Cari, tienes que votar

 

 

 

Tú me dices que no vas a votar porque ningún partido te representa. Yo miro a tu novio, del que te quejas a menudo ( es desordenado, es taciturno, tiene arranques de mal genio, sobre todo cuando está de bajón) y pienso ¿ Te liaste con el hombre perfecto, con un hombre maravilloso que no tiene un solo defecto? No lo creo. Te liaste con un hombre con sus cosas, como todos, pero entendiste que el mundo no es el País de las Maravillas, y que ese hombre te parecía el mejor de entre los que habías conocido, y decidiste que le aceptabas no solo por sus virtudes sino a pesar de sus defectos.
Si de verdad no crees en este sistema y no crees que haya un solo partido que te represente, entonces no tengas teléfono móvil, porque eso es integrarse en el sistema, no entres en Facebook, mucho menos en Instagram  porque eso es pagar a Zuckenberg y a la CIA de paso, que tiene derecho a ver tus datos, no compres en supermercados, ni en tiendas, mucho menos en Zara que es la que te surte de modelitos molones, no vayas a conciertos patrocinados por operadoras telefónicas o marcas de cerveza ( es decir, no vayas al 80% de los conciertos a los que acudes)… en resumidas cuentas, no consumas, no colabores con este sistema capitalista, vete a vivir al campo y cultiva tus propias hortalizas.

Si decides asumir que vives aquí, en este sistema, con todas sus imperfecciones, y que este sistema no funciona y te está exprimiendo, entonces vota, porque si tú no votas darás tu apoyo a un partido gobernando en mayoría y, como ha demostrado Berlusconi en Italia, los gobiernos de mayoría son más difíciles de controlar en caso de que haya corrupción, por ejemplo. Vota para impedir que tus impuestos ( que los vas a seguir pagando) acaben destinados a cualquier cosa menos a lo que te interesa.

Si no votas, todo seguirá como está. Si votas, puedes empezar a cambiarlo, ahora quizá no te guste al cien por cien las propuestas de Iu o UPyD o Equo o Podemos o Voz o Pacma o Paritido X o Escaños en Blanco o Iniciativa Feminista.. o cualquier otro partido, pero al menos abres las puertas para que este sistema pueda cambiar en un futuro y para que aparezca un partido que te represente. Si te limitas a no votar, entonces las cosas se quedan tal y como están.

La verdad, si alguien como tú me dice que no vota pero que se dedica a quemar contenedores y cajeros y a hackear la web del Santander, no estaré de acuerdo con lo que hace, pero entenderé que su postura es coherente: no le gusta este sistema y lo demuestra. Pero tu postura no es coherente. Tú no votas pero, eso sí, domicilias tu nómina en un cajero, pagas a una de las grandes operadoras de teléfono móvil, pagas el IVA, incluso pagas impuestos cada vez que te lías un canuto, porque el tabaco está gravado con impuestos. Es decir , estás integradísima en este sistema y colaboras en él.

Entonces ¿ qué sentido tiene no votar? ¿ Expresar tu descontento? Nadie va a hacer ni caso a ese descontento que no se plasma en nada, e incluso cuando el nivel de abstención ha sido altísimo, en cifras que superaban el 60%, esta cifra de abstención no ha cambiado el sistema y más bien a contribuido a empeorarlo como ha sido el caso de Italia

La única forma de cambiar cosas es votar. Y si de verdad entre la inmensa lista de partidos que se presentan ninguno tiene un programa que te parezca interesante, no sé que haces viviendo en esta sociedad y no te has ido ya, como tanta gente, a un pueblo perdido de Galicia a montar una comuna. En Euskadi , por ejemplo, hay montones de comunas gestionadas en pueblos pequeños: funcionan con energía solar y comen productos de su huerto. Prácticamente no consumen, y no pagan impuestos. Yo conocí a un grupo de estos , en un pueblo de Alava. Y lo mejor es que practicaban el amor libre, así que la diversión está garantizada aunque no tengan televisión ni internet. Los chicos, como iban en bicicleta por el monte, estaban super cachas, nada que ver con el tirillas de tu novio.

Nada, que si te interesa me lo dices y te pongo en contacto.

Pero si te vas a quedar aquí, vota.

1 comment for “Cari, tienes que votar

  1. nekane
    25 mayo, 2014 at 11:00

    así empezaron otros escritores…
    hasta desprestigiarse total, qué te pasa Lucía?, cuantas churras con merinas nos has mezclado!, te dá igual lo que voten pero que voten, ja!, salirse del sistema… ni las comunas que nombras están salidas.. pero creo que la olla se te vá muy a menudo.. estás tan obsesionada que no hay tiempo ni de moderar los comentarios por aquí, en fin… el sistema y tú, tú y el sistema… no te acalores, ya sabes quienes ganan…
    ahora, otra pregunta: por qué legitimar con tu voto a alguien que no cumple programa?, que lo único que se garantiza es un sueldazo con el dinero del país y colocar gestores que le mal hagan las faenas y vender el patrimonio nacional!, si les votas eres partícipe, los legitimas… allá cada cual!, éste robo hay que hacerlo caer y nunca será con los votos, solo un escaso tanto por ciento no está enchufado en su trabajo y debe favores!, hay que deslegitimarlos con la lucha y no es que haya que quemar contenerdores, porque.. qué han conseguido esos ¿?

Comments are closed.