EL MAPA DE LOS SONIDOS DE MADRID

tumblr_mnkdfdZqTi1st6fevo1_500

Por David Hernández

La vida de cualquier ser humano tiene su banda sonora. Relacionamos ciertos temas musicales con momentos vividos. En la calle, la magia de la música aumenta. Los amantes del cine y el teatro vivimos en un sueño cuando caminamos escuchando una u otra canción. Una llamada de teléfono importante con una música determinada de fondo, un primer beso, una discusión, un encuentro o incluso una situación cómica. Esa música ayudará además a recordar mejor ese instante.

Madrid es una ciudad de diversidad cultural. Por eso, la banda sonora de las calles también es muy amplia. Madrileños y turistas recuerdan a Taysia, la acordeonista que canta ópera; al arpista gótico; los mariachis; el grupo Ernest, que ameniza la calle Preciados con los mejores éxitos pop rock de las décadas de los 70, 80 y 90; la violinista del FNAC; los componentes de Desvarietes atrapan al viandante con su indumentaria y su música de los años 20; y, el rastro no sería nada sin sus rumbas o la viejita del organillo. Tomarse “a relaxing cup of café con leche en la Plaza Mayor” sería muy diferente sin sus acordeonistas.

El mapa de los sonidos de Madrid va a cambiar. Una vez más, la derecha pone obstáculos a la cultura. Después de agredir música, cine y teatro con un 21% de IVA, ahora, continúan los impedimentos para que los músicos desarrollen su labor. La música, se toque en la calle o en un escenario, se pague o sea gratuita, siempre es arte, una forma más de expresión cultural. Y, para los gobiernos más rancios, ya sean estatales, autonómicos o municipales, eso está mal visto, porque la cultura nos hace libres.

A partir de octubre, los músicos callejeros van a necesitar un permiso para poder actuar en las calles madrileñas. Alrededor del 15 de septiembre, los músicos podrán presentar su solicitud previa a la acreditación. Sin embargo, a pocos días, el concejal del distrito centro, David Erguido, quien se encarga de este asunto, no tiene ultimada la Instrucción, según ha declarado él mismo al programa ‘Hoy por hoy Madrid’ de Cadena Ser.

La autorización será gratuita, pero habrá que pasar varias pruebas para lograrlo. Los músicos tendrán que someterse a un casting, en el que deberán tocar un par de temas de libre elección. Además, tendrán que presentar un currículum y se les exigirá ciertos requisitos. Será un jurado quien decida si los músicos pasan el casting. Si no lo hacen, no podrán actuar en la calle.

images-3Por tanto, tocar la guitarra en la calle estará prohibido, aunque uno no esté pidiendo dinero y tan solo trate de divertirse tocando y cantando junto a sus amigos en un parque. Las multas podrán llegar a los 750 euros.

Los músicos que sí obtengan la acreditación tendrán un horario establecido de 10.00 a 22.00, con una hora más en verano, y se verán obligados a ir rotando cada 2 horas a una distancia de, al menos, 500 metros. Además, habrá delimitadas ciertas zonas en las que no se podrá ejercer la actividad. Aún no están definidas, lo que sí avanzan que se les impedirá expresarse en calles cercanas a colegios, hospitales o residencias de mayores.

A partir del mes que viene, Madrid perderá musicalidad.

Twitter: @_davidhernandez