“ENTRE TODOS” Y LA CARIDAD TELEVISADA

entretodos2

Cuando comenzó el programa de televisión “Entre Todos”, en TVE con Toñi Moreno, sentí una afluencia de opiniones contradictorias. Por una parte, se iba a ayudar a diferentes personas necesitadas; pero por la otra los ciudadanos se echarían a los hombros una responsabilidad propia del gobierno.

Dos días pude verlo. Me emocionó el caso particular de Estrella, una madre de tres hijas que pedía ayuda para abrir una panadería, porque ella no quería los peces, sino la caña para pescar. Sin embargo, terminé sintiendo rabia: este programa simbolizaba el fracaso del estado del bienestar.

Viniendo de una familia en la que, de siete hijos, sólo quedó mi abuelo torturado y mutilado y condenado a seis años de prisión por defender los derechos sociales, al igual que miles de personas que se la jugaron porque nosotros viviéramos mejor, me parece vergonzoso el punto al que se ha llegado. Los ciudadanos no se merecen caridad, sino derechos. No es responsabilidad nuestra el ayudar “entre todos”, sino del gobierno que debe procurar que lo que con tanta sangre y esfuerzo se consiguió no se vaya al traste.

Hace unos días, dos estudiantes de trabajo social, llamaron al programa para dejar patente su punto de vista. Toñi, sin saber lo que le dirían, empezó a hacer uso de su habitual simpatía, soltando de buenas a primeras y sin motivo alguno que los padres de estos jóvenes estarían orgullosos de ellos. Hasta que Juan, el segundo en hablar, le dijo lo siguiente:

Este programa lo que está haciendo es fomentar la caridad y es el Estado de bienestar quien debe cubrir estas necesidades. Ustedes están jugando con los sentimientos de las personas. Y eso no se debe hacer. El Estado debe intervenir y no recurrir a la caridad.

Acto seguido, el muchacho colgó y Toñi, enfadada, lo tildó de cobarde y le dijo que ojalá nunca se viera en situación de pedir ayuda para, a continuación, asegurar que solidaridad no era lo mismo que caridad.

Llámalo X. Coincidentemente, es la cadena pública, manejada por el gobierno, la que nos presenta este espacio suplantando el estado de bienestar por la caridad, como dice mi amigo Iván, sustituyendo el aporte constante de todos para ser cada día más iguales por la voluntad de quienes más tienen de ayudar a quien entra en un estado absolutamente precario en su vida.

Quiero dejar patente que me alegro muchísimo de la resolución de los casos presentados y que alabo el corazón de quienes han llamado. De igual forma, Toñi Moreno me parece una profesional muy válida y con gran carisma, pero lo que simboliza este programa me desagrada profundamente.

Dejémonos de programas que nos hacen sentir mejores repartiendo caridad al necesitado, porque lo que realmente nos merecemos es que no haya que implorar un trabajo, ni una limosna, ni nuestros derechos que, como seres humanos y miembros de este estado nos han de venir implícitos.

Es una burla que se hayan cargado el país y se las quieran venir dando de generosos exponiendo las situaciones de personas que, bastante mal se ven ya, como para además fomentar el morbo emitiéndolos llorando y mostrando su angustiosa situación.

Así no.

1 comment for ““ENTRE TODOS” Y LA CARIDAD TELEVISADA

  1. nekane
    13 noviembre, 2013 at 16:53

    Eva, tú crees que el programa lo hace por ayudar a la gente? Yo no!,lo hace por la audiencia o sea money, money y Toñi? crees que una profesional acepta ese denigrante programa? lo hace por el sueldo!, nada es lo que parece!, con un par Juan dijo lo que todos vemos y cúal fue la respuesta de ella? una profesional?… de pena, pero la calle está igual: todos piden!, parece lo más normal …

Comments are closed.