Comunicado oficial sobre el caso Gabriel Cruz

Estimados señores de El Correo, Lecturas, La Voz de Galicia y otros medios

 

Me gustaría mucho que por favor leyeran este texto

 

Hace unos días publiqué un texto sobre el caso Gabriel Cruz, así como un hilo de tuits

Desgraciadamente el hilo de tuits se ha perdido, y el texto también

En cualquier caso, un periódico digital publicó una noticia según la cual yo ” había defendido a una asesina”, había ” asegurado que los hombres españoles no se ocupan de sus hijos” y ” había culpado al padre de Gabriel”.

Existe una corriente de la psicología, la Psicología del Pensamiento, que se ocupa de establecer, entre otras muchas cosas, por qué se crean malentendidos, o por qué las personas están dispuestas a creer en lo que se les dice antes de en la realidad. Existen también numerosos experimentos al respecto en Psicología Social y en Psicología de la Percepción

Puesto que no es mi intención llenarles la cabeza con experimentos y quiero que esta nota sea corta, por favor, permítanme aclarar unos puntos

  1. Jamás he defendido a una asesina, faltaría más
  2.  No he dicho que “todos los padres españoles no se ocupan de sus hijos”-. He citado fuentes, entre ellas informes de la Comisión Europea, en el que se pruebe con datos que los padres españoles son los que menos se ocupan de sus hijos en toda la comunidad Europea. Informes como estos se han publicado por ejemplo en el diario El Mundo, al que no considero precisamente feminista.
  3. He citado informes de Save The Children ( una ONG sin ideología política y no feminista) en el que se prueba que en cinco años 100 menores han muerto en el entorno doméstico
  4. Cuando publiqué el texto numerosos abogados, pediatras y supervivientes de abuso sexual y maltrato me aseguraron que el texto se entendía perfectamente
  5.  Sin embargo empecé a recibir miles de mensajes ( unos tres mil, calculo) en el que se repetían como un mantra las afirmaciones anteriores que, precisamente, habían sido vertidas en un medio filonazi, Mediterraneo Digital. Muchos de esos mensajes provenían de cuentas anónimas, sin identificar, lo que hacía sospechar que se trataba de un ataque organizado
  6. No me quedó más remedio que cerrar redes
  7.  Mi hija fue agredida en su colegio por un niño que le dijo que “eres una feminazi como tu madre”
  8. Soy madre soltera que se ocupa sola de una hija. Soy superviviente de abuso sexual. No hay tema que me preocupe más que el del abuso y maltrato a niños. De hecho, mi última novela se ocupa del tema.
  9. Qué casualidad que la mayoría de los insultos iban acompañados de alusiones al tema de que si soy feminista o “podemita” ( No he votado a Podemos en mi vida, con todo mi respeto hacia dicha formación). Pero que nunca se haya tocado el tema de que, por experiencia propia, sé muy bien que a los niños hay que escucharlos cuando se expresan, y que nunca, nunca, hay que dejarles con un cuidador si expresan en repetidas ocasiones que no quieren estar con él
  10. Se me he exigido que pida “disculpas” al padre de Gabriel Cruz por algo que no he dicho. Siento enormemente lo que ese hombre sufre. Tanto como lo siento por esos cien niños que en los últimos años han sido asesinados por personas de su entorno familiar. Por ese 20 de niños españoles abusados sexualmente.Uno de cada cinco. Por ese 28, 7 de niños maltratados.  Casi uno de cada tres.
  11. Sí, 20 por ciento de niños abusados.  Como lo leen. Uno de cada cinco menores en España. Y esto no lo dice ninguna podemita ni ninguna feminista. Lo dice el diario ABC, extremadamente conservador. Porque estimaciones menos conservadoras, como la de Save The Children, sitúan esta cifra en uno de cada cuatro. Me hubiera gustado que lo que dije sirviera para poner sobre el tapete el hecho de que NO ESCUCHAMOS A LOS NIÑOS ABUSADOS Y MALTRATADOS. Que cuando un niño repite ( como fue el caso) a su madre, a su padre, a sus amigos, a su abuela, y hasta a la vecina que no quiere estar con una persona, habría que escucharle. No dar por hecho que el niño se lo inventa o miente. Numerosos testimonios ya han dejado claro que este niño en particular era un “niño bueno”, que no había ninguna razón para dudar de su palabra. Y que se le dejó al cargo de una mujer que lo vestía y lo llevaba al colegio ( según su propia afirmación, y según los hechos), una mujer cuyo pasado se desconocía. ( Y por eso se desconocía que había varias muertes sospechosas en su pasado) Esto no significa culpar al padre. Esto significa lo que significa: que hay que escuchar a los niños.
  12.  Save the Children en su informe “Ojos que no quieren ver. Los abusos sexuales a niños y niñas en España y los fallos del sistema” refleja parte de los fallos de una sociedad donde, según el informe, apenas se llegan a denunciar el 15% de los casos de abusos sexuales a niños y niñas. Los falsos mitos, la falta de formación y educación y los problemas tanto de agilidad como de protocolos judiciales están entre los principales obstáculos a la solución del problema.
  13. El primer mito es que los niños mienten
  14. Otros es creer que los agresores son desconocidos (solo lo son en cuatro de cada 10 casos) o que los cometen monstruos (cuando se descubre a uno, nadie del entorno se explica que fuera un abusador).

    Save the Children denuncia en “Ojos que no quieren ver” los fallos de un sistema que no protege a los denunciantes. El fallo empieza muchas veces en el colegio, donde tan solo un 15% de los casos que se conocen se comunica a las autoridades el caso.

    En ese porcentaje que llega a la vía judicial, el proceso es, según la organización que ha analizado 200 sentencias judiciales de entre 2012 y 2016, demasiado tedioso. De media, el proceso se alarga cuatro años y se da una “dilación indebida” que redunda en una reducción de la condena al abusador (por haberse dilatado el proceso más de lo necesario).

    Además, critica el informe, el menor es obligado a declarar una media de cuatro veces. En este sentido, Save the Children reclama un único testimonio que constituya “prueba preconstituida”, esto es, que la declaración sea rápida, liderada por un psicólogo forense y con las preguntas del juez, fiscal y abogado. Para que el tiempo no tergiverse o diluya el testimonio. Según Save the Children, en las sentencias estudiadas, solo se aceptó la prueba preconstituida en un 13% de los casos.

     

  15.  Cada día se denuncian en España 37 casos de maltrato de niños. Pero la gran mayoría de los casos no llegan a juicio. O no son detectados. Como no se detectó el caso de Gabriel hasta que fue demasiado tarde. Porque una persona que es capaz de matar a un niño a sangre fría e insultar a su cadáver, una persona que casi con seguridad había matado a una niña antes, es una de esas personas que insultan y pegan a los niños, que les humillan y les tratan con desprecio. Y por eso el niño se quejaba. Los niños saben ver las cosas
  16. Casi uno de cada tres niños en España es víctima de maltrato físico (28,7%) Datos de la Fundación ANAR, una organización sin ánimo de lucro que trabaja para proteger los derechos de la infancia. Que desde luego no es podemita ni feminista.
  17.  Yo les agradecería mucho que en lugar de difundir las noticias de forma tergiversada se atuvieran a los hechos. Y si tanto les importa la infancia, por favor piensen en mi hija. He llegado a recibir mensajes diciendo que ” yo soy la responsable del ataque a mi hija” o que “si siembro vientos, esto es lo que recojo”
  18. En un clima de violencia al que hemos llegado como ha sido el de los disturbios en Lavapiés, les sugiero de la forma más respetuosa posible que reflexionen sobre lo que han escrito sobre mí.