Escenas de la vida cotidiana

 

Tengo un conocido feo. Muy feo. Pero feo por dentro, que es lo peor de feo que se puede ser. Hipócrita, vulgar, mentiroso, naricista… Y rico.

Cuando este señor tenía cuarenta años, y tras un rosario de amantes jóvenes y guapas, se casó con una de sus alumnas, que tenía veinte años y aparentaba quince. Cuando la alumna ya era una señora de cuarenta y tantos y él tenía sesenta y muchos, se lío a una chica de veinticinco.
Un día, en un cóctel literario, él estaba contando a quien quisiera oírle que él llevaba una dieta muy estrcicta sin cereales y que iba al gimnasio todos los días. Y que además tomaba nosequé hierbas importadas directamente de la China, y que por eso podía follar toda la noche. ” MI novia dice que jamás ha tenido mejor sexo que conmigo”. Yo le pregunté a su novia si eso era verdad. Y me dijo ” Sí, por supuesto, es verdad”.
Después la novia se separó de él y se vino a vivir a mi barrio.
El otro día me la encontré en la Filmoteca, viendo una película de Lubistch, y a la salida nos fuimos a tomar algo.
Y ella me contó lo siguiente:
– El señor feo no solo me odia sino que ha conseguido que en varios periódicos no me quieran contratar.
– El señor feo era un desastre en la cama, pero ella dijo aquello porque él estaba delante, qué remedio.
– El señor feo se pasaba el día diciéndole a ella lo tonta que era y señalándole todo tipo de faltas reales o imaginarias. Para después decirle cuánto le quería y que no sabía vivir sin ella.
Ayer un conocido común me invito a la Zarzuela. A ver Maruxa. Yo fui, como ya es común en mí, puesta de analgésicos y antipiréticos hasta las cejas. La zarzuela es un género desprestigiado que lse c consideraba algo rancio y franquista (ya ves tú, Maruxa es de 1914). Abrigos de pieles a tutiplén en la entrada del teatro, cardados imposibles, perlas del tamaño de una mandarina… Me lo pasé muy bien, la verdad, aunque igual era cosa de los antipiréticos y analgésicos,
Mi acompañanate, a la salida del teatro, me decía cuánto envidiaba al señor feo, que ahora tiene otra novia. Esta de treinta años, y guapísima

Resultado de imagen de maruxa teatro zarzuela