La fiesta del cordero

Melilla. Fiesta del Sacrificio del Cordero. 2011

 

Hoy se inicia Fiesta del Sacrificio musulmana

El Partido Animalista PACMA ha exigido poner fin a la normativa que permite a los ritos religiosos sacrificar animales sin aturdimiento previo, tal y como exige la normativa europea.

“Consideramos que las leyes son ya de por sí demasiado laxas respecto a los animales como para perpetuar, mediante salvedades, ritos y tradiciones crueles como la Fiesta del Cordero”, explica PACMA en un comunicado

Según la tradición musulmana, esta festividad celebra que Alá salvó la vida de Ismael, hijo de Ibrahim, después de que éste aceptase sacrificar a su primogénito como prueba de lealtad. Como muestra de agradecimiento, Ibrahim sacrificó a un carnero. Como imitación, los musulmanes sacrifican cada año a una vaca o a un cordero.

También existe la ‘Fiesta del Sacrificio’ en Ceuta y Melilla, que desde 2010 se celebra de forma oficial en estas ciudades autónomas. La brutalidad del ritual en la que los corderos son degollados vivos, en el que la sangre tiñe literalmente de rojo algunas de las calles de Ceuta y Melilla donde los animales pueden estar desangrándose y conscientes durante más de cinco minutos en una agonía indescriptible, se exacerba de este ritual por el que miles de corderos son degollados en la calle en presencia de niños que incluso juegan con las cabezas decapitadas

El cabeza de familia, normalmente encargado de matar a los corderos, se supone que es un ejemplo para los más pequeños. Es increíble y preocupante falta de sensibilidad y de empatía hacia los animales que muestran los niños de entre 4 y 12 años que observan la matanza.

NI la religión ni la tradición deberían justificar nunca el maltrato, tortura y matanza de animales