Diario Lucía 18/0572016

Historia real como la vida misma.
Mi amiga Calabaza ( los nombres se ocultan para proteger la identidad de los inocentes) está en la oficina y lee la siguiente noticia. «El 80% de los seguidores de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ no sabe qué es ‘viceversa». Se lo comenta a sus compañeras partida de risa
Su compañera dice:
– Lo de «viceversa» va por la presentadora
Mi amiga no lo entiende
– ¿Cómo que por la presentadora?
– Porque es lesbiana
Calabaza reflexiona un momento
– Querida, creo que la palabra que buscas es «invertida»

 

sorpresa

 

Bueno, ayer me robaron el móvil y las gafas. Las gafas. Para qué coño querrían unas gafas graduadas, digo yo. Así que hoy voy a perder toda la santa mañana en gestiones. Modo cabreo on
Me he quedado sin móvil y sin gafas
Mi casa parece un campo de minas ( porque no tengo tiempo para limpiarla y esta mañana el paisaje doméstico es tan desolado que dan ganas de llorar)
Bah, para qué seguir… Hay partes de mi vida que no van bien. Y lo escribo porque cuando vas poniendo en el Facebook todo lo que te va bien parece que nada te va mal. Y en realidad la vida es una curva sinusoide de altos y bajos, y es así para todo el mundo. Para ti, para mí, para la modelo fashion de turno y para el millonario también. La gente que parece muy feliz también tiene momentos de mierda. Y a la inversa. Incluso la gente que vive en campos de refugiados vive momentos felices. Y lo digo porque cuando traduje el libro «Voces desde y hacia Palestina» me impresionó el relato de hombres que habían estado internados en campos de prisioneros en condiciones durísimas y que aún así recordaban momentos de felicidad, de solidaridad entre compañeros, de sentimiento de pertenencia, de sentir – incluso a distancia – el amor de sus familiares que les ayudaba a seguir adelante. Algo parecido cuenta Victor Frankl en su libro » El hombre en busca de sentido», memorias en las que hablaba como prisionero judío de su experiencia en un campo de concentración nazi . El sentido de la vida no depende de logros o circunstancias externas.

 

corazón

Post navigation