ALERTA: PLAGA TÓXICA

Por David Hernández

Todo recorte tiene consecuencias. El tijeretazo en limpieza y poda de árboles está teniendo efectos negativos. Muchos pinos no han sido podados en parques, en los que, además, no se limpia con la misma frecuencia que en años anteriores. En Madrid, excepto en el Retiro, se ha recortado en todos los parques. Ahora, sufren una plaga tóxica. Pero no es la única ciudad.

erradicar-oruga-procesionLos vecinos del madrileño distrito de Arganzuela están muy preocupados por una plaga que ha acabado con la vida de varios perros y que también pone en riesgo a las personas, especialmente a los niños. Se trata de la procesionaria de los pinos.

Debido a la falta de poda y limpieza no se ha evitado la plaga de estas orugas que, por estas fechas, bajan de los nidos y recorren el suelo buscando un lugar en el que enterrarse para hacer una crisálida antes de convertirse en mariposa. Salen de esas bolsas blancas de los pinos y se mueven en línea recta, como en procesión.

Las orugas son muy venenosas, tanto para las personas como para las mascotas. Quienes más sufren suelen ser los perros, a causa de su innata curiosidad. Si la chupan, sufren una especie de shock alérgico. Las clínicas veterinarias se están encontrando con un repunte, tratando un perro al día. Se les inflama la lengua, la boca, el esófago y el estómago. El perro puede quedarse sin respiración y fallecer si no acude rápidamente al veterinario. La lengua de los animales que han chupado una oruga, se necrosa, llegando a perder casi todo el órgano. Por eso, si un perro se rasca con fuerza la boca y saliva profusamente, conviene llevarlo inmediatamente a una clínica veterinaria. Pero, antes, nada más darse cuenta, se debe lavar la zona con agua templada y jabón, ya que el calor destruye el veneno, y aplicar limón o vinagre.

flickr-2333413475-hd

La procesionaria de los pinos también afecta a las personas. En Cortegana (Huelva), varios niños se han visto obligados a recibir atención hospitalaria por afecciones de pinos no podados en una escuela pública. La oposición culpa al Ayuntamiento del PP de poner en riesgo a los menores y de tener abandonado y desatendido el centro educativo.

En la guardería municipal de la localidad valenciana de Sant Joanet, gobernada por el PSOE, cerca de una veintena de personas han sufrido una intoxicación causada por esta plaga. Un grupo de alumnos entraron en contacto con las orugas mientras jugaban bajo los árboles. Tanto ellos como los educadores que acudieron a socorrerles sufrieron los efectos urticantes de la oruga en su cuerpo. Un par de niños de entre dos y tres años tuvieron que ser hospitalizados al ser afectados de gravedad.

Una nefasta consecuencia más de los recortes de unos políticos ineficientes que parecen no conocer el refrán “más vale prevenir que curar.”

Twitter: @_davidhernandez