DESNUDAS

DESNUDAS004

Por David Hernández

La música del piano acompaña a tres mujeres, estáticas, que aguardan al público entre unos pocos elementos entre los que destacan un microondas y unas cuántas lámparas. Están listas para desnudarse, para mostrarse transparentes. Tres mujeres que sufren por el mal infringido por los hombres.

Begoña Mencía da voz a una mujer que vio truncada su posibilidad de ser madre. Su novio le presionó para que abortara. Este hombre creció sin un padre y, ahora, no acepta serlo él. La actriz protagoniza uno de los momentos más intensos del montaje al describir la interrupción de su embarazo valiéndose de trapos y de la luz de una lamparilla infantil que coloca bajo su blusa.

DESNUDAS003Rosalinda Galán se mete en la piel de una mujer que creció en una familia rota. Se escondía en la cama, con los oídos tapados, para no escuchar los gritos y golpes que su padre propinaba a su madre. Como los hijos tienden a repetir los errores de sus progenitores, a la hora de buscar el amor, eligió a un hombre con las mismas características que su padre.

Una tercera mujer, criada sin la figura de un padre, a la que da vida la actriz Karmen Garay, sufre por un amor adolescente frustrado. Buscaba llenar el vacío que sentía en su interior a través del señor Dunkin Donut. Pagó el desamor con su cuerpo, calmando su ansiedad a base de rosquillas y chocolate. Así, poco a poco, su cuerpo se fue llenando, hinchando, mientras su corazón continuaba desinflándose.

Fede Marini, al piano, crea maravillosos momentos líricos con los que, acompañado de la voz de Rosalinda Galán, consigue suavizar el dramatismo. Un acierto, al igual que la tarta que hace uno de los personajes mientras va narrando su historia. También destaca la iluminación, que emana solamente del suelo del escenario. Podría hablarse de una luz diegética, como la música, ya que nace de las linternas y lámparas que se erigen sobre las tablas. Son las propias actrices quienes van iluminando la escena, encendiendo y apagando las distintas fuentes de luz.

Alberto Velasco dirige esta producción indie, que roza lo experimental, con actrices que se desnudan literalmente.  Una fábula con moraleja final: cualquier experiencia, por dura que sea, guarda una enseñanza.

Twitter: @_davidhernandez

‘Desnudas’ se representa en la Sala Tú los viernes a las 20.30. Hasta el 3 de enero. C/ Velarde, 15-17 (Plaza Dos de Mayo), 28004 Madrid.