Aborto: porcentajes y métodos

En el mundo…

-De los 210 millones de embarazos anuales, 80 millones no son planeados, es decir, dos de cada cinco embarazos.

-De los embarazos no planeados, 46 millones (58%) terminan interrumpiéndose, 19 millones de estos en países donde la interrupción voluntaria del embarazo es ilegal.

-En América Latina se practican 3.700.000 abortos inseguros. El riesgo de muerte a causa del aborto inseguro en los países en desarrollo es de 370 por cada 100.000 casos.

-El número de mujeres que mueren a causa del aborto anualmente es de 68.000, lo que es un 13% de la mortalidad materna. En América Latina, el aborto inseguro es responsable del 17% de las muertes maternas.

-Dos tercios de los abortos practicados al año corresponden a mujeres de 15 a 30 años. En América Latina, más del 50% de los abortos se practican a mujeres de 20 a 29 años y casi el 70% a mujeres menores de 30 años.

-El riesgo de morir durante el parto de las jóvenes de edades entre 15 y 19 años, según la OMS, es dos veces mayor que el de las mujeres de 20 a 30 años. Este riesgo es cinco veces mayor en las menores de 15 años.

Existen cuatro métodos abortivos:

1.- Método de succión: El 85% de los abortos en EEUU y otros países, se llevan a cabo por este método en el primer trimestre del embarazo (12 semanas). Se inserta al útero un tubo hueco que tiene un borde afilado, una fuerte succión desplaza al feto y lo deposita en un recipiente.

2.- Dilatación y curetaje: Se utiliza a finales del primer trimestre ó a principios del segundo, cuando el feto ya es demasiado grande.

3.- Dilatación y evacuación: Comunmente usado durante el tercer trimestre. Se inserta una sustancia de alga marina dentro del cervix para dilatarlo. Al día siguiente, se introduce un par de pinzas con dientes de metal, con las cuales se saca a pedazos al feto.

4.- Inyección salina: Se utiliza sólo después de las 16 semanas. Se extrae el líquido amniótico, inyectándose en su lugar una solución salina concentrada. El feto ingiere esta solución, que le producirá la muerte durante las 12 horas posteriores mediante envenenamiento, deshidratación, hemorragia cerebral y de otros órganos y convulsiones.

Por Eva Álvarez