BENIDORM, UNIVERSO KITSCH

Por Marta L. Peciña

Es hortera, cursi, desproporcionada, excesiva. Y lo sabe. No se esconde, no busca ser elegante, no tiene reglas, admite todos juicios y no despliega apariencias buscadas. Benidorm es kitsch en todos sus aspectos. Y lo kitsch, amigos míos festivaleros y modernos de pro, está de moda.

benidorm01

Destino favorito de los jubilados en los viajes del Imserso, lugar de vacaciones lowcost para familias, jauría de guiris, concentración de turistas que no respetan la burbuja vital playera desplegando sus toallas por encima de tus pies, niños que corren y saltan sobre tus piernas cubriéndote de arena… Benidorm, nos guste o no, es una ciudad de vacaciones que funciona, ya sea invierno o verano, durante veinticuatro horas al día, y para envidia de Marinas D’Or, Torreviejas y Santa Polas.

Denostada durante años por una gran parte de la élite intelectual española, los grandes reproches que ha recibido la ciudad han sido los de la aglomeración, la ordinariez o el turismo de bajo poder adquisitivo. Pero como dijo el sociólogo José Manuel Iribas, Benidorm se parece mucho a una Coca-Cola de litro: es un producto industrial, de equilibradísima relación calidad-precio, conocido por todos y que por ello a nadie defrauda, apto para toda edad y condición social, útil a toda hora y capaz de combinarse con todo tipo de brebajes”.

Allí te encontrarás, nada más y nada menos, que a María Jesús y su acordeón —toda una institución en Benidorm (sí, sigue tocando los pajaritos, se sigue bailando y eso hay que verlo al menos una vez en la vida)—, bronceados imposibles, desvergüenza carnal, indolencia y despreocupación; familias atónitas ante los gogos que animan el ambiente en la Playa de Levante, leyendas de la noche como Pachá y Penélope, botellones a la orilla del mar y transitadas hamacas al alba; edificios que desafían las leyes de la gravedad, la arquitectura, la proporción y la divinidad; ingleses colonizadores, tercera edad viviendo su cuarta juventud y, desde hace cinco años, uno de los festivales que se va perfilando como uno de los mejores del panorama español veraniego: el Lowcost.

http://youtu.be/DeysxujzbRo

(Este año, para celebrar su 5º aniversario, María Jesús y su acordeón también se han unido al equipo festivalero versionando el hit de Fangoria ‘Dramas y Comedias’ junto a lo más kitsch de Benidorm (http://www.pajaritosallowcost.com).

http://youtu.be/KqYFGUcsrpE

Siempre me resultó contradictorio el hecho de huir de grandes ciudades como Madrid, escuchando continuas quejas acerca del calor, el tráfico y el agobio, para disfrutar del agosto en Benidorm. No entendía qué atractivo se podía encontrar en playas repletas, asfalto humeante y paseos nocturnos de pies arrastrados… No sería hasta años después, al descubrir su turno nocturno lleno de libertad y desparpajo, cuando llegó la reconciliación. Porque Benidorm, para los que no lo conocéis, funciona a varios turnos, y la mezcla de jubilados, familias, guiris y pendencieros noctámbulos se va solapando a lo largo de las veinticuatro horas del día, sin demasiados inconvenientes y con tiempos coincidentes de solape, para gusto, entretenimiento y contraste entre los diferentes grupos.

benidorm02

No muchos saben que el primer “grito de libertad” en Benidorm se remonta a 1952, cuando el entonces alcalde, Pedro Zaragoza, promotor e ideólogo de un destino de vacaciones para clases medias europeas y españolas, decidió autorizar el uso del bikini “en todo el término municipal” de la ciudad, sabiendo que se enfrentaba a la lógica de la moral imperante del régimen franquista.

Zaragoza aprobó el primer Plan General de Ordenación Urbana que contemplaba todo un término municipal, convirtirtiendo en urbanizables los quince millones de metros cuadrados que tiene y diseñando enormes avenidas porque, según decía, “aquí tienen que venir muchos coches”. Entre 1956 y 1963 se construyeron en Benidorm más de 8.000 apartamentos, 1.200 nuevas viviendas y un centenar de hoteles. Y, en efecto, sus calles se llenaron de Seat 600.

A este crecimiento contribuyó notablemente el Festival de la Canción de Benidorm, que arrancó en 1959 como otra de las apuestas de Pedro Zaragoza para darle notoriedad a la ciudad. En poco más de una década, Benidorm se había convertido en uno de los destinos turístico de masas más populares.

)

Sin olvidarnos del gran Benidorm Palace, que se inauguraría en 1977.

Benidorm palace

¿Puede existir algo más kitsch?  (Sí, ya lo sé, Las Vegas y el Showgirls de Verhoeven).

Y qué decir sobre sus rascacielos… Benidorm ostenta de título de ser ¡la localidad del mundo con más rascacielos por habitante! Con estilos para todos los gustos, podríamos confeccionar diferentes clasificaciones: en horterismo, en desproporción o arrogancia, y dejemos de lado la coherencia arquitectónica y las reglas estéticas del urbanismo más ortodoxo.

