Evitemos el desalojo de la perrera de Parla

Ayer, 15 de enero de 2013

 Voluntarios animalistas se encerraron  indefinidamente en las jaulas de la perrera de Parla

 El Ayuntamiento de Parla, gobernado por el PSOE, quiere desalojar del Centro de Protección animal a una protectora de animales para conceder la gestión a una empresa de desratización

 El consistorio vulnera todos los plazos legales e impide que la protectora que gestiona el centro desde hace 14 años pueda presentar recurso contra la adjudicación

 Voluntarios del Centro de Protección Animal de Parla se encierran hasta que el alcalde del municipio se comprometa públicamente a respetar el contrato en vigor de dicho centro

 La Voz Animal, colaboradora con la gestión de la perrera de Parla, practica el “sacrificio cero”

El desalojo, previsto para el catorce, fue paralizado por la presión de los voluntarios

 

 

 

La Voz animal presenta cerca de 15.000 firmas solicitando que no adjudiquen la protección animal a una empresa desratizadora

 

 

Desde hace catorce años la protectora de animales La Voz Animal ha colaborado directamente en la gestión del Centro de Protección Animal de Parla practicando el “sacrificio cero” y volcando todos sus esfuerzos en encontrar familias a todos los perros y gatos albergados en dicho centro.

La tarde del pasado viernes 11 de enero de 2013 el Ayuntamiento les comunica verbalmente que el 14 de enero deberán desalojar las instalaciones ya que ha contratado una empresa de desratización y control de plagas que se encargará de la recogida de los perros y gatos abandonados del municipio y la gestión del Centro de Protección Animal.

Los pliegos del contrato exigido por el Ayuntamiento de Parla impiden que ninguna entidad de protección animal pueda acceder a optar por la contratación y sólo sea posible que participen empresas de desratización y control de plagas.

Además, el consistorio vulnera todos los plazos legales establecidos según la Ley de Contratos e impide que se pueda interponer recurso alguno ya que no disponen de los quince días establecidos por la ley para recurrir dicha adjudicación.

Ante esta situación, voluntarios del Centro de Protección Animal de Parla se personan a primera hora de la mañana el día del desalojo para tratar de impedir que éste se lleve a cabo.

A media mañana un equipo de cerrajeros se presenta en las instalaciones para cambiar la cerradura tal y como había advertido el alcalde del consistorio, José María Fraile.

Ante la presión de los voluntarios y la presencia de diversos medios de comunicación, los cerrajeros desisten de su empeño abandonando las instalaciones.

 

Una veintena de voluntarios, deciden en ese momento iniciar un encierro en las jaulas del Centro de Protección Animal de Parla afirmando que no abandonarán el encierro hasta que el alcalde se comprometa públicamente a respetar el cumplimiento de los trámites legales, ya que el nuevo contrato se ha firmado sin haber finalizado el contrato actual.

Los voluntarios exigen que se garantice que no se va a proceder al desalojo de las instalaciones sin notificación alguna y de manera irregular, así como al cambio de cerradura de las instalaciones ni enviando a las fuerzas de seguridad. Desde La Voz Animal aseguran que una vez cumplidos todos los requisitos legales para la nueva contratación, acatarán la resolución alcanzada por el Tribunal, tanto si es favorable a ellos como si no lo fuese.

 

Esta situación lleva planeando meses sobre el municipio de Parla. Cuando el consistorio abre nuevo concurso para adjudicar la gestión del Centro de Protección Animal, miembros de la junta directiva de La Voz animal, así como otras asociaciones de la Comunidad de Madrid, intentan presentarse para la renovación del contrato, mejorando incluso todas las ofertas existentes.

El alcalde de Parla, José María Fraile, se niega a escuchar la propuesta de las protectoras y considera mejor para su municipio invertir una mayor cantidad de dinero obteniendo a cambio una menor protección de los animales abandonados en Parla.

Los propios pliegos de contratación contradicen la Ordenanza de Protección de los Animales del Ayuntamiento de Parla y la Ley de Protección Animal de la Comunidad de Madrid que, entre otros aspectos, da preferencia a las entidades de protección animal para hacerse cargo de este cometido o pretende cobrar las esterilizaciones de los animales que se adopten. Las esterilizaciones son  obligatoriamente gratuitas en cualquier centro oficial de protección animal de la Comunidad de Madrid.

 

La empresa de desratización Athisa Residuos Biosanitarios se hará cargo de controlar las plagas del municipio parleño si no se consigue paralizar este proceso irregular de contratación.

Entre estas “plagas” se encuentran los perros y gatos abandonados.

Las empresas de este tipo no están preparadas para realizar un verdadero servicio de protección animal, sino para todo lo contrario, acabar con las “plagas” que puedan causar molestias en el municipio.

El PSOE, con esta actitud, demuestra muy poca sensibilidad ante el problema del abandono de animales y sólo parece importarle poder deshacerse del “problema”.

Actualmente Parla es uno de los pocos municipios de España que practica el “sacrificio cero” en su centro de protección animal, pero el actual alcalde de Parla prefiere dar un paso atrás en la protección de los animales de su municipio aumentando el gasto y disminuyendo el bienestar de sus animales.

Haciendo, por lo tanto, un mal uso del dinero público.

Haciendo caso omiso del clamor ciudadano contra esta decisión política.

 

Firma para impedir el desalojo de los animales de la perrera de Parla:

http://www.change.org/es/peticiones/ayuntamiento-de-parla-que-evite-que-una-desratizadora-mate-a-los-perros-y-gatos-de-parla?;utm_medium=facebook&utm_campaign=share_button_action_box&utm_source=share_petition&utm_term=18476711&utm_source=share_petition&utm_medium=url_share&utm_campaign=url_share_before_sign

“El Ayuntamiento de Parla, gobernado por el PSOE, ha decidido darle la gestión del Centro de Protección Animal a una empresa desratizadora, considerando a los perros y gatos como una plaga a exterminar. Gracias al apoyo de nuestros voluntarios vamos a tratar de frenar el desalojo ilegal que pretende llevar a cabo el alcalde de Parla, José María Fraile ya que no ha respetado ninguno de los plazos legales establecidos para la firma del nuevo contrato. Desde La Voz Animal, hacemos un llamamiento a los activistas animalistas para que se unan a nuestro encierro indefinido y nos ayuden a proteger a los animales abandonados del municipio de Parla, porque ahora la vida de los animales depende de nosotros”, manifestó Beatriz Menchén, vicepresidenta de La Voz Animal.

 

 

 

Fin del comunicado: para más información Tel: 649022582 (Beatriz Menchén) – lavozanimal@yahoo.es

 

 

 

1 comment for “Evitemos el desalojo de la perrera de Parla

  1. 16 enero, 2013 at 19:17

    no sean ingratos son seres vivos su unico problema es no poder hablar para defenderse, ayudenlos dios los va a recompensar por ayudarlos ellos necesitan donde quedarse y ustedes tienen casa por favor

Comments are closed.