Cómo enseñar a los niños a ser creativos

Los psicólogos cognitivos consideran la creatividad como la habilidad para solucionar problemas de múltiples formas.

La creatividad se hace, no se nace con ella. La creatividad es una habilidad aprendida, y como tal se desarrolla desde edades muy tempranas.

Todos los seres humanos nacemos con el potencial creativo: la creatividad no es privilegio sólo de músicos, pintores, escritores o artistas.

Desarrollar la  creatividad permitirá a los niños razonar, cuestionar, indagar, aprender jugando y encontrar soluciones novedosas frente a los problemas cotidianos.

 

Sugerencias para desarrollar la creatividad

Por  Raúl Jaime Mestre

(http://rauljaimemaestre.blogspot.com)

 

Atención: Son recomendaciones para profesores y profesoras, pero pueden ser útiles para madres y padres.

• Recuerde que los alumnos expresan de forma más plena sus habilidades creativas cuando realizan actividades que les dan placer. No les imponga pues tareas aburridas.

• No se restrinja a ejercicios y actividades que posibiliten sólo una respuesta correcta. Utilice también ejercicios que estimulen a los alumnos a ser lo más originales posible en sus respuestas.

• Valorice las ideas originales de sus alumnos. Aplauda las ideas, felicite al alumno.

• Una idea original es apenas el primer paso. Es necesario también enseñar a los alumnos a revisar, refinar, elaborar sus ideas creativas.

• Promueva un ambiente que estimule las ideas creativas.

• Incentive a los alumnos a presentar y a defender sus ideas.

• Destaque lo mejor que cada alumno tiene e informe al alumno sobre sus puntos fuertes. Los cumplidos no son dinero, no hay por qué ser avaro con ellos.

• Desarrolle actividades que requieran del alumno iniciativa e independencia.

• Estimule la curiosidad de los alumnos a través de las tareas propuestas en clase.

• Haga preguntas desafiantes, que motiven a los alumnos a pensar y a razonar.

• Dé tiempo a los alumnos para pensar y desarrollar sus ideas. La paciencia siempre obtiene recompensas, y en la educación no es una excepción.

• Dé oportunidades a los alumnos para discordar de sus puntos de vista.

• Diversifique las metodologías de enseñanza utilizadas en clase.

• Promueva un ambiente de respeto y aceptación por las ideas de los alumnos.

• Provoque en los alumnos confianza en sus competencias y capacidades.

• Exponga a los alumnos sólo a críticas constructivas. (El refuerzo positivo anima y estimula, la crítica destructiva inhibe la acción y destruye la autoestima).

• Estimule a los alumnos a utilizar técnicas de resolución creativa de problemas (por ejemplo, crear una tormenta de ideas) en sus proyectos de ciencia, actividades artísticas y redacción. El objetivo: que el resultado sea más creativo.

• Ayude a los alumnos a librarse del miedo a cometer errores. Manifieste siempre tolerancia y respeto por sus ideas, cuestiones y producciones.

Proteja las producciones de los alumnos de la crítica destructiva y de las humillaciones de sus compañeros.

• Reconozca que la creatividad incorpora:

– una variedad de procesos: resolución de problemas, pensamiento divergente, pensamiento convergente, y

– una serie de hechos motivacionales y de personalidad, como el autoconcepto, la autoconfianza, la curiosidad, la flexibilidad y la motivación intrínseca.

 

————-

Otras sugerencias

Por Lucía Etxebarria

 

1.  Identifica sus aptitudes naturales. 

O sea, aquello que se le dé bien de verdad… y estimúlalas.

Es básico conocer los intereses de nuestros hijos para estimular la creatividad haciendo uso de esos intereses. Por ejemplo, si notas que a tu hijo le encanta actuar, pídele que represente a un doctor o a su animal preferido,  si le gusta la danza,  juega a que inventéis juntos coreografías o nuevos pasos de baile, si  le encanta leer, anímale a que cambie el final de una historia y, una vez haya hecho eso, que se atreva a inventar un cuento entero.

2. Identifica que le apasiona.

Si te suplica que lo dejes un ratito más haciéndolo, si cuando termina de hacerlo está de buen humor y desea compartir con los demás lo que aprende… es que le apasiona.

3. Edúcale para que sea proactivo y resiliente.

Muchas veces, muchas, no le saldrá bien a la primera. Ayúdale a entender que un error no significa nada: perder una batalla no es perder la guerra, caerse no es no poder volver a levantarse. Siempre hay que volver a intentarlo.

4. Inspírale y ponle en contacto con mentores.

Si le interesa la danza, llévale a ver ballet. Si el fútbol, a los partidos. Si se pasa el día dibujando, id a ver exposiciones. Apóyale en sus pasiones y procura que conozca a quienes han cumplido su sueño.

Una vez que tu hijo o hija ya sepa qué es aquello en lo que destaca realmente, tienes que asegurarte de que recibe las dosis adecuadas de inspiración para que pueda desarrollarse de manera continua.

Para ello, es fundamental que le rodees de otras personas que te ayuden, como profesores de apoyo.

 

Si potencias y estimulas las aptitudes creativas de tu  hijo, o de tu alumno, no sólo se sentirá realizado como persona, sino que poseerá una personalidad sociable, adquirirá habilidades sociales (es decir, se sabrá relacionar con los demás), tendrá autoestima y respeto por sí mismo, y demostrará autonomía para afrontar de forma efectiva cualquier situación profesional o personal en el futuro.

Así que si descubres para qué sirve, para qué vale, haz todo lo posible para que pueda desarrollarlo y no permitas que nada ni nadie lo aparte de su sueño.

2 comments for “Cómo enseñar a los niños a ser creativos

  1. EVA CORNUDELLA
    21 enero, 2013 at 11:59

    Qué interesante! Tengo una hija de 16 años que desde pequeña empezó ballet. Luego fue ampliando las disciplinas a hip hop, jazz y danza contemporánea que ahora es lo que más le gusta. Participa cada año en concursos de danza con su academia y el año pasado se fijó mucho en una profesora de otra escuela que tenia un estilo donde ella se siente muy identificada. El caso es que vino a mis manos un tríptico de unas colonias de verano de danza, en que participaba esa profesora. La apunté y el resto lo puso ella. Se motivó tanto que aprovechó esa oportunidad, empatizó mucho con la profesora y este año está con ella en una compañía de danza que hace intercambio cultural con bailarines de Cuba. A veces es complicado para los padres poder reconocer aptitudes que se apartan de lo “convencional” (yo y su padre somos abogados). pero sé que mi hija tiene que ir por la vía creativa. Es eminentemente artística y se apasiona con el arte. Ella baila y el año que viene comenzará el bachillerato artístico. Supongo que hará comunicación audio visual pues le encanta también el tema de montaje, cine, etc. Como persona me dice que se siente feliz y muy querida, con amigos, etc. Creo que ayudarla en su camino ha sido para ella y para mi (y su padre) muy satisfactorio. Ah! y la intensa dedicación a la danza no le merma en sus estudios (sabe gestionar su tiempo y sí, a veces le queda alguna evaluación para recuperar, la recupera con buena nota y punto).

  2. 20 julio, 2013 at 15:16

    Muchas gracias por estos interesantes artículos sobre niños. Soy profesora de primaria/inglés y siempre me gusta estar al día en estos temas.
    Los he enlazado en mi blog de ACNEES (alumnos con necesidades educativas) y en el que tengo privado con la clase que doy
    Un saludo

Comments are closed.