EL MISTERIO DE ASUNTA

asunta1

El crimen de Asunta Basterra parece sacado de una película de la sobremesa del sábado en Antena 3. La menor, de 12 años, podría ser la principal beneficiaria de la herencia de sus abuelos maternos, fallecidos hacía pocos meses. En las últimas horas ha habido discrepancias respecto al tema del testamento, afirmándose que al no aparecer la niña en el mismo y este haber sido escrito años antes de su adopción, no tendría nada que ver con el móvil del crimen. Sin embargo, al parecer, el abuelo hizo varias donaciones en vida a su nieta que rebajaron considerablemente la cuantía de la herencia. Aún así, no olvidemos que hay secreto de sumario y muchas de las informaciones que aparecen en prensa en teoría no podrían salir de ninguna parte. Pese a todo, una prima del abuelo de la niña, ha afirmado públicamente fue de Asunta de quien se acordaron sus abuelos.

Los niños suelen buscar la protección de sus padres, pero Asunta no tuvo quien la protegiera de los suyos. Sedada con el Diazepam de su madre -para esto sirve dar tanto detalle de modus operandi criminales, véase José Bretón-, fue atada y asfixiada por las mismas manos que un día la acunaron. ¿Qué se le pasaba por la cabeza a Rosario Porto cuando, tras dar parte de la ausencia de su hija a cierta hora, fue grabada por una videocámara pasando con ella en el coche en un momento en el que luego aseguraba que ya estaba desaparecida? ¿Iba decidida a darle muerte a la niña que le regaló el don de la maternidad, para terminar con sus problemas de liquidez? ¿O quizá esa pequeña, a la que fue a buscar a China antes del año de vida y por quién se había desvelado tantas noches, sabía demasiado y por ello debía morir? ¿Se sintió al fin liberada cuando abandonó su cuerpecito en el frío asfalto, largándose de allí dispuesta a hacerse la víctima que pierde a tres familiares en poco tiempo? Eso sí, previamente se aseguró de que se tratara de un lugar bien visible, porque sino ni ella ni el padre de Asunta -ambos sin efectivo- podrían cobrar ni un céntimo hasta que no existiera confirmación del fallecimiento.

Cuando conocí el caso de la desaparición de Asunta, era demasiado pronto para hacer conjeturas. Aunque me limité a exponer lo que se conocía de la noticia, en un primer lugar pasó por mi mente el tema del bullying. Al ser una niña tan virtuosa -hablaba tres idiomas e iba un curso por encima de su edad-, fácilmente sería envidiada y alguien, como en el caso de Klara García, hubiera podido matarla. Sin embargo, al leer que sus padres estaban separados y que la última vez que alguien la vio había sido yendo de una casa a la otra, me temí el típico parricidio para putear al cónyuge. Consciente de que si hubiera podido dejado entrever alguna culpabilidad respecto a los padres lo mejor era esperar al paso de los días, preferí no aventurarme.

La mayoría de parricidios se producen por enajenación mental transitoria, pero éste parece claramente premeditado. Rosario Porto fue arrestada, tras la incineración de Asunta, por sus incongruencias, ambigüedades y contradicciones durante su declaración. Durante la investigación de su casa de campo, en Montouto, su mirada sonriente mientras las cenizas de su hija aún estaban calientes causó auténtica conmoción.

hpsRosario y el periodista Alfonso Basterra se habían separado hacía pocos meses, aunque se estaban dando una segunda oportunidad según fuentes del entorno y junto con Asunta habían disfrutado este mismo verano de unos días de vacaciones en Vilanova de Arousa. Su relación, obviamente, era buena. De lo contrario no habrían ido juntos en amor y compañía a darle muerte a esa niña que el 30 de septiembre hubiera cumplido 13 años y por quien más de una década atrás recorrieron el mundo.

Los dos están ahora imputados por el homicidio de su hija Asunta, sin perjuicio de que pronto lo estén por su asesinato, del que existen indicios más que suficientes.

