El jengibre adelgaza. Y muchas cosas más.

Empecemos dejando clara una cosa: No existen los mal llamados » alimentos quemagrasas». Ningún alimento quema la grasa, ni el té verde, ni la piña, ni la quinoa, ni el yogurt griego, ni el pepino, ni la canela… ni, por supuesto, el jengibre.

Entonces… ¿por qué se dice que el jengibre adelgaza? Pues porque, se supone, quita el hambre.

Esto no está probado por ninguna evidencia científica, pero lo cierto es que a mí sí me la quita, aunque podría tratarse, por supuesto, de efecto placebo, porque el efecto en una sola persona no es suficiente como para decir que se ha hecho trabajo de campo.

Lo que sí que está probado es que el jengibre es termogénico, estimulante y carminativo. Ahí es ná.

Vamos a dar datos, entonces:

El jengibre mejora la digestión, un punto a favor si estamos buscando perder peso de forma efectiva y fácil. Esto se debe a que una mejor digestión utiliza de forma adecuada el combustible del cuerpo.El jengibre posee además  propiedades estimulantes y carminativas para el tratamiento de dispepsias y flatulencias. Es especialmente útil en las gastritis provocadas por el alcohol. Es decir, si tienes resaca, toma té de jengibre.  Y también protege del estómago de las lesiones originadas por los fármacos anti-inflamatorios previniendo la formación úlceras.

Algunos autores partidarios de la Medicina alternativa recomienda la ingestión de jengibre con los alimentos como preventivo de los vómitos inducidos por la quimioterapia. También recomiendan la infusión de jengibre para tratar los vómitos y las náuseas de los primeros meses del embarazo. No se debe prolongar este tratamiento más de dos meses. A partir del tercer mes de embarazo, no tomes jengibre de ninguna manera.

El mecanismo por el cual el jengibre reduce la náusea y el vómito se debe al gingerol. .

El jengibre se ha utilizado en el tratamiento de algunas enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide.

No te vas a enterar, quizás, pero te damos la explicación científica: Parece ser que el jengibre inhibir la síntesis de las prostaglandina E2 y del tromboxano B2, conocidos mediadores de la inflamación.

Efecto termogénico del jengibre

El jengibre estimula el proceso mediante el cual quemamos grasa para producir energía: la  llamado termogénesis. Cuando comes jengibre, sientes que su temperatura corporal aumenta. Esto a su vez puede ayudar a acelerar el metabolismo y por lo tanto ayuda al cuerpo a quemar más grasa.

¿ Lo decimos de forma que no lo entiendas?
Ahí va: Algunos autores aseguran que algunos de los constituyentes del jengibre son inhidores de las ciclooxigenasas (COX) y de la vía metabólica de la 5-lipoxigenasa

 

Se ha utilizado en jengibre en el tratamiento de algunas afecciones cardiovasculares ya que por un lado tiene un cierto efecto antiagregante plaquetario que ayudaría a prevenir la formación de trombos y, por otro, ayuda a mejorar la circulación en general.

El té de jengibre que se prepara con dos cucharadas de raíz pulverizada en medio litro de agua. También se le han reconocido propiedades antiescleróticas y antiinflamatorias.

El jugo fresco de jengibre se utiliza en el tratamiento de quemaduras, mientras que el aceite esencial tiene propiedades analgésicas.

El  jengibre contiene un 1-4% de aceites volátiles, responsables de los efectos farmacológicos del jengibre así como de su olor y sabor característicos. Los principales componentes activos son el zingibere y el bisaboleno, mientras que los principios pungentes se conocen como gingeroles y shogaoles.

El jengibre es también muy útil para cantantes: Si te has quedado afónico, basta con que mastiques jengibre y al rato estás como nuevo, precisamente por las propiedades antiinflamatorias del gingerol. David y yo damos fe de que funciona, pues en los ensayos de nuestra obra nos hemos quedado afónicos varias veces.

