CONFESIONES A ALÁ

Confesiones-a-Alá-en-el-Teatro-del-Arte

Por David Hernández

“Tafafilt es la muerte y, sin embargo, aquí me tocó nacer. Me llamo Jbara. Al parecer, soy muy guapa, pero lo desconozco. Me importa un comino ser guapa o no. Soy pobre y vivo en el culo del mundo, con mi padre, mi madre, mis cuatro hermanos y mis tres hermanas.” De este modo, se nos presenta Jbara, una pastora árabe en tierras del Magreb. Su vida es injusta y dura. En su soledad, habla con Alá. Un testimonio acerbo sobre la subyugación de las mujeres. Pero, al mismo tiempo, una voz enternecedora de una persona que, pese a la miseria en la que se ve inmersa, se mantiene en pie.

6a00d8341bfb1653ef019aff8f0e32970dNarra su vida desde el momento en el que descubre su belleza hasta el final de su esfuerzo por escalar socialmente. Desde su condición más humilde, hasta la total oscuridad al convertirse en la tercera esposa de un imán, pasando por una etapa en la que se ve abocada a la prostitución. Un recorrido que sirve para construir una interesante crítica a las distintas clases sociales. Un duro monólogo sobre la agonía que sufre la mujer en la sociedad islámica, la opresión a la que se ve abocada, bajo una violencia psicológica y sexual.

Para realizar un buen espectáculo no se necesita un montaje espectacular. Basta con un pequeño espacio, decorado con sencillez, un buen texto y una maravillosa actriz dirigida con eficacia. ‘Confesiones a Alá’ destaca por la simplicidad de sus elementos y por la ardua labor interpretativa de María Hervás, bajo las directrices de Arturo Turón, quien ha llevado al teatro la novela de Saphia Azzeddine.

El Teatro del Arte acoge la mejor interpretación de la actual escena madrileña. María Hervás ha supuesto toda una revelación gracias a este montaje. Pese a su juventud, su calidad actoral alcanza a la de las actrices más veteranas. Sorprende, emociona y llega al alma del público. Es imposible que al espectador no se le humedezcan los ojos en algún momento determinado, pero ya no sólo por la dureza del monólogo, sino por la impresión que causa la interpretación magistral de la actriz. Por eso, no hay función en la que el público no se ponga en pie, aplaudiendo y ovacionando sin cesar a la prodigiosa actriz, obligándola a saludar una y otra vez.

Twitter: @_davidhernandez

‘Confesiones a Alá’ se representa los lunes a las 20.00 en el Teatro del Arte. C/San Cosme y San Damián, 3. Madrid.