La amiga de Rosario que pronto se erigió como portavoz de la familia poniendo los manos y los pies en el fuego por su inocencia, de pronto se ha quitado de en medio.

Los padres de Rosario, la profesora de universidad María del Socorro Ortega y el abogado Francisco Porto, habían fallecido con siete meses de diferencia. Debido a sus avanzadas edades y a que fenecieron en la cama, no se les realizó autopsia y sus cuerpos fueron convenientemente incinerados. ¿Pudieron ser asfixiados por su hija y su yerno, quienes parecen ser ya profesionales en la materia? Ninguno de ellos se encontraba enfermo y ambas muertes fueron repentinas. Ahora, la Guardia Civil pretende investigar también este curioso caso, que parece tener mucho que ver, sea por motivos económicos o por algo que sabía la niña, con el asesinato de Asunta.

La víctima había empezado a escribir un blog en inglés en julio de 2012, el mismo mes en que perdió a su abuelo. Pone los pelos de punta uno de sus relatos, con imágenes de La Alameda, el parque favorito del anciano y dónde Asunta solía pasear con él:

«Primero, contaremos la historia del parque de La Alameda. Érase una vez una familia feliz; una mujer, un hombre y un hijo. Un día la mujer fue asesinada. El hombre quiso tomar represalias sobre la persona que mató a su mujer (Anna) pero él también murió, porque intentó tomar represalias pero el hombre malo mató a John, el marido. Su cuerpo está en el parque de La Alameda y su espíritu también. Él espera que el espíritu de su mujer venga. Todos los días él se sienta en los bancos. El cuerpo y el espíritu de su mujer están en el parque de Velvís».

¿Habría plasmado Asunta la historia de sus propios abuelos? Las investigaciones intentan buscar algún tipo de relación entre esta entrada de la pequeña y las muertes del matrimonio Porto.

Me dejan pasmada algunos comentarios que durante estos días he oído respecto al asesinato de Asunta: «como era adoptada, no es lo mismo», «total, si no era hija de ellos, ya se cansaron». Claro, como si todos los días los padres adoptivos asesinaran a sus hijos o como si un hijo adoptado lo fuese de segunda -espero que los que piensen así nunca traten de adoptar, seguro que son los que ven esta forma de ser padres como una «obra de caridad» y a estos niños como seres que «deben agradecer su suerte toda la vida»-. Se ha dado la información de que la propia madre de Asunta también sería adoptada, por lo que el modelo de familia que aumenta mediante la adopción, de ser así, es el mismo que ella vio siempre en casa y por tanto el que considera como el normal. No olvidemos que para cada uno lo natural es con lo que se cría. Eso sí, el que les dio la idoneidad a este par debería dedicarse a aumentar la cola del INEM, porque no siempre el más rico es el más capacitado para ser padre y esto parece que en más de una ocasión hay a quién se le olvida.

Aparte de que todos los niños del mundo se merecen lo mejor, es indignante que una criatura con el futuro tan prometedor de Asunta haya perdido la vida a manos de dos miserables que no se merecen el nombre de «padres».

Mucho me temo que de este caso aún quedan muchos detalles turbios por conocerse. Todo esto es muy raro y sin duda aún se nos sigue escapando un número importante de datos.

Por mí, que estrenen con ellos la cadena perpetua revisable.

20 comments for “EL MISTERIO DE ASUNTA

  1. Luis
    27 septiembre, 2013 at 00:16

    Esperaba como agua de Mayo un artículo de Eva sobre este caso y una vez más no me defrauda para nada. Siempre hace ver más allá de lo que sabemos con sus hipótesis. Yo ahora pienso que esa niña murió por lo que sabía y no tanto por el dinero.

  2. Lidia
    27 septiembre, 2013 at 00:25

    Increible. Gracias a este articulo pienso que el dinero era lo que menos le importaba a esos 2 seres, aunque si estos 2 también están relacionados supuestamente con la muerte de los ancianos mucho me temo que el dinero tiene mucho que ver.

