BIDEBARRIETA

Por Kepa Tamames

 

Aunque sea al menos en algún grado, confieso haberle puesto tan particular título al artículo por concitar el interés de quien entre en esta página. Imagínense lo malito que está esto de que le lean a uno. Bueno, a lo que voy. Es Bidebarrieta el nombre de una calle de Bilbao, en pleno Casco Viejo, que alberga en su tramo inicial A su “biblioteca de toda la vida”, cuyo edificio tiene bien pasado un siglo, de estilo ecléctico, que es como no decir nada porque de todo tiene un poco. Tiene en su interior una sala romántica y silenciosa, que para eso es sala de lectura y recogimiento. Pero yo frecuento más el Salón de Actos, en el piso superior, imponente y al tiempo discreto, con vidrieras que solitas merecen una visita. Me acerco allí cada otoño porque se celebran desde hace seis años unas sesiones vespertinas [públicas] de lo más interesantes. Y sé con absoluta certeza que no estaré solo escuchando las ponencias, pues desde la platea observa con atención cerúlea Don Miguel de Unamuno. Quizá siente nostalgia de aquella su primera conferencia.

 IMAGEN 1

Se habla de animales, claro. Este próximo lunes se inauguran, en efecto, las VI JORNADAS VASCAS DE PROTECCIÓN ANIMAL. Se trata de un foro de opinión, con invitados de todas las tendencias y pareceres, media docena cada año, divididos en tres sesiones, la primera de ellas dedicada al debate, elemento esencial, creo, de toda ideología que se precie. Esta vez ponen sobre la mesa los herri kirolak, unos espectáculos bastante populares en Euskadi, donde lo mismo se levantan pedruscos enormes que se lanzan fardos de paja. Todo con tal de ganar al contrincante. Hasta ahí, ni palabra: que cada cual haga con sus músculos lo que estime oportuno, solo faltaba. Pero resulta que algunos de estos “juegos” consisten en conseguir que determinados animales (según normativa, bueyes, caballos y asnos) arrastren moles de piedra de aquí te espero. Lo consiguen, de hecho. Y, como no podía ser de otra forma, un sector de la sociedad dice que eso es una barbaridad, que los animales acaban extenuados y que sus patas sangran, lo más probable debido a que quienes se ocupan de que el evento salga como tiene que salir les pinchan durante el trayecto con una especie de clavo que corona el correspondiente palo. Yo, por una vez, ni entro ni salgo. Aquí dejo el hecho cierto, para que cada cual saque sus propias conclusiones. Esto el lunes, como digo.

 IMAGEN 2

Durante la segunda sesión (martes) visitarán el estrado dos políticos en activo (alcalde y concejala respectivamente), que disertarán sobre los proyectos animalistas que en sus municipios acabaron con éxito, prohibiendo carreras de burros, animales silvestres en los circos, la amputación de orejas y rabos por motivos estéticos o la exhibición de otros en los escaparates de tiendas. Así, a primera vista, no parece poca cosa. A uno se le ocurre que cualquiera de estos logros merecería en sí mismo un aplauso, con lo que el bloque resulta más que destacable.

Y el miércoles continúa con la cosa de los grupos políticos, cediendo esta vez el protagonismo a quienes aún no han obtenido esa cuota de poder que persiguen, cosa por completo lógica –lo de perseguirla, digo–, pues de qué se van a presentar si no a las elecciones y a redactar programas y todo eso. Porque hay formaciones que llevan la defensa de los animales en su adn, quede esto claro. Una vez alcancen su espacio, ya habrá tiempo de afearles la conducta y de señalarles con el dedo acusador como incumplidores de promesas. De momento, llaman a la puerta. No me digan que no les apetece acercarse por allí alguno de los tres días, o mejor todos. Pues eso. 

 IMAGEN 3

Soy así de despistado. Terminaba el artículo sin aclarar a los no iniciados que Bidebarrieta significa algo así como “lugar de caminos nuevos”. Quienes me siguen saben que gusto de la metáfora sencilla, con lo que les dejo esta, por vincular el lugar, las Jornadas y su propósito central y último: enseñar, aprender… pero sobre todo “aprenderse”. A quienes acudan, bienvenid@s.

 

CONSULTAR PROGRAMA AQUÍ


MI BLOG

TU BUENA OBRA