12 maneras de hacer feliz a tu hijo

 

1. Ser feliz tú mismo.


Los niños Son los barómetros de la felicidad de sus padres. Tienes que verte optimista, animado y feliz. No dando saltos por la casa, pero sí confiado y alegre
Los neurocientíficos creen que, al escuchar a otra persona reírse, las neuronas de espejo sueltan mensajes que provocan que uno se sienta de una manera similar que la otra

 

2. Enseñarles a construir relaciones interpersonales.

. Se puede iniciar con motivar a los niños a que realicen actividades filantrópicas, y así ir construyendo cierta empatía. Que sea voluntario en un refugio para perros, que te acompañe a colaborar en clubs de lectura para niños de acogida, a recaudar dinero para alguna causa. Este tipo de acciones no sólo fomentan habilidades sociales s, sino también motivan a ser felices, porque construyen empatía

3 Inculca el esfuerzo, y no la perfección


. Aunque la perfección no existe, la verdad es que muchas madres caemos en la falsa ilusión de educar a niños perfectos: tanto en el trabajo como en las relaciones. Y eso solo conduce a altos altos niveles de depresión y ansiedad s. Por ello, es imprescindible que exijas el esfuerzo (energía natural del ser humano) y no la perfección (demanda absurda). No le pidas que sea el mejor, sino que dé lo mejor de sí

 

4. Educa el optimismo.


La felicidad está íntimamente relacionada con el optimismo, con aprender a ver el vaso medio lleno y no medio vacío, y con pensar que hay que disfrutarlo que se tiene cuando se tiene.

 

5. Refuerza la inteligencia emocional.
Es importante recordar que la inteligencia emocional es una habilidad, y no un requisito nato. Enséñales a manejar la rabia, la ira y la frustración. Que cuando estén enfadados puedan dibujar su enfado, escribir sobre él o hablar sobre él, que puedan analizarlo y racionalizarlo

.

.

6. Forma hábitos de  felicidad.


Enséñales a escribir cada noche un diario con los momentos felices del día

 

.

.

7. Inculca la  autodisciplina.
Fomenta valores como responsabilidad, solidaridad y perseverancia, La habilidad de esperar una gratificación inmediata refleja la capacidad de soportar la frustración ante estímulos desagradables. Por ello, la autodisciplina facilita el proceso de aprendizaje, de tolerancia a la frustración y el proceso de información. Impón horas para el estudio, pero siempre con refuerzos positivos.

.

.

8. Refuerza lo que hacen bien, ignora lo que hacen mal
El refuerzo positivo funciona mucho mejor que el castigo y forma individuos con autoestima

.

.

9. Motiva  los juegos.
Los juegos refuerzan la creatividad y meditación. Es decir, se aprende a disfrutar el momento cuando se trata de juegos activos y espontáneos. Los juegos,incrementan las conexiones neuronales para el desarrollo cognitivo y emocional de los niños.

.

.

10. Limita las horas de tele y de tablet.
Esto tiene que ver con el apartado anterior. Un niño enganchado a la tele o a la tablet no aprende a jugar, a leer, a dibujar.

.

.

11- Cena con él/ ella, sin tele.
Que se acostumbre a que todas las noches hay una hora en la que la familia habla y comenta lo que le ha pasado en el día La constancia de la unión familiar puede reforzar la felicidad tanto de uno como la de los hijos. . Es una tradición que fomenta estabilidad emocional y unión.

 

.

.

12. Llévale a ver CUENTOS CLÁSICOS PARA TIEMPOS MODERNOS, una obra de teatro interactivo en la que los espectadores acaban actuando y cantando en el escenario.

Estos cuentos parten de la historia original pero la vuelven del revés. Cenicienta es una poligonera, Caperucita es gótica, la Bella Durmiente ve horrorizada cómo van a expropiarle su castillo para construir un campo de golf, la Bruja Maléfica es una alcaldesa ávida de poder y el Príncipe Encantador es un pijo un tanto tontaina con visa black pero con un corazón de oro.
Los espectadores podrán convertirse en personajes de cuento, acudir a una manifestación, ayudar al príncipe a escoger princesa o cantar con el Lobo.
Y te juramos que si no te ríes mucho, a la salida te devolvemos tu dinero.
( este domingo a las 12:30 en el Teatro del Arte, calle San Cosme Y San Damián, 28012, Madrid, 8 euros)