  3. nekane
    27 septiembre, 2013 at 11:28

    Agur Asumta, algunos vienen aquí con muy mal fario no hay duda! y la respuesta es: perdona a los que te agravian, jo! mundo cruel!.
    Eva, con el podría ser… puede que no sea! ojo! que casi siempre vamos muy deprisa!

    • sergio martínez
      27 septiembre, 2013 at 15:19

      Nekane hija, ke pesada
      Dijiste ke no ibas a volver a leer akí, a ver si lo cumples
      Podría es condicional, puedes ser y puede que no, es ir deprisa? Ir de prisa es afirmar
      Pírate anda, que criticas todos los artículos pero entras aquí todos los días
      Vete a atender a tu hija

      • nekane
        27 septiembre, 2013 at 16:40

        Sergio guapo o feo? qué fijación conmigo hombre!, pero sabes? la perfección no existe al final tó dios en contradictorio!, pero lo que más odio es que me digan lo que tengo que hacer!.. que te den!
        Mi hija es grande y se atiende sola, pero a ti te veo muy desatendido, pobre!

    • ARTURO CHAVEZ
      31 octubre, 2013 at 13:59

      Lidia eres la voz de la cordura y reafirmas el excelente articulo de Eva Alvarez
      Sin embargo desde el principio pensé
      1)Hay una tercera persona que deposito el cadáver
      2)el móvil son CELOS de la madre adoptiva
      3)lo del dinero y toda la teoría económica impide que vean que el ser humano a veces mata porque se le antoja o es psicópata o alguien le
      causa Celos

  4. Ana
    27 septiembre, 2013 at 11:37

    Rosario Porto NO es adoptada. Antes de hablar de lo que no se sabe, es mejor informarse.

    • cristina
      27 septiembre, 2013 at 14:48

      Hola, soy vecina de los Porto Ortega. Rosario SÍ es adoptada, no sé de dónde saca usted que no. ¿Conoce a la familia? Me ha extrañado mucho lo sucedido, ella estaba con depresión e incluso estuvo internada, pero nunca nadie pensó que llegaría a este punto.

      • Ana
        27 septiembre, 2013 at 17:48

        Sí, conozco a la familia. Y además se ha desmentido en los medios que fuese adoptada. Su madre tuvo embarazo de riesgo y pasó los 9 meses en reposo, hasta dar a luz. La que no conoce a la familia es usted. Y si los conoce, será de vista, pero no como para decir que ellos le dijeron a usted que Rosario fue adoptada. Menos fantasías y menos telebasura, señora.

        «Pese a lo que publicaron numerosos medios de comunicación durante estos días, este rotativo ha podido confirmar que Rosario Porto no es adoptada, sino hija natural. Es más, el parto fue atendido en La Rosaleda. El embarazo fue de alto riesgo y su madre, Socorro Ortega, tuvo que guardar reposo durante los nueves meses de gestación. Estos días se comentó en numerosos programas de televisión que Charo, al igual que su hija Asunta, había sido adoptada, pero es falso.»

    • Cristina
      27 septiembre, 2013 at 15:02

      Y si lo dices por lo que se publicó en El Correo Gallego, acuérdate de como eran muchas adopciones de la época. Nueve meses sin salir de casa con la excusa del reposo y de pronto un niño. Lo que se comenta por el pueblo no me lo niegues tú.

      • Ana
        27 septiembre, 2013 at 17:49

        No tiene usted ni idea de lo que dice. Y yo no soy de ese pueblo llamado Santiago…

        Claro, en La Rosaleda se lo inventaron.