El más vanidoso y kitsch hasta ahora y ganador de mi particular ranking de flipómetro es el reciente Residencial In Tempo, que está siendo finalizado este 2013 en la Playa de Poniente, arrebatando el primer puesto en altura al Hotel Bali.

intempo4

Residencial In Tempo (2013)

gran-hotel-bali-benidorm_big

Hotel Bali (2002)

Aquí se trata de ver quién brilla más, más lejos y más alto. El Neguri Gane, construido casi a la par que el Hotel Bali, de clara inspiración en las Torres Blancas de Madrid, de Saénz de Oiza, quedaría relegado a un segundo lugar, incapaz de competir en capacidad de atracción con la vanidad y arrogancia de los anteriores, cual joven interesante y educada frente a dos dragqueens desenvueltas y desvergonzadas.

Neguri_Gane

Neguri Gane (2002)

Otros fueron grandes y glamurosos en su momento, y van quedando como viejas glorias de épocas mejores…

TorredeBenidorm02

Torre de Benidorm (1971)

Y otras cometen el peor pecado… el resultar un tanto anodinas y de carácter común.

torre levante

Torre Levante (1985)

 

gemelos

Gemelos  (2000)

 

esbelto13eq

Edificio_Don_Jorge

Edificio Don Jorge (2008)

g_edificio_kronos_4

Edificio Kronos (2009)

 

A pesar de su controvertido skyline, Benidorm ha devenido con el tiempo en un paradigma de sostenibilidad y en un modelo irrepetible por su configuración arquitectónica vinculada a la construcción vertical. “Benidorm es la ciudad más sostenible del Mediterráneo”, aseguraba el sociólogo Mario Gaviria, coautor del informe Benidorm, ciudad nueva.

La mayoría de los arquitectos y urbanistas dan por bueno el conocido como modelo Benidorm. Carlos Ferrater confesó a El País que “Benidorm es un buen ejemplo de una ciudad turística con densidad, que permite al vida todo el año, donde la red ciudadana está tramada y el ocio y el comercio se complementan con otros usos”. Otros llegarían a reclamar para la localidad la declaración de Patrimonio de la Humanidad, como Philippe Duhamel, de la Universidad de Angers, o el sociólogo y filósofo francés, Henri Lefevre, que reconocía a Benidorm como la ciudad mejor construida después de la II Guerra Mundial y la única que merecía ser habitada. No es necesario que lleguemos tan lejos, pero lo cierto es que el modelo no ofrece dudas.

Los hitos arquitectónicos de la ciudad no solo remiten a su skyline. El diseño de la obra pública de la ciudad también está firmada por grandes arquitectos. El Paseo de Poniente, uno de los proyectos españoles más premiados internacionalmente, es obra de Ferrater. El de Levante lo concibió en paralelo a la Barcelona olímpica Oriol Bohigas. Y se está construyendo un Centro Cultural cuyo diseño se encargó a Juan Navarro Baldeweg. Los tres han recibido el Premio Nacional de Arquitectura, aunque ya en la década de los 80 Ricardo Bofill diseñó el Parc de l’Aigüera, un pulmón verde en el centro de la ciudad.

paseo poniente

Paseo de la Playa de Poniente

Cuando desde las revistas especializadas de arquitectura sostenible se reclama un urbanismo más compacto, concentrado, que no colonice el territorio de manera descontrolada, qué quereis que os diga, Benidorm puede ser hortera y vulgar, pero es rentable y funciona de manera sostenible.  Puede ser el horror para los ortodoxos de una arquitectura mínimal y funcionalista, pero lo prefiero a esas localidades que crecieron de manera extensa con edificios de apartamentos de baja media altura, que sólo tienen vida durante un mes al año y se mantienen como eriales desiertos de humanidad el resto del año. Y no necesito dar ejemplos.

Como ya decía Fangoria, orgullosos de cualquier exceso, en el baile de la vanidad, es radiante el lujo del exceso…

Por qué dudas de que más es más.

http://youtu.be/rtuMjjdU2wc

@martaLPe

——————–

Fuente: http://lamarinaplaza.com/2013/06/09/seis-decadas-de-bikini-en-benidorm-es-decir-en-espana/

——————–

El Festival Lowcost se celebrará en Benidorm los días 26,27 y 28 de Julio.

Con Portishead, Two Door Cinema Club, Glasvegas, Fangoria, Los enemigos, Lori Meyers, Dorian, Love of Lesbian…

 www.lowcostfestival.es

CARTEL-11-JULIO

1 comment for “BENIDORM, UNIVERSO KITSCH

  1. Isabel Iribas
    18 julio, 2013 at 11:05

    Me parece acertadísima la reflexión de la ciudad, tanto como modelo urbanístico como producto turístico, y me agrada que se reconozca a Pedro Zaragoza, un gran visionario. Pero en mi opinión, en Benidorm hacen falta propuestas arriesgadas; está viviendo del impulso de los años 60 y se está quedando en cutre, sin más. Un saludo.

Comments are closed.