DESTRUCTORES

Por David Hernández

Los ciudadanos estamos indignados y no nos faltan motivos. Clara muestra de esa crispación son las continuas manifestaciones que se celebran a diario en las calles de diferentes puntos de España. Hoy, la manifestación más sonada de la jornada se ha celebrado en Bilbao. Existen motivos suficientes para quejarse aprovechando la presencia en la localidad del Rey Juan Carlos, el ministro Luis de Guindos, el presidente Mariano Rajoy y el resto de la Troika que están contribuyendo a ahogar a los españoles por culpa de su mayor obsesión, el capital.

Pero en el momento en el que se comienzan a volcar vehículos particulares, a romper escaparates y a arrasar con cafeterías y negocios privados la protesta queda deslegitimada y pierden la razón. Aunque no nos guste cómo se gestionan las instituciones públicas ni que nos engañen los bancos, romper cajeros, destrozar los cristales de las marquesinas de autobús, quemar contenedores o volcar coches de la policía municipal también desacredita las protestas. Además de tener que pagar los destrozos entre todos los ciudadanos y contribuir a la ruina de algunos negocios, esta violencia callejera desanima al resto de ciudadanos a manifestarse cuando se celebran actos de protesta pacíficos.

Hoy Bilbao ha sido escenario de vergüenza ajena. Una ciudad en la que se han reunido violentos que han arrasado con todo lo que encontraban a su paso por un lado y, por otro, quienes arrasan con el Estado de Bienestar a cambio de mantener los privilegios de unos pocos.

Mientras De Guindos afirmaba alegre que “no estamos ante una recuperación en falso,” el Rey Juan Carlos recordaba que el paro sigue siendo un desafío, “un problema que afecta dolorosamente a millones de españoles.” Esa misma línea pesimista es la que ha sostenido Christine Lagarde: “El crecimiento sigue siendo demasiado bajo y el paro demasiado alto.” Pero a esta señora no se le ocurre otra cosa que pedir otra reforma laboral y subir de nuevo los impuestos. A eso vienen, a destruir lo poco que nos queda, igual que los violentos que se manifestaban en la calle. Todos ellos han sido protagonistas de una jornada de mucha vergüenza ajena.

Twitter: @_davidhernandez

2 comments for “DESTRUCTORES

  1. charo
    3 marzo, 2014 at 18:55

    No tienen verguenza los hombres y mujeres de negro que estaban haciendo ese paripe, como se atreve la Sra Lagarde a decir que hay que endurecer la RL, por que no les ha dicho a los allí presentes que sean los primeros en no ganar tantos millones. Llevas razon en cuanto a la manif, la estropean esos intrusos que van a destrozar, a veces pienso quien los manda es precisamente los que quieren que eso sea lo que sale en las teles

Comments are closed.