        Me parece a mí que a usted le va mucho el protagonismo… demasiado, quizás…

      • Ana
        27 septiembre, 2013 at 17:50

        En los pueblos (como Santiago) la gente es muy cotilla y muy dada a inventar y comentar de lo que no saben…

      • Ana
        27 septiembre, 2013 at 17:52

        Veo que es usted también muy cotilla, atendiendo a los rumores del pueblo… Lo que me extraña es que siendo usted santiaguesa, le llame pueblo a Santiago… pues para los santiegueses ese pueblo es una gran ciudad…

        Hoy en día, si fuese adoptada, se sabría, por mucho que quisiesen callarlo en el pasado. Y esta familia tiene la suficiente cultura como para no ocultar algo semejante.

  5. 27 septiembre, 2013 at 11:39

    Desde luego que estos dos merecen pudrirse en la cárcel. Pero PUDRIRSE literalmente. No conocía el caso y se me ponen los pelos de punta, sobre todo tras leer el párrafo con el relato de la niña. Me parece una barbarie que concedan adopciones a gente así.

    Y a las personas que tienen la poca vergüenza de tan solo pensar que por ser adoptado es ‘menos querido’ les instaría a cerrar la bocaza, a repasar su moral y su ética y a hacer un examen de conciencia.

    Porque desde luego, si hay alguien que tenga que dar las gracias en un proceso de adopción no es el niño o niña adoptado/a, sino los padres que tienen la oportunidad de acogerlos.

    Me dan pena las personas que se dignan a dudar, aunque sea un momento, de esto.

    Un abrazo Lucía.

  6. olgagaliana
    27 septiembre, 2013 at 12:33

    Como siempre un gusto leerte, Lucía.

  7. Helena
    27 septiembre, 2013 at 16:39

    Como todos todavía estoy conmocionada por este caso. Cómo se puede matar a nadie por dinero, y menos a tu propia hija, y de acuerdo con tu marido, es increible (siempre presuntamente, claro). Adoptada o no es lo mismo. Desde hace cuatro años yo estoy peleando por adoptar un niño, y espero que este caso no nos ponga las cosas más difíciles a los que ahora estamos en esta situación.

  8. Lincognita
    27 septiembre, 2013 at 22:21

    Sabe usted lo que es la presunción de inocencia? A todos nos repugna el crimen de Asunta, y las pruebas que maneja el juez instructor parecen firmes… Pero no existe una sentencia como resultado de un juicio. Se está usted cargando uno de los pilares de nuestro Estado de Derecho: la presunción de inocencia. Haga memoria y recuerde a Dolores Vázquez, la «asesina» de Rocío Wannincof que se pasó 2 años en la cárcel siend inocente, y que una vez fuera, tuvo que irse del país.
    Cuidadito.

    • Eva Álvarez
      28 septiembre, 2013 at 02:33

      ¿Sabe usted lo que es la libertad de expresión? En cuanto a Dolores Vázquez, le digo lo mismo. Léase la investigación sacada del sumario que por aquí tenemos en forma de artículos, a ver si sigue creyendo en su inocencia.
      También Bretón era inocente y merecía la presunción de inocencia.
      Es mi trabajo y sé cómo hacerlo, no sufra 😉

  9. Joaco
    30 septiembre, 2013 at 04:58

    No termino de creerme que 2 padres que tienen una vida normal y que han sido educados, premeditadamente atenten contra su propia hija. Quizás uno de ellos, pero ambos? no me lo creo.

  10. laura cargo
    18 octubre, 2013 at 11:23

    Se que imaginar que detrás de todo esto puede haber un asunto de pederastia o abuso sexual de una menor aunque no hubiera el finiquito de la consumación. Alguien se le antoja la niña y ofrece cantidades grandes de dinero, se le da medicación porque produce efectos en la memoria, por eso la dopaba. Si en algún momento dijo recordar algo ahí se acabó el chollo.La madre se va y el personaje se queda con la niña en un coche ya muerta y la deja donde le pareció. La cuestión se centra en la seguridad de los horarios, pero que el asunto va por esos tiros lo tengo clarísimo y que hay alguien importante o varios y que ellos callan por miedo a lo que pueda pasarles.

Comments are closed.