EVA

Por Eva Álvarez

Domingo por la mañana, nada que hacer. Encontrábame yo en el salón de mi casa, mirando por la ventana en compañía de mis inseparables gatos, Fernando y Pérfida, cuando ante mi perplejidad, un coche amplio y gris, pilotado por un dominguero sesentón, abrió la puerta del copiloto y bajó a la calle con despotismo a un bebé gatuno.

Cuando le grité un improperio, el infraser ya había cerrado de un portazo y, como quien oye llover, emprendido la marcha. No atiné ni a apuntarle la matrícula, porque salí corriendo en busca del chiquitín.

En la acera de enfrente de mi casa y bajo un árbol, estaba una gatita negra de aproximadamente tres meses llorando desesperada. Maullaba, sin entender porqué la persona en cuya casa siempre había vivido decidió deshacerse de ella como si fuera un microondas viejo. Traté de cogerla, dándole un poco de comida y cuando se distrajo le eché mano. Cual sería mi sorpresa al comprobar que no se revolvió, agradeciendo para sus adentros que la persona que la había cogido tuviera buenas intenciones.

Ferny y Perfidita la recibieron muy bien, mostrándose amistosos y ejerciendo un gran papel de anfitriones para con ella. Comió algo, bebió como si nunca lo hubiera hecho y le tuve que tratar una infección en los ojitos, limpiar los oídos con Canaural y darle antibiótico para una leve traqueatitis.

Se llama Eva, como yo. Es el ser más bueno y cariñoso que os podéis imaginar. La pobre ni se mueve y no hace más que dormir.

Yo no me puedo quedar con Eva. Tengo dos perros, dos gatos, un cobaya, un pajarraco, cuatro ratones y un tortugo. Mi casa no es el palacio de Buckingham y tampoco soy la nieta de Onassis para poder mantener a todos los animales abandonados del mundo, aunque este sea mi mayor sueño -que no haya ningún peludo con hambre, ojo, que yo estoy muy bien siendo nieta de quien soy-.

Mañana la llevaré al veterinario para que la chequée y la desparasite.

Si alguno de vosotros, persona responsable, se quiere quedar con Eva hasta el fin de sus días y no vaya a abandonar ni a regalar por la crisis, porque el niño le tiene alergia ó porque se muda con su churri que odia a los gatos, que por favor me deje aquí un comentario explicando un poco su situación y dejándome su email (no se ve de forma pública) y yo le escribiré personalmente. Si estáis en Asturias, os la llevo personalmente y al resto de España os la envío. Los gastos corren por mi cuenta.

¡¡¡EDITO para decir que Eva ya tiene una familia a su altura!!!L2