es que a no ser que tu ex te bloquee ( yo tuve esa suerte), o a no ser que tenga cuenta privada, tú tienes acceso a su perfil o incluso, peor, al perfil de su nueva pareja. Antes de ponerte a mirar perfiles para SUFRIR recuerda una cosa: Instagram es el reino de la mentira cochina. En Instagram, la gente miente más que Rajoy. Si cualgan una foto de la cena en el restaurante hípster, piensa que se han pasado el resto del mes cenando pizza. Si hay fotos en la playa, les comieron por la noche los moquitos, amén de que en el hotel se pelearon. Si hay fotos de desayunos estupendos, piensa que omiten las fotos de sus peleas o de sus tardes de aburrimientos absoluto. Si ell/él sale monísimx, recuerda que los filtros de Instagram hacen milagros y a estas alturas todos sabemos cómo posar para parecer más altxs y delgadxs.Pero vamos, lo mejor sería que ni miraras el perfil. Ya sé que no lo vas a hacer porque todas mis amigas lo hacen ( creo que yo lo haría si no estuviera bloqueada… ¡gracias buen dios!), pero seguro que tienes cosas mejores que hacer como… ordenar tu habitación

 

A photo posted by @lucia_etxebarria_ on

.

,