 

Cómo se cocina el jengibre: 

 

Fresco, en raíz

Raíz de jengibre

Puedes comprar raíz de jengibre prácticamente en cualquier frutería

Se conserve en la parte baja de la nevera, hasta un máximo de tres semanas, o en el congelador hasta un año. Basta con rallar lo que se necesite y volver a meter la raíz en el congelador o en la nevera. También puedes cortarlo lonchitas ( lo haces con el pelador de patatas), colocándolas en un tarro de cristal y cubriéndolas con jerez seco, o vinagre ( de arroz, de manzana, balsámico, lo que más rabia te dé) , o aceite de oliva, o de sésamo. De este modo se conserva hasta un año en la nevera.

En la cocina china el jengibre se pela y se corta en lonchas o tiras muy finas y se calienta en el aceite para perfumarlo, antes de rehogar el resto de ingredientes. También se distribuye sobre la carne o pescado antes de cocerlos al vapor o de rehogarlos.

Jengibre pelado

También puedes rallar la raíz de jengibre pelada con un rallador, mezclarla con cebolla y ajo y sofreírla.

También pueden meterse un par de lonchas finitas dentro de un pescado entero (trucha o caballa, por ejemplo) o remojar una o dos lonchitas en vinagre o aceite para aliñar ensaladas o en almíbar para macedonias de frutas.

Raíz de jengibre seca

Jengibre seco

 

Puede comprarse suelta o en recipientes, en herbolarios y tiendas de productos orientales. Se conserva envuelta o en un tarro, en un lugar fresco y oscuro. Para que no pierda su aroma debe usarse antes de tres meses. La raíz de jengibre seca debe pelarse, si hace falta, y luego machacarse para que suelte bien su aroma. Lo ideal es darle un par de golpes con un mazo o con el rodillo para separar las fibras.

Se usa en  adobos de carne, aves y pescado, para guisos y aliños de ensaladas. Si se deja en infusión unas horas, o incluso unos días, su sabor se suaviza. T

 

 

Cómo usar jengibre molido

Jengibre molido

El jengibre molido se muele a partir de la raíz seca. Se puede moler la raíz de jengibre seca para hacer jengibre molido, que tendrá un sabor menos pronunciado a nuez moscada que el producto que con ese nombre se vende en las tiendas. Para ello, se corta en trocitos y se machaca en el mortero o se muele con un molinillo de café.  Pero lo ideal es que no te comas el tarro y lo compres en cualquier tienda.

Se compre molido o se muela en casa – atención: que yo no lo he molido en casa en la vida-  lo puedes usar para casi todo. Los ingleses lo añaden a casi todos los pasteles. Vale para cualquier tipo de bollería ( magdalenas, cupcakes, pastel de zanahoria)  pero tiene  que usarse con moderación, porque su sabor es fuerte.

Jengibre en almíbar

image

Se elabora con raices jóvenes y tiernas que se limpian, se pelan, se dejan secar parcialmente y luego se cuecen en un almíbar concentrado.

El almíbar se hace mezclando:

  • 100 ml de agua
  • 100 g de azúcar

Ponemos el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio, y lo llevamos a ebullición un par de minutos, hasta que el azúcar se haya disuelto por completo

El jengibre en almíbar se usa para cualquier postre, tal y como comerías piña, melocotón o pera en almíbar.

 

Jengibre encurtido

 

Por último, ¿cómo me como yo el jengibre? Directamente de un bote, señores. De los botes de jengibre en conserva que te venden en cualquier supermercado chino. Sí, es el mismo que se come con el sushi. Me aficioné a él precisamente para quitarme el dolor de garganta y la afonía tras los ensayos. Y después le aficioné al David. Al principio el sabor no gusta, pero se trata de lo que los ingleses llaman » acquired taste». No te gusta al principio porque nunca lo has probado. Lo mismo me pasó con la ginebra y ahora, para mi desgracia, me encanta el gin tónic ( aunque ya no beba). Yo lo suelo llevar encima si preveo que me puedo pasar varias horas sin comer (viajes, reuniones, etc), porque prefiero picotear jengibre que acabar comiendo cualquier tapa grasosa en un bar o bollería industrial. Lo tomo a diario para prevenir resfriados.

1 comment for “El jengibre adelgaza. Y muchas cosas más.

  1. ISA BELMA
    2 mayo, 2014 at 12:55

    Lucía, muchísimas gracias por contestar a mi cuestión e ir mucho más allá facilitándonos información de calidad. 🙂

Comments are closed.