CELEBRACIÓN PACÍFICA

Por David Hernández

Los medios de comunicación habituales nos manipulan, aún más en plena campaña electoral. En este país, tenemos prensa pública y prensa concertada, medios que se encargan de hacerle la campaña al bipartidismo, por supuesto siempre a cambio de algo. Ahora, como no quieren que los ciudadanos se movilicen de cara a las elecciones al Parlamento Europeo del próximo domingo 25 de mayo, nos dan circo. Como siempre, fútbol, el mismo método con el que Franco amansaba a las ”fieras.”

El sábado, Madrid se paralizó por el fútbol. Primero para ver la final de la liga y, después, para celebrar el triunfo del Atlético. Los bares y las calles se llenaron de colchoneros que eufóricos gritaban, cantaban, bebían… según todos los medios de comunicación, en una fiesta sin incidentes ni altercados de ningún tipo. Una celebración pacífica.

Vigilante de Metro de Madrid tras el ataque de hinchas del AtléticoSin embargo, no fue una fiesta nada tranquila. Que se lo pregunten a los trabajadores de Metro de Madrid. Ultras seguidores del Atlético agredieron a varios vigilantes del metro para festejar su victoria. Hirieron a tres guardias de seguridad. Uno de ellos, acabó con una oreja partida y los otros dos con el tabique nasal roto y contusiones por el cuerpo. “Una cosa habitual por estos sitios, con poca repercusión,” denuncia un empleado del suburbano. Además, señala que la policía tardó “media hora en acudir” al lugar de los hechos.

Mientras tanto, los medios de comunicación públicos y concertados se dedican a vender humo. Hablan de una celebración pacífica y sin altercados, ocultando la violencia que generan los hooligans, y silenciando otra problemática, la de los vigilantes del metro, quienes habitualmente sufren agresiones en el ejercicio de su labor profesional.

Twitter: @_davidhernandez

1 comment for “CELEBRACIÓN PACÍFICA

  1. César
    19 mayo, 2014 at 01:29

    Por un lado creo que no estaría bien asociar a la gran mayoría de gente que sí lo haya celebrado pacíficamente con estos energúmenos, pero sin dejar de comentar este tipo de incidentes.

Comments are closed.